19 noviembre 2014

La imprescindible reindustrialización de España -JULIÁN PAVÓN Y JOSÉ LUIS DE LA FUENTE O’CONNOR

La imprescindible reindustrialización de España

Es imprescindible una verdadera estrategia de Estado para la industria manufacturera española

Las recientes iniciativas sobre revitalización o política industrial de los Gobiernos de China, Francia, Reino Unido y Japón, la lectura de informes al respecto de afamadas consultoras y think tanks, así como el interesante libro de Andrés Muñoz Machado sobre política industrial, nos animan a aportar las siguientes consideraciones.
La evolución de la crisis económica y financiera actual que padecemos a escala mundial, con una especial virulencia en ciertos países de Europa, y con particularidades dramáticas para nuestro tejido productivo, del que han desaparecido industrias y sectores que probablemente nunca regresarán a su estadio anterior o, incluso, desaparecerán de nuestra geografía industrial, y la reconsideración a todos los niveles del tradicional papel del Estado en precedentes históricos similares de depresión para impulsar el crecimiento y el empleo, hacen imprescindible volver a plantearse —pues los tiempos en los que pensábamos que todo, sobre todo lo bueno, vendría de Europa han pasado— una verdadera estrategia de Estado para la industria manufacturera española, con enfoques propios de una economía integrada en la Unión Europea y atendiendo a los que el World Economic Forum denomina 12 pilares de la competitividad: instituciones, infraestructuras, entorno macroeconómico, sistemas de salud y educación primaria, universidad, eficiencia de los mercados de bienes y servicios, laboral y financiero, desarrollo tecnológico, innovación, etcétera.
Si se analizan los planes, estrategias o políticas industriales, se llamen como se llamen, que en este momento lanzan o persiguen China, Francia, Alemania, Japón y Reino Unido —con Gobiernos de espectro ideológico muy distinto—, así como la UE en su conjunto, lo primero que se evidencia es que el maniqueísmo ancestral estatal de política industrial se ha decantado claramente hacia planes no ya defensivos u orientativos, sino claramente ofensivos por parte de los ejecutivos nacionales. Todos estos esfuerzos están presididos por una visión ambiciosa estratégica de largo plazo que trascienda de los periodos legislativos habituales y con vocación y recursos para poderse adaptar a los datos y tendencias que vayan proporcionando los desarrollos venideros, así como a asimilar sin rasgarse las vestiduras los fracasos que se den. En el caso europeo, con el objetivo de que la contribución del tejido productivo industrial al Producto Interior Bruto (PIB) europeo pase de un 16%, cifra a la que ha caído en el año 2012, hasta un 20% en el año 2020. El porcentaje del valor añadido es el 15% actualmente en la UE, y el empleo, el 14%.
Todos los planes o políticas se desarrollan en un entorno de crisis —con condicionantes de austeridad en el gasto público, lo que no parece incompatible con los objetivos propuestos— y en un ecosistema de planes de la Unión Europea que, en función de la innovación y la competitividad, para 2020 se conceptúan como sostenibles, inteligentes e incluyentes.
Hay que estar muy atentos y tratar de anticiparse con imaginación a las oportunidades
Parece claro, pues, que el coste de no hacer nada a medio y a largo plazo a escala gubernamental en los países de la UE se considera un riesgo muy superior al de acometer planes ambiciosos de expansión. En Japón, igualmente.
Las evidencias de estudios empíricos recientes muy citados de estudiosos y consultoras de alto nivel han puesto de manifiesto que el tan vilipendiado en el imaginario colectivo papel del Estado en las economías occidentales en las últimas décadas no ha sido del todo execrable, y sí fundamental como impulsor, emprendedor y atrevido tomador de decisiones de riesgo en cuanto a inversiones en programas civiles y militares, científicos y tecnológicos de base de éxito —siendo a este respecto el indudable número uno Estados Unidos—. Esos programas nos permiten en la actualidad, globalmente, poder contar con un ecosistema industrial y social con Internet, GPS, trenes de alta velocidad, múltiples desarrollos en medicamentos y tecnologías de la salud, la energía nuclear para producir electricidad y un sinfín de avances que damos como sentados y esenciales actualmente, pero que han requerido esas decisiones audaces, o el caldo de cultivo y masas críticas para poderlas plantear —compendiados en los referidos pilares—, y sus posteriores desarrollos y aplicaciones por empresas competitivas de los diversos tejidos productivos del mundo.
En el ámbito español, ahora que se vislumbra que lo peor de la crisis puede haberse dejado atrás, parece el momento idóneo para imaginar cuáles han de ser los posibles desarrollos futuros de una moderna España industrial en los diversos sectores en los que podemos competir en el terreno macroeconómico —precios o intangibles (marca made in Spain, calidad, diseño, tecnología, servicio posventa, empresariedad, internacionalización, innovación, excelencia en la gestión y canales de distribución)— y cómo conseguir acometer con los mismos el objetivo número uno de nuestra economía, que no puede ser otro que el paliar el acuciante y dramático problema de paro que tenemos y que hipoteca nuestro futuro como país y como sociedad libre.
Con esos posibles objetivos habría que concebir una nueva estrategia de producción o revitalización industrial para alcanzarlos en el medio o largo plazo, con nuevos espacios de creación de alto valor añadido para nuestros productos manufacturados. La misma ha de equilibrar:
  • Las virtudes industriales de nuestro tejido productivo, quiénes las poseen y nuestras visiones de futuro en un ecosistema de tercera revolución industrial —apoyada sobre la microelectrónica, el software e Internet— en la que estamos inmersos.
  • Qué oportunidades presentan nuestras sociedades y mercados internos en el ámbito europeo, así como los mundiales, a los que hemos accedido en tromba los últimos lustros haciendo de la necesidad virtud, y cómo podemos servirlos mejor, qué no dan otros que pueda aportar el made in Spain, etcétera.
  • Cómo podemos hacerlo mejor en los ámbitos de la educación, la investigación universitaria, compitiendo por los mejores alumnos, profesores, proyectos, y en ciencia de base, los servicios básicos, y los pilares donde cimentar y basar este esfuerzo colectivo: acceso a una financiación adecuada (hoy en estado crítico), la informatización de sectores básicos de la economía, administración y servicios, cadenas de suministros básicos, etcétera.
El escenario de mundialización —corolario de esa tercera revolución industrial— en el que España se desenvuelve ya con soltura hace que debamos afrontar esa estrategia en un nuevo paradigma distinto al de políticas industriales verticales tradicionales, basadas en adaptar las mecánicas productivas y las cadenas de suministro a los medios de producción nuevos, distintos medios logísticos, etcétera. Ahora también hay que estar muy atentos y tratar de anticiparse con imaginación a las oportunidades que prometen los nuevos desarrollos tecnológicos por llegar, la deslocalización de la producción, los nuevos yacimientos de riqueza que, como los datos, prometen nuevos Eldorados para la economía digital, y habrá que hacer un notable esfuerzo prospectivo y de inteligencia colectiva para apreciar dónde se puede llegar con los mismos y qué desarrollos tecnológicos y organizativos básicos hay que obtener para lograrlos, planificarlos y ponerlos en marcha. Un cerebro humano cultivado y abierto se va a convertir sin duda en el recurso más apreciado de las próximas décadas.
De los planes de nuestros vecinos en ese ecosistema mundial, y de sus prioridades y objetivos en las estrategias que persiguen, se deduce claramente que las mismas giran en torno a varios grandes asuntos horizontales:
  • La transición ecológica y energética como palancas de un formidable cambio industrial y sociológico de oferta-demanda.
  • La economía digital y el manejo y la explotación de los datos que genera para proporcionar nuevos yacimientos de empleo y servicios embebidos en productos industriales.
  • La economía de la salud y los alimentos.
  • Nuevas tecnologías y fábricas del futuro adaptadas a demandas diferenciadas.
  • Conocimientos y habilidades nuevos, así como reducción de barreras al comercio y cadenas de valor globales.
La articulación de estos grandes apartados con sectores industriales verticales más al uso debe atender los condicionantes geopolíticos y de cooperación que sean factibles dentro de la UE. En el caso de Francia, por ejemplo —este país ha pasado de ser en 1980 el quinto país del mundo en valor añadido bruto de su industria manufacturera a ser el octavo en 2010; España, del noveno al décimocuarto—, se plasman en 34 planes industriales (planes de batalla o reconquista, como los denominan) con los que la nueva Francia industrial ha de luchar en el escenario de competencia mundial, y en siete denominadas ambiciones que perseguir. Sin ambages, vamos.
Julián Pavón es catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, yJosé Luis de la Fuente O’Connor es profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid y presidente de la Asociación Española para la Promoción de la Inteligencia Competitiva.

