30 enero 2016

N-487: Robotizacion, empleo y transición

Interesante debate sobre la adaptación a la actual revolución científica, especialmente en los temas relacionados con el mundo laboral, productividad, nuevas formulas colaborativas, nuevas formas de producción y logística, renta básica, cambios disruptivos, ocio, salud, nanotecnologias, nuevas energías, grafeno, 4-D, modelos de cuatruple hélice.....en definitiva es la transición a nuevos modelos socieoconomicos que requieren pensamiento sistemático, la aplicación de las teorías de incentivos, nuevas reglas de juego, nuevas instituciones supranacionales, nueva política, nueva educación, nuevas organizaciones etc, etc

-Jeffrey D. Sachs, director del Earth Institute, Universidad de Columbia y autor de La Edad de Desarrollo Sostenible
"No es fácil de aceptar, pero es cierto. La educación y el trabajo duro ya no garantiza el éxito de un gran número de personas como avanza la tecnología. El tiempo para la negación ha terminado. Ahora es el momento de considerar soluciones y hay muy pocas propuestas sobre la mesa. Rise of the Robots presenta una idea, el modelo de renta básica, con claridad y fuerza.Nadie que se preocupa por el futuro de la dignidad humana puede permitirse el lujo de omitir este libro "
-Lord Robert Skidelsky, profesor emérito de Economía Política en la Universidad de Warwick, co-autor de ¿Cuánto es suficiente ?: El dinero y la buena vida , y autor de la biografía en tres volúmenes de John Maynard Keynes "Si los robots están viniendo para mi trabajo (demasiado), entonces Martin Ford es la persona que quiero de mi lado, no Recházado los robots sino para construir un mundo mejor en el que podemos todos-los seres humanos y las máquinas-vivir más prósperamente juntos . Rise of the Robots va mucho más allá de lo habitual punditry alarmismo para sugerir un plan de acción para un futuro mejor ".
https://econfuture.wordpress.com/2015/04/02/my-new-book-rise-of-the-robots-technology-and-the-threat-of-a-jobless-future-releasing-on-may-5-2015/
Enlaces:
http://transicionsocioeconomica.blogspot.com.es/2016/01/paul-mason-el-capitalismo-ha-agotado-su.html
https://econfuture.wordpress.com/2014/11/10/read-the-lights-in-the-tunnel-for-free-pdf/
http://www.nytimes.com/2015/06/11/opinion/chinas-troubling-robot-revolution.html?_r=3
https://econfuture.wordpress.com/
Ver grafica desacople trabajadores / productividad
https://econfuture.wordpress.com/2016/01/28/is-american-growth-over-robert-gordons-new-book/
http://articulosclaves.blogspot.com.es/2016/01/transicion-paul-mason.html


N-486 Introduccion al pensamiento complejo

N-486 Introducción al pensamiento complejo
Introducción al pensamiento complejo
¿Podemos Reformar la Administración Pública?
Curso sin Costo sobre el Pensamiento Complejo
Inteligencia de la Complejidad – con Jean-Luis Le Moigne http://admonpublica.org/wp-content/...
El Método 1
Sobre la Interdisciplinariedad http://admonpublica.org/wp-content/...
Les Septs Savoirs Nécessaires Á L’Éducation Du Futur – UNESCO
Siete Saberes Necesarios para la Educación del Futuro – UNESCO
El Paradigma Perdido – http://admonpublica.org/wp-content/...
Y Jean-Louis Le Moigne – Inteligencia de la Complejidad – Epistemología y Pragmática –
Manual de Iniciación – COMPLEXUS – ICFES – UNESCO
Página de Multiversidad
Página de Edgar Morin
Inteligencia de la complejidad
Complejidad
Educación
Bioetica y complejidad


23 enero 2016

Economia del comportamiento.Richard Thaler / Pedro Rey Biel

De Mr. Spock a Homer Simpson: Notas Presidenciales sobre la Economía del comportamiento

