05 septiembre 2008

Articulo Saltan Alarmas. Editado en DT

Cuando saltan demasiadas alarmas

…. Nos deberíamos empezar a preguntar en la necesidad de reformar los organismos económicos mundiales con unos mecanismos reguladores que sean más eficaces, mas rápidos, con más recursos para que intenten solucionar los problemas económicos cuando aun son pequeños. Las actuaciones individuales de los países en un mundo globalizado son ineficaces.

Estos cambios pueden requerir un nuevo orden económico mundial, a mi entender debería estar basado en la economía social, en la economía del conocimiento y no en la economía especulativa, que por lo que se ve tarde o temprano acaba explotando. Si seguimos con los mismo esquemas, al final tendremos otra crisis cada vez más difícil de superar, el mismo sistema financiero puede asegurar los mismos resultados.

El orden económico que se creo después de la segunda guerra mundial, con los acuerdos de Bretton Woods con controles de capital y regulación de divisas, que estuvieron vigentes hasta principios de los años 70., repercutieron en un crecimiento económico muy considerable y equitativo. ¿La especulación actual puede ser debida al no tener controles del capital como en esta época dorada?
Se necesitan nuevos acuerdos a nivel mundial, para conseguir un crecimiento justo, equitativo y sostenible. La globalización económica crea oportunidades pero también crea desequilibrios. Los mecanismos actuales para regular la inflación, el paro, las tasas de interés, las políticas fiscales ,etc, acaban siendo poco efectivas, es un enfermo al que se le soluciona un enfermedad pero se le agrava otra.
Estos últimos 25 años los cambios mundiales, han supuesto muchos cambios en el entorno como la deslocalización de fábricas, la influencia en la economía de los nuevos países emergentes, los cambios en los canales de distribución, los cambios en las estructuras de las empresas, etc,hacen necesario un nuevo orden económico mundial.

Publicado en prensa: 24-1-2008