15 noviembre 2014

Medidas para favorecer la contratación indefinida BBV


MERCADO LABORAL
Medidas para favorecer la contratación indefinida
Unidad de España: Miguel Cardoso, Rafael Doménech, Juan Ramón García y Camilo A. Ulloa
Fundación Sagardoy: Jesús Rafael Mercader e Íñigo Sagardoy

Las reformas aprobadas desde comienzos del 2012 han tratado de corregir muchas de las
deficiencias endémicas del mercado de trabajo español. Pero la situación actual todavía
requiere de medidas adicionales. Para favorecer la contratación estable y proteger a los
colectivos con mayores dificultades de inserción laboral, en este documento se propone
conjugar una simplificación efectiva del menú de contratos con un cambio sustancial del
sistema indemnizatorio, de manera que el contrato indefinido sea la opción preferida por
empresas y trabajadores. Al respecto, se sugiere un sistema mixto en el que una parte de la
indemnización por finalización del contrato dependería de la antigüedad del trabajador en la
empresa y la otra, de una cuenta de ahorro individual similar al modelo austriaco.
Esta propuesta atenuaría la incertidumbre que obstaculiza la contratación indefinida,
propiciaría la inversión en capital humano específico, aumentaría la productividad,
incentivaría la movilidad laboral y geográfica, beneficiaría la reasignación sectorial del
empleo, y ayudaría a modernizar la negociación colectiva. Finalmente, la creación del
fondo de capitalización facilitaría la planificación financiera de las empresas, aumentaría
el ahorro de los trabajadores y el nivel de renta de los futuros pensionistas

https://www.bbvaresearch.com/wp-content/uploads/2014/11/Observatorio-reforma_sistema_indemnizatorio_e1.pdf


http://vozpopuli.com/blogs/5110-juan-r-rallo-austriacas-mochilas-espanoles-grilletes-sociales

09 noviembre 2014

N-476: Abre los ojos, en el proceso catalan, las negociaciones secretas y sus escenarios establecidos 9N

¿Como se deben analizar los posibles escenarios ?
¿Como enfocar las soluciones politicas para que la opinión publica, los politicos puedan argumentar que todos han ganado, con sus matices?
¿Que nos dice la teoria de juegos y la negociación de conflictos?

1. Escenario de negociación por ambas partes
Pactado con las mismas condiciones, sin una posición dominante
Es el Caso Escocia, referendum negociado durante una decada, vinculante, democratico, legal,equitativo, con las mismas  oportunidades en los medios de comunicación (explicando al detalle todas las opciones que funcionan, modelos federales de Suiza,EEUU,Canada, etc)
Referendum:Hubiese sido el mejor Escenario si ambas partes hubiesen negociado, no ha sido posible por la negativa de una parte y por la falta de apoyo de Europa por la otra parte
Parte de los ciudadanos solo votarian si su voto fue util,legal, acordado por las partes.
-Negociación, pacto, fomenta el entendimiento y la colaboración

2. Escenario Consulta no vinculante
De referendum a Consulta a Proposición participativa a....
Una posición  impone sus propuestas, pero dejando que la otra parte no se sienta fracasada.
Caso actual, todos ganan una parte, y pueden seguir en sus puestos
En realidad hay una negociación secreta entre las partes para evitar escenarios mas conflctivos **
En este caso una cada parte amenaza a la otra, los medios magnifican, y la opinión publica se radicaliza ("Si no nos dejan votar, insumisión")

-Se consigue la foto deseada por Mas, con mucha ciudadania votando y todo  sigue igual, se gana tiempo, se muestra "la fuerza" de cada parte como argumentos para posteriores negociaciones.Evita su dimisión y evita anticipar las elecciones

-Se retrasa el debate de la reforma de la constitución y la propuesta federal, si puede impulsar a un posterior referendum vinculante

3. Escenario No consulta
Una parte dominante fuerza por via judicial para que no se puedan realizar las votaciones,
generara un Conflcto social con consecuencias de tensión larga entre las partes, Se cierra una negociación a corto plazo

4.Escenario Choque de trenes
Una parte ejecuta de forma penal actuando duramente contra las ilegalidades, al poder demostarlo,si tiene el apoyo de los tribunales, si ademas no hay apoyo de Europa, una parte pierde claramente y el frentismo puede ser ingobernable
Ambas partes tienen mucho a perder
Se cierra la posibilidad de negociación. El conflcto se eterniza


Conclusion

-El pacto secreto siempre ha existido, siempre hay un plan A, un B, y un C....aunque se niegue

-La teoria de juegos, la negociación de conflictos establece la ponderación de cada escenario

-No hay ni vencedor ni ganador, los medios se posicionaran con sus estrategias de siempre,los medios controlados por la generalitat sin opción a las otras alternativas, la realidad es que interpretar los resultados de forma neutral es imposible, porque muchos ciudadanos al final no han votado,  seguramente por creer que este proceso ha sido realizado de una forma  muy mal gestionada por la cerración de los politicos de ambas partes ¿quien ha salvado los muebles ? los estrategas negociadores que secretamente avanzan hacia una solución compartida

-Queda en evidencia los errores manifestados por periodistas, opinadores, manipuladores, demagogos  sobre como acabaria el proceso, porque desconocimiento que siempre pueden existir pactos secretos

-Esto se aplican a la economia mundial, cuando hay opinadores que no estudian bien los escenarios, al no conosiderar que suelen existir  pactos secretos entre paises, contratos  entre empresas, entre politicos

Analizar

** "Cuando el 12 de diciembre del 2013 el president Artur Mas anunció solemnemente que había pactado con el resto de partidos proconsulta una fecha de convocatoria -el 9 de noviembre- y una doble pregunta para el referéndum soberanista, el sociólogo de cabecera del PP, Pedro Arriola, llevaba meses siendo la voz y los oídos de Mariano Rajoy en las conversaciones secretas que mantenía con Joan Rigol, el histórico dirigente de Unió y responsable del Pacte Nacional pel Dret a Decidir, que actuaba como emisario de Mas.

Se intentaba reconducir las relaciones entre el Estado y la Generalitat en un plano de máxima discreción. Tanto, que uno de los primeros pactos que alcanzaron es que si estos encuentros -que se celebraron en Madrid y en Barcelona- se hacían públicos, serían negados por las partes implicadas. Según confirmaron a EL PERIÓDICO fuentes conocedoras de estos contactos, en enero del 2014 se unió a ellos un tercer hombre, el socialista José Enrique Serrano, al que el entonces secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, colocó en el tablero. Una estrategia a la que meses después dio su bendición el heredero de la dirección del PSOE,Pedro Sánchez. Este triángulo de fontaneros políticos ha mantenido abierto el grifo del diálogo contra viento y marea y hasta las horas previas al 9-N.



Antecedentes

"Apoyaremos el estatut que se decida en Catalunya" PSOE
"Incitaremos al incumplimiento de las leyes" ER



Por Xavier Vidal-Folch: "Demà tots han de ser iguals. Els catalans que participin avui en el que creuen que és un festival democràtic —seran molts— i els que rebutgin anar-hi perquè entenen que és com una pantomima enganyosa —també molts, segurament més—. Tots iguals. Tots respectables, considerem nobles o mesquins els seus impulsos, propòsits i idees"

Per Roger Molinas: "No entenc res del que succeeix al meu voltant. Igual resulta que el materialisme històric m’ha convertit en una persona freda i racional com un robot mecànic, però em resulta incomprensible estar rodejat de tantíssima gent que avui viurà tan apassionadament un simulacre de referèndum com si fos la presa de la Bastilla o l’assalt del Palau d’Hivern i a partir de demà visquéssim en un planeta diferent."