por PEDRO REY BIEL el 22/01/2016

Siempre resulta agradable comprobar que aquello a lo que se uno se dedica alcanza un estado de madurez tal que los demás lo reconocen. Los que nos dedicamos a la Economía del Comportamiento nos hemos sentido un poco reivindicados en este mes de enero con motivo de la charla del actual presidente de la Asociación Americana de EconomíaRichard Thaler, en la conferencia anual de este año, celebrada en San Francisco.  Thaler es considerado como uno de los mayores impulsores de éste área de investigación que, como él define, pretende "dejar de ignorar otras ciencias sociales, en especial la Psicología,  cuando se estudian decisiones económicas"
Seguramente, muchos de ustedes le conocerán por su libro Nudge, aunque desde aquí les recomiendo que, si les interesa el tema, lean su libro más reciente, Misbehavingcuyo título(traduzcámoslo como "Comportándose fuera de las Normas"indica en un estupendo juego de palabras su contenido: por una lado, trata de cómo los seres humanos se comportan de forma muy distinta a lo que los economistas hemos asumido tradicionalmente en nuestros modelos; por otra, cuenta las dificultades de la propia vida académica del autor en su lucha porque su investigación fuera aceptada por la economía tradicional. Observando la tribuna desde la que nos habla hoy Thaler, parece que este segundo tema ya ha sido superado. Por ello, les invito a que directamente le escuchen hablarles de, por ejemplo, las nefastas consecuencias que puede tener el basar las prescripciones de política económica en modelos que asumen que los agentes económicos son seres que se alejan mucho de las personas que usted y yo conocemos (y probablemente somos). Thaler lo llama "hacer política para Mr. Spock, cuando realmente nos parecemos más a Homer Simpson". Pueden encontrar el video de la charla y el material gráfico de apoyo aquí.  Por si no tienen tiempo, y sin estar de acuerdo en todo lo que dice (aunque  apreciando el tono provocador de sus palabras) les resumo algunas píldoras interesantes de su discurso.
1. "La economía tradicional no es incorrecta, pero se puede mejorar": los modelos tradicionales asumen que los seres humanos nos regimos por el principio de optimización que supone que siempre tomamos la decisión que es mejor para nosotros, teniendo en cuenta las circunstancias. Además esa optimización se hace asumiendo fundamentalmente principios como que lo único que nos hace felices es nuestro propio interés, que no tenemos problemas de autocontrol o que nuestras creencias y opiniones no están sesgadas. Es decir, somos una mezcla curiosa del mejor ajedrecista del mundo y Gandhi.
2. "¿Es acaso siquiera el supuesto de optimización plausible?": Si así fuera, siempre tomaríamos la decisión correcta, no cometeríamos errores. A la vista de que hay tareas que nos resultan más difíciles que otras, es decir, en las que cometemos más errores, y que hay personas más inteligentes que otras, es decir, que comenten menos errores que otros, no parece éste un supuesto muy razonable. Está bien comenzar con un modelo poco realista, al igual que en física los experimentos iniciales se hacen en un laboratorio en el vacío, pero si vamos a hacer prescripciones de política económica, o enviar un cohete al espacio, igual debemos antes enriquecer el modelo y entender que las fricciones existen, y que como no tengamos en cuenta la existencia de la atmósfera el cohete probablemente explote.
3. "¿Qué puede ser la economía sino una ciencia sobre el comportamiento?": Lo que nos interesa a los economistas es el comportamiento de los individuos cuando toman decisiones económicas. Por tanto, toda la economía es sobre comportamiento ("behavioral"). El problema surge cuando asumimos en nuestros modelos que las motivaciones que provocan ciertos comportamientos no son todo lo realistas que debieran. No se trata de perder el rigor y asumir todo tipo de motivaciones psicológicas sin fundamento. Los seres humanos cometemos "errores" sistemáticos y queremos entender  de dónde vienen y a qué llevan.
4. "!Basta ya de excusas!": Decir que los modelos económicos son relativamente sencillos para que podamos resolvernos, es hasta cierto punto una excusa. De nada sirve decir que aunque las motivaciones de los modelos sean simplificaciones, al final los sujetos se comportan "como si" esos modelos fueran ciertos. Eso es una excusa. En la mayor parte de las situaciones...!no nos comportamos como predicen los modelos! Los economistas que creen que no debemos enriquecer nuestros modelos con más y mejor psicología alegan que si los incentivos  son suficientemente altos  y que si las decisiones están tomadas por verdaderos profesionales que han aprendido sobre la situación por haberla repetido muchas veces, entonces su comportamiento no diferirá del de sus modelos. El problema es que hay una contradicción en esta frase: resulta que precisamente aquellas decisiones donde los incentivos son más altos, comprar una casa, contraer matrimonio, elegir una profesión.... son aquellas que decidimos pocas veces y sobre las que es difícil aprender por propia experiencia.