Ciudadanos  con derecho al voto en Cataluña, en torno a 5.383.000. Votos en la "consulta" , sobre 2 millones. Porcentaje de participación aprox: 34,30%.

02 noviembre 2014

Documentales para enseñar historia economica

http://www.aehe.net/2010/10/documentales-serie.pdf

Documentales para enseñar historia económica
Miguel Angel Bringas y Julio Revuelta
Departamento de Economía - Universidad de Cantabria
Dirección para correspondencia: E-mail: miguel.bringas@unican.es
Documentales sobre historia económica mundial del siglo XIX
Serie documental: ¿Qué hizo la revolución industrial por nosotros?
Documentales: 1. El mundo material: 2. Maravillas de fábricas: 3. En movimiento;
4. La medicina moderna; 5.La maquinaria de guerra y 6. La vida urbana.
Productora: P. Wheatley, S. Haggard y J. Stamp para la BBC/The Open University
Dirección: S. Baker, J. Hassid y B. Pink
Año: 2003
Duración: 30 minutos cada documental
Palabras claves: revolución industrial/tecnológica, crecimiento económico, Gran Bretaña, siglos XVIII-XIX
Nivel recomendado: educación secundaria y bachillerato
Página Web: www.open2.net/industrialrevolution/
Enlace en internet: http://documentalesatonline.blogspot.com/2010/05/que-hizo-la-revolucion-industrial-por.html
Documental: An age of revolutions
Serie documental: The Europeans
Productora: Films Media Group/Films for the Humanities & Sciences
Año: 1997
Duración: 23 minutos
Palabras claves: revolución industrial, revolución francesa, siglos XVIII-XIX, Europa
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web: http://ffh.films.com/id/9121/An_Age_of_Revolutions.htm
Documental: Between the wars: the economic seeds of World War II
Serie documental: The Europeans
Productora: Films Media Group/Films for the Humanities & Sciences
Año: 1997
Duración: 25 minutos
Palabras claves: guerras mundiales, siglo XIX, economía entreguerras, Tratado de Versalles
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web:
Enlace en Internet:
http://ffh.films.com/id/9123/Between_the_Wars_The_Economic_Seeds_of_World_War_
Documentales para enseñar historia económica
Miguel Angel Bringas y Julio Revuelta
Departamento de Economía - Universidad de Cantabria
Dirección para correspondencia: E-mail: miguel.bringas@unican.es
Documentales sobre historia económica mundial del siglo XIX
Serie documental: ¿Qué hizo la revolución industrial por nosotros?
Documentales: 1. El mundo material: 2. Maravillas de fábricas: 3. En movimiento;
4. La medicina moderna; 5.La maquinaria de guerra y 6. La vida urbana.
Productora: P. Wheatley, S. Haggard y J. Stamp para la BBC/The Open University
Dirección: S. Baker, J. Hassid y B. Pink

Documental: La fabulosa historia del dollar
Productora: Blakeway Production
Dirección: A. Lasfergues
Año: 2008
Duración: 52 minutos
Palabras claves: Estados Unidos, siglos XIX-XX, historia del dólar, sistema financiero
Nivel recomendado: bachillerato
Enlace en Internet:
Página Web:
http://www.uned.es/experto-dinero-banca/noticias.htm#dolar
Documental: CSA: Confederate States of America
Productora: R. Cowan.para la British Broadcasting Service
Dirección: K. Willmott
Año: 2004
Duración: 91 minutos
Palabras claves: contrafactual histórico, Estados Unidos, siglos XIX-XX
Nivel recomendado: universitario
www.csathemovie.com
Enlace en Internet: http://www.p2platinos.com/descargar-csa-the-confederate-states-of-america-4849.html, y
 http://www.elsuricato.com/2009/09/csa-confederate-states-of-america.html
Serie documental: América, la historia de EEUU
Documentales: 3. Hacia el Oeste, 6. Llega el ferrocarril, 7. El desarrollo de las ciudades,
 8. El boom económico, 9. La gran depresión, 11. Superpotencia.
Productora: Jane Root para la A & E Television Networks
Año: 2010
Duración: 60 minutos cada documental
Palabras claves: siglos XIX-XX, transformaciones económicas, urbanización, potencia económica
Nivel recomendado: educación secundaria y bachillerato
Página Web: http://www.canaldehistoria.es/notepierdas/120/America--la-historia-de-EE-UU
Documental: The Meiji Revolution
Serie documental: The Pacific Century
Productora: P. Bull y A. Gibney para PBS y The Pacific Basin Institute/Pomona College
Año: 1992
Duración: 60 minutos
Palabras claves: siglos XIX-XX, milagro japonés, economía asiática, revolución Meiji
Nivel recomendado: universitario
Página Web: http://www.pomona.edu/pbi/pacificcentury/.
Enlace en Internet:
Página Web:
http://www.pacificcentury.org/LINKS2VIDEO.html
Documental: La cadena de montaje
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: cambios tecnológicos y organizativos, siglos XIX-XX, Ford Motor Company, taylorismo
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: Henry Ford
Productora: P. Tarshis y H. Dann para Television Networks
Año: 1994
Duración: 45 minutos
Palabras claves: Ford Motor Company, modelo T, motorización de la sociedad, Henry Ford
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web:
Página Web:
http://www.tu.tv/videos/henry-ford-03-de-30-biografias
Documental: La era de la esperanza
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: progreso tecnológico, siglos XIX-XX, Belle Epoque, paz y progreso, colonialismo
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Palabras claves:
http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: La revolución industrial 1870-1914
Serie documental: Atlas visual de historia universal
Productora: Network Televisión/Golcrest Television
Dirección: J. S. Gilbert
Año: 1985
Duración: 25 minutos
historia económica, imperialismo, colonialismo, imperio británico, era victoriana
Nivel recomendado: educación secundaria
Documentales: La revolución industrial. Los inicios de 1750 a 1850. De la exposición universal a la
 Primera Guerra Mundial y La época de entreguerras. La depresión de 1929
Productora: Fundación de Serveis de Cultura Popular
Año: 1986
Duración: 40 minutos cada documental
Nivel recomendado: educación secundaria
Serie documental: Historia del hombre
Documental: La revolución industrial y El mundo industrial
Productora: Universidad de California/Museo de Arte Metropolitano de Nueva York para Coronet/MTI Films
Año: 1995
Duración: 30 minutos cada documental
Palabras claves: crecimiento económico, sociedad industrial, siglo XIX-XX, Estados Unidos/Europa
Nivel recomendado: educación secundaria
Documentales sobre la economía en el periodo de entreguerras, 1914-1947
Documental: El fin del Antiguo Régimen, 1900-1931
Serie documental: Atlas visual de historia universal
Productora: Network Televisión/Golcrest Television
Dirección: J. S. Gilbert
Año: 1985
Duración: 24 minutos
Palabras claves: Primera Guerra Mundial, Estados Unidos, revolución rusa, Belle Epoque
Nivel recomendado: educación secundaria
Documental: Campos de muerte
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: Primera Guerra Mundial, economía de guerra, 1914-1918, Europa
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web:
Enlace en Internet:
http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: Las flappers: pioneras del siglo XX
Productora: British Pathé PLC
Dirección: K. Botting
Año: 2007
Duración: 52 minutos
Palabras claves: años veinte, movimiento feminista, Estados Unidos/Gran Bretaña, sufragistas
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
http://documentales.tv-on.es/historia/mujer-sin-complejos-las-flappers-pioneras-del-siglo-xx/
Documental: The Money Masters: Federal Reserve History (I y II)
Dirección: B. Still y P. Carmack
Año: 1996
Duración: 210 minutos
Palabras claves: Estados Unidos, Reserva Federal, siglo XX, sistema financiero mundial
Nivel recomendado: universitario
Página Web: http://www.themoneymasters.com.
Serie documental: Comunismo, historia de una ilusión
Documentales: 1. La revolución de Lenin, 2. El imperio de Stalin y 3. El Colapso
Productora: NDR y Baviera Film
Dirección: C. Weisenborn
Año: 2005
Duración: 51 minutos cada documental
Palabras claves: comunismo de guerra, colectivización, economía planificada, Perestroika, 1917-1991
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://documentalesatonline.blogspot.com/2009/11/comunismo-historia-de-una-ilusion2005.htm
Documental: Anatomía de la crisis
Serie documental: Libre para elegir
Productora: Public Broadcasting Service
Año: 1979
Duración: 59 minutos
Palabras claves: crisis de 1929; Friedman, keynesianismo/liberalismo, Reserva Federal
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://newmedia.ufm.edu/gsm/index.php/Anatom%C3%ADa_de_la_crisis y