5. "Los mercados no son perfectos": Los modelos tradicionales de finanzas postulan que 1) "nada es gratis"( "there's no free lunch" en inglés, ¿les suena?), lo que se traduce en que no se puede "vencer" al mercado y por tanto poder beneficiarse del arbitraje y que 2) los precios de los activos son igual a su valor intrínseco, es decir, que realmente no existen las burbujas. Respecto a lo primero, como refuta con sorna Thaler, "puedes decirme que dos de las siguientes cosas son ciertas, pero las tres a la vez son incompatibles: 1) los inversores son perfectamente racionales, 2) los mercados son eficientes y 3) los beneficios de la intermediación financiera son aproximadamente un 9% del PIB americano". Es decir, los dos primeros supuestos habituales de los modelos contradicen el que puedan existir intermediarios que se benefician de los errores de los inversores o del mercado.. Respecto a lo segundo, ¿qué quieres que les diga? Por no hablarles de burbujas inmobiliarias, les cuento el ejemplo devastador sobre burbujas en el mercado laboral que Thaler atribuye a David Card. La traducción de que los mercados son eficientes, y por ello los precios son iguales al valor intrínseco de las cosas se plasma en el mercado laboral en que los salarios deben ser iguales a la productividad (lo que lleva a las recetas típicas para solucionar los problemas del mercado de trabajo sean o bien disminuir salarios o bien aumentar la productividad). Sin embargo, si eso es así, ¿cómo es posible que las remuneraciones de los CEOs de las principales empresas hayan aumentado en los últimos 10 años 99 veces más que los salarios de sus empleados? ¿realmente creemos que la productividad de los CEOs ha aumentado 99 veces más rápido que la de los asalariados?
6. "Demasiados factores supuestamente irrelevantes": De acuerdo con la economía tradicional, ni los llamados "costes hundidos" (los derivados de decisiones pasadas que no podemos recuperar) deberían afectar nuestras decisiones presentes (lo que llegamos a explicar en nuestras clases como "la falacia del coste hundido"), ni la forma de presentar un problema ("framing") importa, ni deberíamos cambiar nuestra elección porque nos dieran una opción u otra por defecto. No obstante, la mayoría de nosotros sigue invirtiendo en algo no tanto porque crea que vaya a rendirle en el futuro sino porque con todo lo que ya han invertido en el pasado es difícil asumir que se trata de dinero perdido, compartimos más cuando nos presentan la misma situación estratégica como una oportunidad de ser generosos en lugar de una en la que seríamos "tontos por compartir" o, mi preferida, se ha comprobado que la tasa de donación de órganos en distintos países es muy distinta si la opción por defecto al morir es que tus órganos se donan (para  no donar tienes que "opt-out") en lugar de si por defecto debes expresar activamente que quieres ser donante ("opt-in"). Demasiados aspectos que los modelos tradicionales asumen como irrelevantes que empíricamente vemos que tienen importantes consecuencias en nuestras vidas.
7. "Hacia las políticas basadas en la evidencia...y la teoría basada en la evidencia": Ya les hemos insistido muchas veces, que el tomar medidas políticas sin tener evidencia empírica sobre si va a funcionar nos parece, cuando menos, una temeridad. Por ello, les hemos contado el uso de experimentos de campo a pequeña escala que sirvan para diseñar y mejorar dichas medidas (lo que ya hacen desde hace unos años el gobierno británico, con su "Nudge Unit", y más recientemente el estadounidense). Thaler propone ahora un paso más: dejemos de hacer modelos teóricos basados en supuestos poco realistas sobre nuestras motivaciones y formas de razonar y empecemos a fijarnos más en el comportamiento observado para comprender qué aspectos de nuestra psicología pueden causar dichos fenómenos. Thaler cree que el problema viene de que usamos la teoría para dos funciones distintas: 1) encontrar  la mejor manera de resolver un problema y 2) describir cómo la gente resuelve los problemas. Desgraciadamente, dado que nos parecemos más a Homer Simpson que a Spock, ambas funciones son distintas. Obviamente, en los últimos 20 años se han multiplicado las teorías económicas que incorporan aspectos psicológicos más realistas (la teoría "prospectiva", modelos de decisión intertemporal con sesgos, modelos de preferencias sociales, de puntos de referencia, de racionalidad limitada...), y poco a poco se van incorporando a todos los campos como algo estándar.
8. "Tampoco hemos inventado la rueda": Curiosamente, Thaler recurre a algunos de los "padres" de la Economía cuando busca las raíces de la Economía del Comportamiento. Por ejemplo, cita el "otro" libro de Adam Smith, "La Teoría de los Sentimientos Morales" (700 densas páginas que algunos leímos cuando hacíamos la licenciatura)  como la base sobre la que luego  se han construido modelos sobre exceso de confianza ("overconfidence"), aversión a la pérdida ("loss aversion") o los problemas de autocontrol. Igualmente, nombra a John Maynard Keynes como el primero en introducir aspectos psicológicos en el campo de las finanzas ("Behavioral Fiance") y hasta reivindica a Vilfredo Pareto, no tanto por su concepto de eficiencia, sin por su convicción en que los fundamentos de la Economía tienen que estar basados en la Psicología.
En fin, espero haberles convencido de que merece la pena escuchar la charla. Por lo que me cuentan, en la abarrotada sala en la que la dio, no quedó nadie indiferente.
http://www.chicagobooth.edu/faculty/directory/t/richard-h-thaler

Libros :NudgeUn Pequeno Empujon (Nudge): El Impulso que necesitas para Tomar mejores decisiones sobre Salud, Dinero y Felicidad = Nudge


Libros: Misbehaving Comportarse fuera de las normas- Richard H. Thaler -http://www.misbehavingbook.org/

Conferencia


22 enero 2016

Universidad de Barcelona y Economia del bien común.Acuerdo de colaboración

Acuerdo con la Asociación Catalana para el Fomento de la Economia del Bién Común


Hoy es un dia importante, en el impulso y fomento de la EBC, en la Universidad de Barcelona, se ha firmado un convenio marco de colaboración con el Rector Dídac Rodríguez con la --Asociación Catalana para el Fomento de la Economia del Bien Común--. "Entre las finalidades del acuerdo hay el potenciar líneas de investigación sobre la economia del bién común e impulsar la creación de una cátedra sobre esta temática en la UB. Igualmente, la colaboración entre las dos entidades servirá para promover los valores de la EBC en la Universidad y difundirlo en otros ámbitos, como en el área social, empresarial, asociativo, educativo y en los medios de comunicación. Dentro de la Universidad, se impulsara la EBC para incorporarla como herramienta de gestión de la institución."

Acord amb l'Associació Catalana per al Foment de l'Economia del Bé Comú



Representants de la Universitat de Barcelona i de l'Associació Catalana per al Foment de l'Economia del Bé Comú durant l'acte de signatura.
Representants de la Universitat de Barcelona i de l'Associació Catalana per al Foment de l'Economia del Bé Comú durant l'acte de signatura.
21/01/2016








El rector de la Universitat de Barcelona, Dídac Ramírez, i el president de l’Associació Catalana per al Foment de l’Economia del Bé Comú, José Antonio Lavado, han signat un conveni marc de col·laboració. Entre les finalitats de l’acord hi ha potenciar línies de recerca sobre l’economia del bé comú (EBC) i impulsar la creació d’una càtedra sobre aquesta temàtica a la UB.
Igualment, la col·laboració entre les dues entitats servirà per promoure els valors de l’EBC a la Universitat i difondre’ls en altres àmbits, com ara en els camps social, empresarial, associatiu, educatiu i en els mitjans de comunicació. Dins de la Universitat, s’impulsarà l’EBC per arribar a incorporar-la com a eina de gestió de la institució.
L’economia del bé comú, desenvolupada per l’economista austríac Christian Felber, és un model socioeconòmic que pretén reorientar el model econòmic actual, basat en la maximització del benefici individual, i enfocar-lo al servei del bé comú. L'EBC es regeix per una sèrie de valors humans fonamentals que s’haurien d’aplicar a l’activitat econòmica, com ara la responsabilitat, la transparència, l’honestedat, l’equitat, la solidaritat, la cooperació, la confiança i el respecte als drets humans, entre d’altres.

20 enero 2016

Evolución del tipo de cambio nominal y real del yuan, pérdida de competitividad exterior de China y caída de las reservas de divisas

Evolución del tipo de cambio nominal y real del yuan, pérdida de competitividad exterior de China y caída de las reservas de divisas

La evolución reciente del tipo de cambio del yuan chino está recibiendo una gran atención de la prensa económica internacional y de los analistas económicos y financieros por su incidencia en la competitividad exterior de la economía china. La mayoría de los análisis se centran en la evolución del tipo de cambio nominal bilateral del dólar con el yuan, aunque lo verdaderamente relevante desde el punto de vista de la competitividad exterior de la economía china es el comportamiento de los tipos de cambio multilaterales/efectivos nominales y reales del yuan, especialmente estos últimos.

El tipo de cambio real bilateral (TCR) o el tipo de cambio multilateral/efectivo real (TCER) es uno de los principales indicadores de la competitividad exterior de la economía nacional con otro país o con un conjunto de países, respectivamente. El TCR entre dos monedas (el multilateral es un promedio de los bilaterales, ponderado por los pesos en el comercio de la cesta de países considerada) es la ratio entre el producto del tipo de cambio nominal bilateral (E) y un índice de precios que refleja el poder adquisitivo de la moneda extranjera (P*) y un índice de precios que refleja el poder adquisitivo de la moneda nacional (P). En nuestro caso, y utilizando símbolos, TCR = P/(E P*). Los índices de precios P y P* típicamente son índices de precios al consumo, pero puede construirse una serie de TCR utilizando otros índices: el deflactor del PIB, el índice de precios industriales, el índice de precios de exportación y el coste laboral unitario. En última instancia, el TCR/TCER mide la competitividad exterior de la economía nacional con un país o un conjunto de países y recoge, tanto los componentes de la competitividad-tipo de cambio nominal (1/E), bilateral o efectivo, como de la competitividad-precio (P/P*). La interpretación económica es la siguiente: un aumento (caída) del TCER indica una apreciación (depreciación) real de la moneda nacional con la moneda extranjera y, por lo tanto, supone para el periodo considerado una pérdida (ganancia) de competitividad de la economía nacional con el país o conjunto de países. [1] [2]

a) Evolución del tipo de cambio nominal del yuan con el dólar

En el primer gráfico se muestra la evolución temporal para el periodo 1994-2015 del tipo de cambio nominal del yuan con el dólar de EE.UU. (1 dólar = x yuanes).


Como se puede observar en el gráfico, la política cambiaria de China ha ido cambiando desde el año 1994. En primer lugar, a partir de 1994, la tasa de cambio oficial del yuan se determinó a través de un sistema de tipos flotantes administrados, mediante el cual el precio de la moneda podía fluctuar dentro de un pequeño rango, pero las autoridades podían intervenir en el mercado mediante actividades de compra o venta, para mantener el precio de la moneda.

En segundo lugar, el yuan estuvo "atado" al dólar estadounidense, entre 8,27 y 8,28 yuanes por dólar, desde 1996 a julio de 2005. Los analistas consideraban este nivel por debajo de su valor real (entre un 20 y 40%), teniendo en cuenta que la moneda china no fluctuaba libremente en el mercado de cambios, sino que para mantener su estabilidad frente al dólar, el Banco Central de China tenía que intervenir comprando dólares, lo que implicaba que en la práctica el yuan estaba infravalorado.