Página Web:
http://www.elcato.org/node/5423
Documental: La cola del pan
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: crisis de 1929, desempleo, internacionalización de la crisis, New Deal, socialdemocracia
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Enlace en Internet:
http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: 1929, la sombra de la crisis
Productora: La Sept Arte y Roche Productions
Dirección: A. Adler
Año: 2000
Duración: 53 minutos
Palabras claves: crisis bursátil-financiera, Estados Unidos/tigres asiáticos, las crisis de 1929 y 1997/98
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
http://www.degerencia.com/videos/la_sombra_de_la_crisis_1 y

Enlace en Internet:
http://www.uned.es/experto-dinero-banca/noticias5.htm
Documental: Recordar 1929: el año de gran crisis
Productora: R. O’Connor y D. Joyner para la HTI Productions
Dirección: P. Dickin
Año: 2008
Duración: 50 minutos
Palabras claves: crecimiento económico, economía/sociedad años 20, Estados Unidos, crisis de 1929
Nivel recomendado: universitario
Documental: 1929: el gran crack
Productora: Blakeway Productions/BBC
Dirección: J. Bartholomev
Año: 2009
Duración: 58 minutos
Palabras claves: crisis de 1929/crisis actual, causas de la crisis, descripción de la crisis
Nivel recomendado: universitario
http://documentalesatonline.blogspot.com/2009/06/1929-el-gran-crack2009-documental.html
Documental: 1929: la gran depresión
Productora: Arte France/Roche Productions
Dirección: W. Karel
Año: 2009
Duración: 102 minutos
Palabras claves: crisis de 1929/crisis actual, depresión de años 30, de crisis financiera a crisis económica
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://documentalesatonline.blogspot.com/2010/01/1929-la-gran-depresion2009-william.html
Documental: La guerra total
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: guerra económica, economía de guerra, Segunda Guerra Mundial, 1939-1945
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web:
• Documentales sobre la recuperación y el crecimiento económico, 1948-1973
http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: Una época de prosperidad
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: posguerra, Plan Marshall, crecimiento económico, 1946-1973, Estados Unidos/Europa
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web: http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: El poder del petróleo
Productora: Les Films du Villege y France 5
Dirección: P. Beaurenaut y Y. Billon
Año: 2003
Duración: 51 minutos
Palabras claves: poder económico/poder político, recursos energéticos, crisis energética, 1950-2000
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://www.cinetube.es/documentales/politica/el-poder-del-petroleo/espanol-megavideo-25456.html
Documental: El plan Marshall, 1947-1952
Serie documental: La guerra fría, 1947-1991
Productora: J. Isaacs para la Turner Broadcasting System y la BBC
Dirección: T. Coombs
Año: 1998
Duración: 46 minutos
Palabras claves: Plan Marshall, 1948-1951, recuperación económica, guerra fría, Unión Europea
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet:
Página Web:
http://tu.tv/videos/el-plan-marshall-1947-a-1952
Documental sobre el Plan Marshall: (1948) Vida cotidiana después de la guerra -15 minutos-, (1948)
Una ciudad se ayuda a sí misma.-16 minutos-, (1948) La vida cotidiana después de la guerra -15
minutos-, (1948) Hambre -12 minutos-, (1949) Yo y el Sr. Marshall -16 minutos-, (1949) Dos ciudades -
9 minutos-, (1950) Seamos niños -19 minutos-, (1950) El zapatero y el sombrerero -16 minutos-, (1950)
La ciudad que sale de la oscuridad -9 minutos-, (1950) Aire de libertad -11 minutos-, (1950) Pueblo sin
palabras -12 minutos-, (1950) Lucha por el agua -5 minutos-, (1950) El canal de Corintio -10 minutos-,
(1951) El momento de la decisión -20 minutos-, (1951) La silla vacía -15 minutos-, (1951) Nuevos
vientos en viejas calles -16 minutos-, (1951) El invisible alambre de púas -13 minutos-, (1951) Sin
temor -15 minutos-, (1952) Houen Zo! -20 minutos-, (1952) Alemania en peligro -14 minutos-, (1952)
La brigada de Antón Trinks -14 minutos-, (1952) Hansl y los 200.000 pillitos -16 minutos-, (1952) La
nueva huerta de Traudl -16 minutos- y (1953) El feriado de Pentecostés -11minutos-,
http://www.colomboworld.com/cine/ciclos/47marshall/ y
 http://www.nodo50.org/ekintza/imprimersans.php3?id_article=295
Documental: Vivir más tiempo
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: crecimiento económico, bienestar humano, cambios sociales, crecimiento demográfico
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web: http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Documental: Lanzados hacia el futuro
Serie documental: El Siglo del Pueblo, 1900-1999
Productora: BBC y WGBH/BOSTON
Año: 1995
Duración: 50 minutos
Palabras claves: progresos tecnológicos, avances en la medicina, conquista del espacio, capital humano
Nivel recomendado: bachillerato y universitario
Página Web: http://pbs.org/wgbh/peoplescentury/episodes.
Serie documental: Crónica universal de nuestra época
Documentales: El comienzo de un siglo, El mundo antes de 1914, La primera gran postguerra, 1919-
1925, Los no tan felices años 20, 1925-1933 y La lenta recuperación, 1945-1955
Productora: Mediasat España y Creativos Multimedia
Año: 2002
Duración: 30 minutos cada documental
Palabras claves: historia económica/social, Europa/Mundo, 1900-1960, de la crisis al crecimiento,
Nivel recomendado: educación secundaria y bachillerato
Página Web: http://www.cienciatk.csic.es/
Enlace en Internet:
• Documentales sobre la globalización y el cambio climático, 1980-2010.
http://www.cienciatk.csic.es/
• Documentales sobre la globalización y el cambio climático, 1980-2010.
http://www.cienciatk.csic.es/
Documental: A favor de la globalización
Productora: Channel Four
Dirección: C. Metcalf
Año: 2003
Duración: 49 minutos
Palabras claves: capitalismo global, crecimiento/desarrollo económico, Norberg, liberalismo
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=4455150481097997498#
Documental: La poderosa agricultura europea
Dirección: P. E. Heilbuth
Año: 2004
Duración: 59 minutos
Palabras claves: proteccionismo/liberalismo, globalización, ayuda al desarrollo, agricultura europea
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=8577168939789134356#
• Documentales sobre la globalización y el cambio climático, 1980-2010.
http://www.cienciatk.csic.es/
Documental: A favor de la globalización
Productora: Channel Four
Dirección: C. Metcalf
Año: 2003
Duración: 49 minutos
Palabras claves: capitalismo global, crecimiento/desarrollo económico, Norberg, liberalismo
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=4455150481097997498#
Documental: La poderosa agricultura europea
Dirección: P. E. Heilbuth

Año: 2004
Duración: 59 minutos
Palabras claves: proteccionismo/liberalismo, globalización, ayuda al desarrollo, agricultura europea
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=8577168939789134356#

• Documentales sobre la globalización y el cambio climático, 1980-2010.
http://www.cienciatk.csic.es/
Documental: A favor de la globalización
Productora: Channel Four
Dirección: C. Metcalf

• Documentales sobre la globalización y el cambio climático, 1980-2010.
http://www.cienciatk.csic.es/
Documental: A favor de la globalización
Productora: Channel Four
Dirección: C. Metcalf
Año: 2003
Duración: 49 minutos
Palabras claves: capitalismo global, crecimiento/desarrollo económico, Norberg, liberalismo
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=4455150481097997498#
Documental: La poderosa agricultura europea
Dirección: P. E. Heilbuth
Año: 2004
Duración: 59 minutos
Palabras claves: proteccionismo/liberalismo, globalización, ayuda al desarrollo, agricultura europea
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=8577168939789134356#
Documental: El gran cambio en China
Año: 2010
Duración: 55 minutos
Palabras claves: crecimiento económico, superpoblación, cambio político, potencia económica
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet:
Página Web:
http://www.uned.es/experto-dinero-banca/noticias7.htm
Documental: Una verdad incómoda
Productora: L. D. Lawrence Bender y S. Z. Burns para Paramount Classics/Participant Productions
Dirección: D. Guggenheim
Año: 2006
Duración: 95 minutos
Palabras claves: Al Gore, cambio climático, movimiento ecologista, cambio de modelo económico
Nivel recomendado: universitario
http://www.climatecrisis.net/ y www.climatecrisis.uip.es
Enlace en Internet: http://video.google.es/videoplay?docid=-7147978718716554578#
Documental: La gran estafa del calentamiento global
Productora: Channel Four
Dirección: M. Durkin
Año: 2007
Duración: 75 minutos
Palabras claves: apocalipsis climático, antiglobalización, ciencia o ideología, cambio climático
Nivel recomendado: universitario
Enlace en Internet: http://video.google.com/videoplay?docid=-424859622073138055#
Entre el estado y el mercado
Serie documental: La batalla por la economía mundial
Documental: 1. La batalla ideológica (parte I y II), 2. La agonía de las reformas (parte I y II) y
 3. Las nuevas reglas del juego (parte I y II).
Productoras: WGBH, Limited Production, Heights Production e Invision Productions para PBS
Dirección: W. Cran y G. Barker
Año: 2002
Duración: 50 minutos cada documental
Palabras claves: economía mundial, globalización, crisis, Estado/mercado, capitalismo, siglos XX-XXI
Nivel recomendado: universitario
Página Web: http://www.pbs.org/wgbh/commandingheights/
Enlace en Internet: http://embedr.com/playlist/batalla-por-la-economia-mundial-16
Bibliografía:
BRINGAS, M. A. y REVUELTA, J. (2010) “La historia económica contada en imágenes: una guía
práctica” Actas del IX Encuentro de Didáctica de la Historia Económica. Toledo.

27 octubre 2014

Richard Koo: Recesión de balances VS la expansión monetaria de los Bancos Centrales

Richard Koo: Por qué en una recesión de balances no funciona la expansión monetaria de los Bancos Centrales

http://blog.quantitas.com/?p=248&utm_content=buffer06fe6

Written by quantitas

balance-sheet-recession
El celebrado economista japonés Richard Koo muestra de modo tan didáctico e iluminador como contundente por qué las políticas monetarias de los Bancos Centrales occidentales fracasan, y por qué sin políticas fiscales y de gasto social las economías se hunden sin remedio.
El texto que a continuación se reproduce traduce una parte especialmente interesante de su paper académico Central Banks in Balance Sheet Recessions: A Search for a Correct Response (documento en la parte inferior).