En tercer lugar, el 21 de julio de 2005, China modificó su sistema cambiario con la aplicación de varias medidas: i) la revaluación de su moneda frente al dólar en un 2,1%, situándola en 8,11 yuanes por dólar; ii) la flexibilización de su régimen cambiario, al ampliar la banda de fluctuación de su tipo de cambio hasta un 0,3% a partir de un precio de referencia, que se fijo con respecto a una cesta de monedas integrada por el dólar, el euro, el yen, el won coreano, la libra esterlina y las monedas de Singapur, Malasia, Rusia, Australia, Canadá y Tailandia.

Este régimen de tipos de cambio implica que el precio del yuan puede oscilar diariamente, fortaleciéndose o debilitándose, pero dentro de los límites permitidos, y que las autoridades pueden intervenir cuando lo requieran las circunstancias. Desde que se asumió el nuevo sistema, el yuan se ha apreciado continuamente hasta un máximo de mínimo de 6,05 yuanes por dólar en enero de 2014 (apreciación del 25,4%; pérdida de competitividad-tipo de cambio nominal de la economía china). Más recientemente, la debilidad de la economía china ha propiciado que el yuan se haya depreciado con el dólar un 6,45% desde enero de 2014 a diciembre de 2015 (1 dólar = 6,44 yuanes; ganancia de competitividad-tipo de cambio nominal de la economía china).

Esta reciente depreciación nominal del yuan con el dólar está muy ligada a la pérdida de reservas de divisas del Banco Central de China. En el siguiente gráfico se muestra la evolución de esta variable desde el año 2000 a finales de 2015.


La caída de la confianza en el crecimiento de la economía china está provocando oleadas de ventas de dólares y la caída de los índices bursátiles del país desde junio de 2015. En concreto, el índice Shanghai Composite Stock cotizó el 8 de enero de 2016 a niveles de finales de 2010, tal y como muestra el siguiente gráfico.


En estas dos batallas (mercados de divisas y mercado de valores), el Banco Central de China está gastando cientos de miles de millones de dólares en un intento por contrarrestar la fuerza de los dos mercados. Así, las reservas de divisas se situaron a finales de 2015 en 3,33 billones de dólares, lo que representa una caída del 16,7% respecto al máximo alcanzado en junio de 2014 (4 billones de dólares) y las sitúa a niveles de finales de 2012. Este descenso de las reservas está muy ligado a la intervención del Banco Central de China en los mercados domésticos de divisas para apoyar su moneda, el yuan, y evitar así que se depreciara en exceso. Para evitar esto, el Banco Central de China está inyectando dólares en el mercado, y con ello está perdiendo las reservas.

¿Pero porqué no quiere el Banco Central de China que el yuan se deprecie demasiado con el dólar?

En primer lugar, porque una excesiva depreciación aumentaría la tasa de inflación y con ella los tipos de interés, lo cual deprimiría a la economía China, cuya tasa de crecimiento ya se está desacelerando. En segundo lugar, porque muchas empresas chinas están muy endeudadas en dólares mientras que sus ingresos son en yuanes, por lo que una excesiva depreciación de la moneda nacional aumentaría considerablemente su endeudamiento en relación a sus ingresos y, en última instancia, elevaría la tasa de morosidad y las quiebras que ya van en aumento.

b) Evolución del tipo de cambio efectivo nominal y real del yuan

En el siguiente gráfico se muestra la evolución temporal para el periodo 1994-2015, de los tipos de cambio efectivo nominal (línea roja) y real [3] (línea azul) del yuan con el conjunto de los principales socios comerciales de China.


Por una parte, el tipo de cambio efectivo nominal (TCEN, Broad Effective Exchange Rate [4]) del yuan con el conjunto de las principales con el conjunto de los principales socios comerciales de China registra una importante apreciación (apreciación nominal, pérdida de competitividad-tipo de cambio nominal) del 31,2% y del 10% desde noviembre de 2009 y desde enero de 2014, respectivamente, hasta noviembre de 2015.

Por otra parte, una vez corregido el TCEN por los índices de precios al consumo relativos, el tipo de cambio efectivo real (TCER, Real Broad Effective Exchange Rate [4]) del yuan con el conjunto de los principales socios comerciales de China registra también una importante apreciación (apreciación real, pérdida conjunta de competitividad-tipo de cambio nominal y competitividad-precio) del 37,1% y del 8,8% desde noviembre de 2009 y desde enero de 2014, respectivamente, hasta noviembre de 2015.