Los presentes son tiempos extraordinarios para los Bancos Centrales. Tasas de interés cercanas a cero e inyecciones masivas de liquidez están fracasando a la hora de devolver la vida a muchas economías del mundo desarrollado. Si convenimos en que el nivel anterior al shock de Lehman Brothers era 100, la Reserva Federal ha incrementado la base monetaria, a día de hoy, hasta 347, mientras que el Banco de Inglaterra incrementó su base monetaria hasta 433 durante el mismo período, y todo con las tasas de interés más bajas de sus respectivas historias modernas. Sin embargo, los EEUU todavía sufren de un desempleo del 7,7% después de cuatro años de tasas de interés cero, y el Reino Unido se halla en medio de una doble recesión. El Banco de Japón ha incrementado su base monetaria de 100 en 1990 hasta 363 hoy, pero en vez de enfrentarse a una tasas de inflación de tres dígitos, a lo que hace frente es a una deflación. El Banco Central Europeo ha rebajado los tipos de interés hasta el nivel más bajo de la historia europea moderna, pero la tasa de paro del 11,9% es la más alta desde la introducción del euro. (Los incrementos de la base monetaria se pueden ver en este gráfico.
Richard-Koo-01
El sector privado está minimizando la deuda, no maximizando beneficios
Esos insólitos fenómenos están todos causados por el hecho de que los sectores privados en todos esos países están incrementando masivamente su ahorro o pagando deuda, a pesar de unas tasas de interés más bajas que nunca. De acuerdo con los datos de flujos de fondos, el sector privado norteamericano (hogares, empresas y sector financiero tomados de consumo) está ahorrando hoy un 6,9% del PIB (promedio de movimientos del cuarto trimestre de 2012) a unas tasas de interés del cero por cien. El cuadro comparable para el Reino Unido arroja un 3,8%, para Irlanda, un 8,6%, para España, un 8,1% y para Portugal, un 7,0% del PIB.
Richard-Koo-02
En Japón, en donde la burbuja estalló dos décadas antes, el sector privado todavía está ahorrando un 8,8% del PIB a tasas de interés cero.
Richard-Koo-03
Además, en todos los países que se acaban de mencionar, no sólo las familias, sino también el sector empresarial está aumentando su ahorro o devolviendo deudas a esas bajas tasas de interés sin precedentes. El comportamiento del sector empresarial va en dirección totalmente contraria al esquema convencional de la teoría económica neoclásica, para la que unas empresas maximizadoras de beneficios tendrían que estar incrementando sus empréstitos dadas las bajísimas tasas de interés existentes.
Los sectores privados en todos estos países están incrementando su ahorro o devolviendo deudas, porque sus balances quedaron gravemente dañados cuando estallaron las burbujas de precios de los activos en sus respectivos países. En el caso de Japón, en donde la burbuja estalló en 1990, los precios de los bienes raíces comerciales cayeron un 87% a escala nacional, destruyendo los balances de las empresas y de las entidades financieras en todo el país.
Richard-Koo-04
El colapso de las burbujas inmobiliarias en ambos lados del Atlántico luego de 2007 resultó también devastador para los balances de millones de hogares y de entidades financieras. La pérdida de riqueza resultante puede muy bien cifrarse en decenas de billones de dólares y de euros, mientras que los pasivos registrados en los tiempos de la burbuja quedaron en los libros contables con su valor original.
Richard-Koo-05
Con un enorme coste de deuda y sin activos que mostrar, las empresas y las familias afectadas se percataron de que no tenían otra opción que la de poner orden en sus finanzas. Eso significa aumentar el ahorro o devolver la deuda, hasta alejarse del territorio de la quiebra técnica. No conseguirlo significa perder acceso al crédito, si no a la sociedad sin más. Eso significa que se ven forzadas a alterar sus prioridades, y apartarse de la habitual maximización de beneficios para proceder a la minimización de la deuda.
Esa deriva del comportamiento ha resultado sencillamente espectacular. El sector de los hogares en EEUU, que ha sido el principal suministrador de demanda en la economía global, dejó inopinadamente de tomar dinero prestado luego de 2008. El conjunto del sector privado de los EEUU pasó de ser un prestatario neto de fondos por un monto equivalente al 4,8% del PIB en el cuarto trimestre de 2008 a ser un ahorrador neto de fondos por un monto equivalente al 8,7% del PIB en el primer trimestre de 2010: todo ello con las tasas de interés más bajas de la historia de los EEUU. Eso significa que la economía estadounidense perdió una demanda del sector privado equivalente al 13,5% del PIB en sólo cinco trimestres, empujando a la economía a una grave recesión. El Reino Unido perdió una demanda del sector privado equivalente al 9,7% del PIB entre el segundo trimestre de 2006 y el segundo trimestre de 2010. España perdió un 20,0% del PIB en demanda del sector privado entre el tercer trimestre de 2007 y el tercer trimestre de 2012, también con las tasas de interés más bajas registradas.
Richard-Koo-06
Si en una economía nacional alguien está ahorrando dinero, mejor que haya alguien también que tome a préstamo e invierta esos ahorros, si la economía tiene que mantenerse en funcionamiento. En el mundo normal, la tarea de asegurar que los fondos ahorrados serán prestados y gastados recae en el sector financiero, que toma los fondos ahorrados y los presta a quienes hacen el mejor uso de esos fondos. Y el mecanismo que iguala ahorros e inversiones es la tasa de interés. Si hay demasiados prestatarios, las tasas de interés suben, lo que induce a algunos potenciales prestatarios a abandonar; y si hay demasiado pocos prestatarios, las tasas de interés bajan, lo que induce a algunos potenciales prestatarios a acercarse a esos fondos.
Hoy, sin embargo, el conjunto del sector privado está ahorrando dinero a tasas de interés cercanas a cero. Eso significa que los ahorros generados por el sector privado no encontrarán prestatarios, porque las tasas de interés no pueden bajar más. Los fondos ahorrados, así pues, quedan almacenados en el sector financiero, incapaces de reingresar en la economía. Eso significa que los ahorros no prestados se convierten en fugas del flujo de ingreso y abren un hiato deflacionario en la economía.
Si esos fondos no prestados se abandonan a su suerte, la economía entra en una espiral deflacionaria, porque pierde continuamente una demanda agregada equivalente a los montos ahorrados y no prestados. Este proceso, conocido ahora como recesión de balances, seguirá su curso hasta que el sector privado repare sus balances, o hasta que sea demasiado pobre para ahorrar (es decir, hasta que la economía entre en depresión). Aun cuando esto pudiera parecer extemporáneo a primera vista, fue precisamente esta espiral deflacionaria del sector privado en proceso de desapalancamiento lo que causó la pérdida de un 46% del PIB en los EEUU entre 1929 y 1933, durante la Gran Depresión.
La minimización de la deuda anula la eficacia de la política monetaria
Esas empresas y familias con balances hundidos no están interesadas en empréstitos, sea cual fuere la tasa de interés. Tampoco habrá prestamistas, especialmente cuando los propios prestamistas tienen problemas de balances. Los prestamistas chocarán también con los reguladores bancarios públicos, si prestan a sabiendas a quienes tienen balances hundidos.
Esa deriva del sector privado hacia la minimización de la deuda es la causa de que las tasas de interés rayanas en cero de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo, desde 2008, y del Banco de Japón, desde 1995, hayan fracasado en punto a generar las recuperaciones que se esperaban en esas economías.
En acciones de pura desesperación, los Bancos Centrales de los países desarrollados han inundado de liquidez al sector financiero mediante una política conocida como “flexibilización cuantitativa” o QE. A despecho de la masiva inyección de liquidez, empero, el crecimiento del crédito en todos esos países –indicador clave de la cantidad de fondos capaz de abandonar el sector financiero e ingresar en la economía real— ha sido absolutamente decepcionante.
Si convenimos en cifrar en 100 el nivel anterior al shock de Lehman Brothers, la cifra para los EEUU de hoy es 98, y para el reino Unido, 85. En la Eurozona, el crédito está en 101. En otras palabras, el crédito del sector privado en Occidente o está estancado o retrocede cuatro años después de una flexibilización monetaria astronómica. En Japón, el crédito del sector privado está en 104 (1990=100), el mismo nivel que hace 20 años.
Richard-Koo-07
Un crecimiento del crédito o estancado o negativo significa que la liquidez inyectada por los bancos centrales no puede entrar en la economía real para apoyar las actividades del sector privado. No pueden, pues, sorprender las pobres prestaciones de esas economías. Tampoco ha experimentado ninguno de esos países brotes de inflación, y Japón todavía sufre ocasionalmente de deflación.
Algunos banqueros centrales occidentales se jactan de que, con sus audaces acciones, han logrado evitar la deflación que, dicen, prolongó la recesión japonesa. Sin embargo, esta comparación carece de sentido, porque está comparando a un Japón que dejó atrás hace muchos años el estallido de su burbuja con los EEUU y el Reino Unido inmediatamente después de estallar sus burbujas. Esa comparación ignora el hecho de que Japón no experimentó deflación hasta que cayó en su abismo fiscal de 1997, seis años después del estallido de su burbuja inmobiliaria en 1991.
Entre 1992 y 1996, la base de pagos creció en Japón un 2,0% anual, mientras que la compensación general, incluidos los bonos, creció un 1,6% anual. Esas cifras fueron sin duda más bajas que durante los días de la burbuja, entre 1987 y 1991, cuando la primera aumentó un 3,3% y la segunda un 3,4% durante los días de la burbuja, y un 1,9% luego.
Hace diez años, era común entre los economistas occidentales denigrar al Banco de Japón por no alinear con la inflación o con los objetivos de precios los tipos de interés real. Hoy, tanto el Reino Unido como los EEUU tienen tasas de interés real negativas y tasas de inflación positivas.
Y aun así no consiguieron evitar el desapalancamiento de los sectores privados norteamericano y británico o evitar la caída de la economía británica en una doble recesión. La tasa de desempleo del 4,2% en el Japón “deflacionario” es también significativamente mejor que el 7,7% de los EEUU y el 7,8% del Reino Unido.
La razón de lo cual es simple: los sectores privados de todos estos países están respondiendo a la caída de los precios de los activos, no a los precios de consumo: mientras sus balances se hallan hundidos, no tienen otra opción que la de minimizar su deuda. Y mientras el sector privado busca minimizar deudas, no hay razón para que la economía responda a la flexibilización monetaria, ya sea convencional o de otro tipo.
QE y tasas de cambio: más ruido que nueces
Hay, sin embargo, un argumento, conforme al cual, aun si la QE tuviera poco impacto interior, todavía podría ser útil a la economía al deprimir la tasa de cambio. Lo cierto es que algunos banqueros centrales han sido muy explícitos respecto del efecto beneficioso de la QE en punto a debilitar la tasa de cambio. (Y eso, a despecho de que ese tipo de acciones violan los compromisos forjados en el G7 y en el G20 de no librarse a guerras de divisas ni proceder a devaluaciones competitivas.)
Una observación detenida de la QE sugiere que hay más ruido que nueces en esa afirmación, aun cuando el mercado ha solido (pero no siempre) responder como si la QE fuere efectiva en punto a presionar a la baja las tasas de cambio.
En particular, los Bancos Centrales sólo pueden incrementar la base monetaria a través de la QE. No pueden incrementar directamente la oferta monetaria, que es el monto real de dinero que el sector privado tiene que gastar (o utilizar en el mercado cambiario exterior). Para que la oferta monetaria crezca, alguien tiene que tomar prestado y gastar la liquidez suministrada por el Banco Central en el proceso conocido como multiplicador monetario. Pero si el conjunto del sector privado está en trance de ahorrar dinero o de devolver deuda, el multiplicador monetario es marginalmente negativo, y un crecimiento de la base monetaria no necesariamente se traducirá en un crecimiento de la oferta monetaria.
Por ejemplo, la base monetaria de los EEUU creció de 100 en el momento de Lehman Brothers al actual 347, como ya se dijo; pero la oferta monetaria sólo creció de 100 a 135 en el mismo período. En el Reino Unido, en donde la base monetaria se halla ahora en 433, la oferta monetaria está estancada en un triste 110. En la Eurozona, la base monetaria está en 157, y la oferta monetaria en 107. En Japón, la base monetaria está en 150, mientras que la oferta monetaria está en 113. Si la oferta o la escasez relativas de monedas determina supuestamente la tasa de cambio, las cifras mencionadas sugerirían que el euro es la divisa más fuerte, seguido de la libra esterlina, el yen y el dólar.
En cambio, los comerciantes e intermediarios que operan en los mercados de divisas extranjeras –que probablemente no tienen tiempo para pensar en el complicado vínculo entre la base monetaria y la oferta de moneda en tiempos de recesión de balances— se limitan a dar por sentado lo que dicen los libros de texto, según los cuales base monetaria y oferta monetaria se mueven a la par (lo que era cierto antes de que estallara la burbuja). Suponen, entonces, implícitamente, que el mercado está inundado de libras esterlinas británicas, lo que presionó a la baja su tasa de cambio hasta su nivel histórico más bajo en 2009.
El dólar, que registró el mayor incremento de oferta monetaria durante el período en cuestión, se mantuvo más fuerte que la libra y el euro. El yen japonés, que tuvo el segundo mayor incremento de oferta monetaria, se convirtió en la moneda más fuerte, aun a pesar de tener las tasas de interés más bajas tanto a la larga como a la corta. El euro, que tuvo el menor crecimiento de la oferta monetaria, substituyó a la libra esterlina y llegó a ser la moneda más débil luego de 2012.
Richard-Koo-08
Un ejemplo de QE con un efecto opuesto al esperado lo proporcionó Japón en 2002-4. En esa época, Japón era el único país que practicaba la flexibilización cuantitativa, puesto que incrementó su base monetaria de 100 en 2001 a 170 en 2004, siempre con tasas de interés cero. En ese mismo período, la base monetaria en los EEUU creció hasta 130, y en la Eurozona, hasta 120, y en ambos casos con tasas de interés significativamente más elevadas que en Japón. Aun cuando el yen comenzó por caer, la divisa japonesa se movió robustamente al alza en 2002, forzando al gobierno japonés a embarcarse en la mayor intervención conocida en la historia del cambio exterior (30 billones de yenes para evitar la apreciación del yen). Esa experiencia indicaba que no hay garantía de que la tasa de cambio vaya a debilitarse con la QE.
Cuando más y más gentes se percatan de que los incrementos en la base monetaria a través de la QE en momentos de recesión de balances no significan incrementos equivalentes en la oferta monetaria, se pone sordina al ruido sobre la QE en el mercado de cambio exterior. Por el momento, empero, tal no es el caso, como lo prueba contundentemente la drástica caída del yen que siguió al anuncio de la Abeconomía, con su compromiso de flexibilización monetaria.
¿Dos tipos de oferta monetaria?
El hecho de que los salarios japoneses crecieran sin una flexibilización cuantitativa astronómica entre 1992 y 1996 sugiere que la flexibilización cuantitativa no ha tenido en los EEUU y en el Reino Unido un impacto tan grande como algunos de sus propugnadores sugieren. Esa falta de impacto puede explicarse por el hecho de que quienes se hallan en el extremo receptor de la flexibilización cuantitativa están, por su propia naturaleza, dispuestos a ahorrar dinero y no a gastarlo. Se dice que el dinero cumple tres funciones:
  1. Medio de intercambio,
  2. Atesoramiento de valor, y
  3. Unidad de cuenta.
Esta tercera vale para todo tipo de dinero, pero las dos primeras funciones precisan, a veces, de consideración separada.
Cuando un Banco Central compra bonos públicos en mercado abierto, los dineros van a parar a los individuos y a las empresas que venden los bonos al Banco Central. El hecho de que sean tenedores de bonos significa, por lo pronto, que han invertido ahorros, ya los propios, ya los de algún tercero, en bonos. Los dineros de la venta al Banco Central serán naturalmente invertidos de nuevo en algún otro activo.
El incremento resultante en la oferta monetaria del sector privado se da, por lo tanto, en relación con la función 2 del dinero como atesoramiento de valor. Lo más probable es que ese dinero sea conservado directamente como atesoramiento de valor, o que vuelva a usarse para adquirir otro activo. Puesto que esa transacción es simplemente una transferencia de propiedad que no resulta en la creación de un nuevo bien o de un nuevo servicio, no cuenta como parte del PIB. En otras palabras, ese dinero se mantendrá en el mundo financiero y no se utilizará en gastos en la economía real.
En cambio, si las empresas reaccionan al recorte de tipos del Banco Central tomando préstamos e invirtiendo en nuevas capacidades, prácticamente todo el monto se convierte en gasto contabilizable en el PIB, lo que significa que el impacto es mucho mayor.
Lo mismo ocurre si el Estado toma prestado y gasta el dinero en obra pública. Esos proyectos representan una transferencia de oferta monetaria desde el mundo del atesoramiento de valor” al mundo de las operaciones de liquidación realizadas mediante empréstito y gasto públicos. Si los trabajadores empleados en las obras públicas consumen el grueso de sus salarios, el dinero se mantendrá mucho más tiempo en el mundo de las operaciones de liquidación.
El caso es aquí que una porción substancial del crecimiento de la oferta monetaria creada mediante la flexibilización cuantitativa se mantiene en el modo “atesoramiento de valor” (típicamente, en los mercados financieros o en otros tipos de mercados de activos). La única forma de que la flexibilización cuantitativa pueda tener un impacto positivo en la actividad económica es si la compra de activos al sector privado por parte de las autoridades hincha los precios de los activos, haciendo que la gente se sienta rica e induciéndola por esta vía rodeada a consumir más.
Es el llamado efecto riqueza, al que tan a menudo se refiere el presidente de la Fed, Ben Bernanke, cuando habla de “efecto reequilibrador de las carteras”. Pero hasta él ha tenido que reconocer que tiene un impacto muy limitado. Ni consigue incrementar el PIB en la medida sugerida por el crecimiento de la oferta monetaria.
El hecho de que los sectores privados en tantos países occidentales estén ahorrando tanto significa que cada año toda esa oferta monetaria se transfiere del mundo de las operaciones de liquidación al mundo del “atesoramiento de valor”, reduciendo el flujo de dinero en la economía real, aun en el caso de que la flexibilización cuantitativa evite la contracción del volumen de la oferta monetaria.
En cierto sentido, la flexibilización cuantitativa significa beneficiar a los ricos. Después de todo, sólo puede contribuir al PIB haciendo que se sientan más ricos quienes tienen activos y animándoles a consumir más. En cambio, los proyectos de obras públicas benefician a la gente del común, porque entrañan pagos a trabajadores y a los suministradores de material de construcción.
Las compras de activos por parte de los Bancos Centrales sólo pueden incrementar directamente la oferta monetaria mantenida como atesoramiento de valor. Aun si parte de ese dinero se canaliza al mundo de las operaciones de liquidación (a través de precios de activos más altos y del efecto reequilibrador de carteras), se necesitará mucho tiempo antes de que el volumen sea suficiente para lanzar la actividad económica y aumentar la inflación.
El estímulo fiscal es el único remedio eficaz
Con una política monetaria grandemente ineficaz, la única política que queda para evitar que la economía caiga en una espiral deflacionaria en este tipo de recesión es que el Estado tome a préstamo y gaste en el sector privado los ahorros no prestados. En otras palabras, si las empresas y las familias del sector privado no pueden hacer nada por sí mismas, porque no tienen otra opción que la de reparar sus balances, el Estado, la única entidad que anda fuera de la falacia de composición, tiene que acudir al rescate.