La apreciación nominal y real del yuan con el conjunto de los principales socios comerciales de China tiene efectos muy negativos para la economía china. En primer lugar, resta competitividad al sector exportador y, por contagio, al sector bancario, al aumentar el número de quiebras empresariales y la proporción de préstamos de dudoso cobro que ya situaban en el 33% a finales de 2014. En segundo lugar, la apreciación nominal con la moneda estadounidense reduce el valor en yuanes de las reservas en dólares, que ascienden a más de 3,33 billones de dólares a finales de 2015. De este modo, una apreciación del 10% supondría unas pérdidas de 333.000 millones de dólares (4,3% del PIB de China en 2014). Simultáneamente, aumentaría el valor en yuanes de los préstamos dudosos y de los activos del sistema bancario. En este caso, recapitalizar los bancos públicos recurriendo a las reservas de divisas, como ya se hizo en 2003, tendría ahora un mayor coste.
http://vicenteesteve.blogspot.com.es/2016/01/evolucion-del-tipo-de-cambio-nominal-y.html
---------

[1] El tipo de cambio real bilateral (o multilateral/efectivo) es en ocasiones definido como TCR = (E P*)/P. En este caso, la interpretación económica es la contraria: un aumento (caída) del TCE indica una depreciación (apreciación) real de la moneda nacional con la moneda extranjera y, por lo tanto, supone para el periodo considerado una ganancia (pérdida) de competitividad con el país extranjero.
[2] En los manuales de economía internacional al TCR se suele denominar con el símbolo q para diferenciarlo del TCN que se denomina con el símbolo E.
[3] En términos de los IPC relativos.
[4] Véase la metodología de construcción de los TCEN y los TCER en  la publicación del BIS.

Evolución histórica de las variables macroeconómicas fiscales de la economía española, 1964-2014, y proyecciones 2015-2017

Evolución histórica de las variables macroeconómicas fiscales de la economía española, 1964-2014, y proyecciones 2015-2017


En esta entrada del Blog se presenta la senda temporal de las principales variables macroeconómicas fiscales de las AA.PP. españolas (medidas en % del PIB) actualizadas para el periodo 1964-2014 y algunas proyecciones para el periodo 2015-2017. Con más detalle, se ha añadido la cifra provisional del año 2014 y se han corregido también todas las cifras anteriores con datos actualizados de las nuevas series elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos provienen de las Cuentas Financieras de la Economía Española elaboradas por el Banco de España y de la Contabilidad Nacional de España elaborada por el INE. También se presentan proyecciones de déficit público total (incluyendo los pagos de intereses de la deuda pública acumulada) y del stock de deuda pública bruto (según la metodología del Déficit Público Excesivo, PDE), proyecciones presentadas en el pasado mes de abril por el Ministerio Economía y Competitividad y en el pasado mes de noviembre por la Comisión Europea para el periodo 2015-2017.

Me gustaría destacar los tres últimos periodos de la historia presupuestaria de la economía española: a) el ajuste fiscal del periodo 1996-2007; b) el deterioro brusco y profundo de las finanzas públicas en los años 2008 y 2009, después del inicio de la crisis económica derivada de la crisis financiera internacional; y c) el nuevo periodo de ajuste fiscal que comenzó en el año 2010 que avanza a un ritmo excesivamente lento para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo.

En el primer gráfico aparece la evolución de los ingresos totales, los gastos totales y los gastos netos de intereses de la deuda pública o gastos públicos primarios. En primer lugar, destacar el hundimiento de los ingresos en 2008 y 2009, y el espectacular crecimiento de las dos variables representativas de los gastos públicos en los años posteriores a 2008. En segundo lugar, a pesar de los esfuerzos realizados, los gastos totales y los gastos sin intereses de la deuda pública se situaron a finales de 2014 en el 44,1% y el 40,8% del PIB, respectivamente. Por último, los ingresos públicos no logran apenas recuperarse (suben tan sólo 0,2 puntos porcentuales en 2014) y se sitúan a niveles del año 1994 (38,2% del PIB), lejos todavía del máximo de recaudación alcanzado en 2007 (41,5% del PIB), último año del reciente periodo de expansión económica registrado en la economía española (1995-2007).


En el segundo gráfico se presenta la evolución del ahorro bruto total y del ahorro bruto excluido los pagos de intereses de la deuda pública del total de las AA.PP. La primera variable se obtiene del saldo conjunto de las cuentas corrientes (ingresos y gastos corrientes) de las AA.PP. (cuentas de producción, distribución y utilización de la renta). El ahorro bruto total y primario, que había crecido ininterrumpidamente en una década (desde 1997 a 2007), retrocedió bruscamente en el año 2008 y alcanzó en 2009 niveles negativos no conocidos en esta serie histórica. En el periodo 2009-2014 el ahorro público primario ha registrado una importante mejora (2,6 puntos porcentuales en % del PIB), mientras que el ahorro público total se ha reducido tan sólo 1,1 puntos porcentuales en % del PIB por el fuerte aumento de los pagos de los intereses de la deuda pública acumulada. Ambas variables se sitúan todavía en 2014 en niveles negativos no deseables que incumplen la "regla de oro" de la política fiscal (emitir deuda pública solamente para financiar la inversión pública y suponiendo que el componente del ajuste déficit-deuda sea nulo).


En el gráfico 3 se presenta la evolución temporal del superávit o déficit de las AA.PP. total y primario (excluidos los pagos de intereses de la deuda). Con más precisión, se trata de la capacidad (+) o necesidad de financiación (-) total y neta de intereses, obtenida como suma del ahorro bruto y del saldo de la cuenta de capital de las AA.PP. En este caso, se incluye además de los ingresos y gastos públicos corrientes, los ingresos y los gastos de capital de las AA.PP., incluida la inversión pública, entre otras partidas.


Como se puede observar en el gráfico, un periodo significativo de ajuste fiscal comenzó después de 1995 (año en el que se alcanzó un déficit público récord hasta entonces del -6,6%), para posteriormente reducirse en años sucesivos el déficit hasta el año 2004, y generándose superávit públicos crecientes en el periodo 2005-2007. Nuevamente, el año 2008 marca un cambio de tendencia brusco, al aparecer cifras de déficit público total del -4,5%, cifras no registradas desde el año 1996. En el año 2009 se alcanzó una nueva cifra récord: un -9,4% de déficit público primario y un -11,1% de déficit público total en estos 51 últimos años de historia de la hacienda pública española. El proceso de consolidación fiscal que había tenido relativo éxito en el periodo 2010-2011, se frenó significativamente en 2012, aunque se ha vuelto ha encauzar en los años 2013 y 2014. Con más detalle, el déficit público total se ha reducido desde 2012 en 4,5 puntos porcentuales del PIB, hasta alcanzar el 5,8% del PIB, mientras que el déficit público primario se ha reducido en 4,8 puntos porcentuales del PIB, hasta situarse en el 2,6% del PIB.

No obstante, el déficit público total actual (-5,8% del PIB) se mantiene en una cifra aún muy alejada del límite del -3,0% vigente para los países de la zona del euro. El problema fiscal refleja tanto la insuficiente caída del gasto público, como la baja recaudación impositiva.

En el gráfico 4 se muestra la senda temporal de dos variables representativas del stock de deuda pública de las AA.PP. La primera es el stock de deuda pública total medido por el conjunto de los pasivos financieros totales de las AA.PP. En el segundo caso, la segunda variable representativa del stock de deuda pública (menor en niveles por las partidas que incluye) es construido según la metodología del Protocolo de Déficit Excesivo (PDE) incluido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la zona del euro (esta es la cifra oficial que pública el Banco de España y el Banco Central Europeo sobre el total de la deuda pública española). En ambos casos, la reducción es espectacular desde el año 1996 hasta el año 2007, y nuevamente se produce un deterioro muy significativo y persistente desde el inicio de la crisis financiera internacional en el año 2008. Con más detalle, en el año 2014 el stock de deuda pública según la metodología del PDE ha vuelto a crecer hasta alcanzar la cifra récord del 97,7% del PIB, sobrepasando ampliamente el límite impuesto por el Tratado de Maastricht (60% del PIB).


En los gráficos 5 y 6 se han añadido a los gráficos 3 y 4, algunas previsiones disponibles para el periodo 2015-2017 de las cifras del déficit público total y del stock de deuda pública según la metodología PDE. Las previsiones del Ministerio de Economía y Competitividad provienen de la publicación Actualización del Programa de Estabilidad, 2015-2018 remitida a la Comisión Europea el pasado mes de abril, mientras que las previsiones de la Comisión Europea aparecen en el informe European Economic Forecast, Autumn 2015, publicado el pasado mes de noviembre.




Por una parte, las previsiones disponibles para el déficit público total (gráfico 5) del Ministerio de Economía y Competitividad indican que la continuidad del proceso de ajuste fiscal en 2015-2017 posibilitarán que el déficit del conjunto de las AA.PP. alcance a finales de 2015, 2016 y 2017 el 4,2%, el 2,8%% y el 1,4% del PIB, respectivamente, situándose ya por debajo del límite impuesto por el Tratado de Maastricht del -3% a finales de 2016. Las previsiones de la Comisión Europea son mucho más pesimistas, y los técnicos del organismo estiman que el déficit público total se situará en 2015, 2016 y 2017 en el 4,7%, 3,6% y 2,6%, respectivamente, por encima de las previsiones del Gobierno de España.
http://vicenteesteve.blogspot.com.es/

Por otra parte, las previsiones de la Comisión Europea sobre la evolución del stock de deuda pública según la metodología del PDE (gráfico 6) son claramente pesimistas. Los técnicos del organismo estiman que el stock de deuda pública se situará a finales de 2015 en el 100,8% del PIB, mientras que a finales de 2016 ya alcanzará el 101,3% (cifras muy alejadas del límite impuesto en el Tratado de Masstricht del 60% del PIB).

Finalmente, el stock de deuda pública según la metodología del PDE alcanzó a finales de septiembre de 2015 los 1.062.315 millones de euros, lo que representa ya el 99,3% del PIB, según las cifras difundidas el 11 de diciembre por el Banco de España.

13 enero 2016

La elasticidad de la demanda para Marc M

Estoy contento, mi hijo que esta acando el bachirellato ha decido hacer ADE
Le voy guardando aqui enlaces para el año que viene

Suerte con la economia !!!!!