Y es, en efecto, con estímulo fiscal que Japón logró mantener su PIB al nivel (y aun por encima) del pico de la burbuja durante todo el período post-90, a pesar del desapalancamiento masivo de las empresas y del desplome de los precios de los bienes raíces comerciales (un 87% a escala nacional). Fue también con los estímulos acordados en 2009 que los países del G20 consiguieron frenar el colapso de la economía mundial provocado por el shockde Lehman Brothers.
Richard-Koo-04
Desde la perspectiva de los Bancos Centrales, la importancia del gasto público con déficit se multiplica por el hecho de que resulta también indispensable para evitar la contracción de la oferta monetaria cuando el sector privado está en trance de minimizar la deuda. Eso viene del hecho de que la oferta monetaria, que es un pasivo del sistema bancario, comienza a contraerse cuando el conjunto del sector privado comienza a devolver deuda. Porque los bancos son incapaces de prestar el dinero que les devuelven los prestatarios que se desapalancan cuando todo el sector privado se está desapalancando simultáneamente. Durante la Gran Depresión, la oferta monetaria de los EEUU se contrajo más de un 30% entre 1929 y 1933 en muy buena medida por esta razón (85% a causa del desapalancamiento, 15% a causa de las quiebras bancarias y de las retiradas de fondos causadas por esas quiebras). El Japón post-90 consiguió evitar la contracción de su oferta monetaria.
Richard-Koo-09
Fue una desgracia que la profesión económica atravesara por un período –desde fines de los 80 hasta comienzos de este siglo— en el que académicos de renombre se afanaron en reescribir la historia, sosteniendo que lo que permitió a la economía estadounidense recuperarse de la Gran Depresión fue la política monetaria y no la política fiscal. Construyeron su argumento basándose en el hecho de que la oferta monetaria de los EEUU se incrementó significativamente entre 1933 y 1936. Sin embargo, ninguno de estos académicos se molestó siquiera en mirar lo que figuraba en el lado de los activos de los balances bancarios.
El lado de los activos en los balances de los bancos indica claramente que lo que crecía en ese período era el préstamo al Estado. El préstamo al sector privado no creció en absoluto durante ese período, porque el sector se hallaba todavía en trance de reparar sus balances. Y el Estado tomaba a préstamo, porque la Administración Roosevelt necesitaba financiar los estímulos fiscales de su New Deal. En otras palabras: fueron los estímulos fiscales de Roosevelt los que incrementaron tanto el PIB como la oferta monetaria luego de 1933.
Richard-Koo-10
Todo eso sugiere que el gasto con déficit no sólo es absolutamente esencial para combatir las recesiones de balances, sino que es también esencial para mantener la eficacia de la política monetaria cuando el sector privado está minimizando deuda. Por eso es esencial que el Estado impulse la economía cuando el sector privado repara sus balances, mientras que, a largo plazo, lo que debe de hacer el Estado es suministrar los incentivos fiscales y proceder a desregular hasta crear un ambiente en el que las empresas deseen el préstamo.
Lo que causó la implosión económica fue el apremiante afán del sector privado de reparar sus balances. Y el sector privado necesitaba reparar sus balances, porque se percataba de que andaba a la zaga de precios de activos equivocados y de que el nivel de precios de la burbuja no regresaría en los tiempos venideros. El hecho de que el sector privado anduviera a la zaga de precios de activos equivocados significa también que el sector asignó rematadamente mal los recursos durante la burbuja. El supuesto tradicional de que el sector privado puede asignar los recursos mejor que el sector público fue refutado mucho antes de que estallara la crisis.
Lejos de ser un mal necesario, así pues, el empréstito y el gasto públicos resultan absolutamente indispensables para salvar la economía y ayudar al sector privado a recuperarse de su propia locura, causa de la burbuja. Evitando la contracción del PIB, el Estado asegura que el sector privado dispone del ingreso para reparar sus balances. Puesto que los precios de los activos nunca se vuelven negativos, mientras el sector privado disponga de ingresos para reparar sus balances, en algún momento, los balances serán reparados. Una vez llegados a ese punto, capaz ya el sector privado de volver a tomar prestado dinero, el Estado podría embarcarse en la reparación de su propio balance.
Por mucho que el gasto con déficit se asocie frecuentemente con la expulsión de la actividad privada de la vida económica (crowdingout) y con la ineficaz asignación de los recursos, lo cierto es que, al menos en una recesión de balances, la verdad es exactamente la contraria. Cuando el sector privado está minimizando la deuda por la vía del desapalancamiento, el empréstito y el gasto públicos no expulsan a la actividad privada de la vida económica, porque el Estado se limita a tomar los ahorros no prestados en el sector privado. La cuestión de la asignación ineficaz de recursos tampoco aparece, porque los recursos que el Estado no usa se quedan sin empleo en este tipo de recesiones, y esa es la peor forma de asignación de recursos.
¿Deberían monetizar la deuda los Bancos Centrales?
A fin de reducir la carga financiera de los estímulos fiscales, se sostiene que los Bancos Centrales deberían monetizar la deuda estatal. Aun cuando el gran volumen de la deuda pública en todos esos países estimula a las gentes a encontrar vías para limitar su crecimiento, lo cierto es que no hay necesidad de que los Bancos Centrales moneticen la deuda en ninguno de esos países, salvo, tal vez, en un caso muy especial de la Eurozona.
Ello es así, porque en una recesión de balances el volumen de dinero que debe tomar prestado y gastar el Estado para estabilizar el PIB es exactamente igual al volumen del ahorro privado no tomado a préstamo que languidece en algún rincón del sistema financiero nacional. Eso quiere decir que los ahorros están disponibles para financiar los empréstitos públicos.
Los ridículamente bajos rendimientos de los bonos públicos en países fuera de la Eurozona como EEUU, Reino Unido y Japón  atestiguan el hecho de que los gobiernos de esos países no tienen dificultades financieras. Aun cuando los intereses de los bonos estadounidenses y británicos reciben la ayuda de las compras de sus Bancos Centrales, los rendimientos de los bonos de esos tres países bajaron porque los gestores de los fondos de inversión institucionales –como compañías de seguros de vida y empresas que trabajan con fondos de pensiones— operan típicamente bajo ciertas regulaciones y restricciones en relación con el destino de los dineros manejados. En la mayoría de países no pueden tomar demasiados riesgos en los mercados de cambio exterior, y tampoco pueden tomar demasiados riesgos de principio, es decir, que no todos los fondos pueden invertirse en mercados variables de valores, sino que deben invertir una buena parte de los fondos en activos de ingresos fijos, como bonos públicos.
Cuando inversores sometidos a esas restricciones se enfrentan a un sector privado que no está tomando prestado en absoluto, el único activo en el que esos inversores pueden invertir son los bonos emitidos por el gobierno de su país. Ello es así, porque el Estado es el único prestatario que queda en la economía. A resultas de lo cual, una gran parte de los fondos ahorrados y desapalancados terminan en el mercado de bonos públicos, lo que trae consigo los ridículamente bajos rendimientos de esos bonos en este tipo de recesiones.
Los bajos rendimientos de los bonos representan, a su vez, un mecanismo corrector que ayuda a los Estados a poner por obra los estímulos fiscales necesarios para ayudar a sus economías durante las recesiones de balances. Es una señal emitida por los mercados de bonos de que no es momento de reducir el déficit.
Por lo demás, cuando el cuello de botella de la economía es la falta de prestatarios en el sector privado, añadir el Banco Central como prestamista adicional no resolverá el problema. Al contrario, añadir al banco Central como prestamista adicional no hará sino hacerles la vida más difícil a los prestamistas del sector privado en un mercado ya suficientemente saturado. La consiguiente caída de los intereses del crédito debilitará a los prestamistas del sector privado precisamente cuando se hallan ya muy golpeados por el colapso de los precios de los activos.
No menos importante es, por último, que la idea de monetizar la deuda incorpora la noción de que el Banco Central ha de ser tenedor de los bonos públicos a largo plazo, si no hasta su vencimiento. Pero con una liquidez en el sistema que monta ya a entre cinco y quince veces el volumen de las reservas requeridas, los Bancos Centrales tienen la capacidad para retirar inmediatamente la liquidez cuando el sector privado recupere su apetito crediticio. De lo contrario, se dispararían en la economía la oferta monetaria y la tasas de inflación.
En efecto, la única razón por la que el mercado de bonos ha tolerado una QE de esta magnitud hasta ahora es la creencia de que cuando regrese la disposición del sector privado a pedir crédito, los Bancos Centrales no tardarán en remover ese exceso de liquidez en el sistema. Si los Bancos Centrales son incapaces de emprender esas acciones porque lo que se espera de ellos es que sean tenedores duraderos de sus bonos públicos, todo el mercado de bonos públicos colapsará por miedo a que la inflación entre por el tejado. En este sentido, mientras el Banco Central puede revertir el curso discrecionalmente, la QE resulta tolerable. Pero no una monetización de la deuda en la que no es de esperar que el Banco Central pueda revertir el curso. (…)
El caso alemán y el desastre sobre la periferia europea
Richard-Koo-12
Las familias alemanas dejaron de pedir prestado después de la explosión de la burbuja tecnológica
Richard-Koo-12b
Pero pudieron resolver su recesión de balances exportando a las economías de la periferia europea, garantizándose previamente unas ‘élites políticas’ locales corruptas que trabajaron por hundir sus respectivos países bajo la apariencia éxito económico con la adopción de la moneda única.
Richard-Koo-13
Richard Koo es el economista jefe del Nomura Research Institute en Tokio.
Traducción para sinpermiso.info por Miguel de Puño en rostro
Documento