Ramon


La elasticidad de la demanda

La elasticidad de la demanda es uno de los temas que más me costaba explicar a los alumnos de 1º de Bachillerato de Sociales, en parte por su poco base matemática. Por ello lo he ido desarrollando en mi libro en pequeños pasos:
Captura de pantalla 2016-01-12 a la(s) 08.13.12Captura de pantalla 2016-01-12 a la(s) 08.13.46Captura de pantalla 2016-01-12 a la(s) 08.13.24
Captura de pantalla 2016-01-12 a la(s) 08.13.35Captura de pantalla 2016-01-12 a la(s) 08.13.57
Textos de ejemplos actuales para trabajar en clase:

http://josesande.com/2016/01/12/la-elasticidad-de-la-demanda/
13-1-2016

07 enero 2016

Solución y estimación de modelos dinámicos en macro

Solución y estimación de modelos dinámicos en macro

Estos tres últimos meses no me he prodigado mucho en NeG, en parte por viajes y en parte por lo que brevemente mencioné como obligaciones académicas. Tenía dos cosas que entregar con fechas límite hoy 31 de diciembre. Finalmente acabé las dos (todavía con unas cuantas horas de margen ;-).
La más importante de estas obligaciones era un capítulo para el nuevo volumen 2 del Handbook of Macroeconomics en solución y estimación de modelos de equilibrio general dinámico estocástico en macroeconomía con Frank Schorfheide y nuestro co-editor en NeG, Juan Rubio.Aquí esta una copia del capítulo. Es largo, 244 páginas, prácticamente un libro, y aun así nos hemos dejado muchísimas cosas en el tintero (modelos en tiempo continuo, modelos de cambio de régimen Markoviano, modelos con agentes heterogéneos, extensión de los métodos propuestos a programación masiva en paralelo, ingeniería del software para macroeconomistas con material como el de esta entrada o esta otra). Pero estamos realmente satisfechos con el resultado final y creemos que es será un muy buen recurso para enseñar muchos de los métodos que un macroeconomista necesita manejar estos días. A mi me lleva aproximadamente un semestre (42 horas lectivas) cubrir el material en el capítulo y voy relativamente rápido. Con una breve introducción a análisis numérico básico y el material adicional que mencionaba antes, el contenido cubriría una secuencia completa de segundo año de doctorado de métodos computacionales en macroeconomía.
Como muchos estudiantes/investigadores jóvenes leen esta página, he pensado que colgar esta entrada pueda resultarles útiles para una resolución para el año nuevo de aprender cosas nuevas.
Y ahora, a ponerme a terminar un “survey” de la literatura de incertidumbre en macro que tengo que entregar al Journal of Economic Literature el 31 de enero y que voy en exceso retrasado...

http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/solucion-y-estimacion-de-modelos-dinamicos-en-macro
http://economicsone.com/2014/10/03/wanted-a-new-handbook-of-macroeconomics/
Solution and Estimation Methods for DSGE Models Jesus Fern´andez-Villaverde University of Pennsylvania Juan F. Rubio-Ramırez Emory University Frank Schorfheide∗ University of Pennsylvania December 31, 2015
 Prepared for Handbook of Macroeconomics, Volume 2 
http://economics.sas.upenn.edu/~jesusfv/FVRS_Handbook.pdf
http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/programacion-funcional-para-economistas
http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/cosas-que-hacer-para-los-que-tengan-vacaciones
Critica
Cedric Villani medalla Fields del 2010 dice que la modelización en Macroeconomia es “un fiasco”.
Jesús Fernández-Villaverde
F.A. Hayek, uno de los grandes economistas del siglo XX, nos enseño que la civilización moderna se basa en la división del conocimiento. El mejor oncólogo del mundo probablemente no alcance el nivel de conocimiento de ingeniería aeronáutica de un estudiante de grado mediano y el mejor físico de partículas del planeta probablemente sepa menos de historia de Sudáfrica (¡al menos que sea de Sudáfrica) que un estudiante de instituto avispado de Ciudad del Cabo. Incluso dentro de los campos, la gente sabe poco fuera de su área de especialización. Yo mismo raramente hablo en las reuniones de contratación de mi departamento cuando discutimos casos de economistas trabajando en teoría de juegos o micro empírica. Dejo que sean los especialistas en esas áreas los que expresen juicios de valor más fundados que el mío.
Villani es, como lo demuestran sus premios, un matemático magnífico, pero obviamente, de economía sabe bastante poquito y su comentario sobre la macroeconomía circula entre lo trivial y lo irrelevante. Es más, el que se atreva a hablar en público sobre lo que obviamente no sabe nada me hace dudar bastante de su sentido común (el síndrome Sheldon Cooper es algo muy extendido en la academia: gran inteligencia para algo pero bastante obtuso para todo lo demás). Si eso es lo mejor que los críticos de la macro moderna pueden poner encima de la mesa, me quedo bastante tranquilo.
 La gente que hace direccion de empresas no tiene porque saber mucho de economia y viceversa. Krugman lo explico fenomenal hace mucho tiempo:
Si uno es Frances y quiere aprender economia se va a la PSE o a TSE, pero no a HEC. El departamento de economia de HEC
es pequeñito y tienen un par de tipos excelentes en teoria (Itzhak Gilboa es magnifico). En macro:
tienen a tres personas, las tres jovenes y muy majas, pero lejos de ser “pesos pesados” de la profesion.
2) Para las conferencias a los estudiantes, organizadas desde decanato, se trae a gente de todos los gustos y colores. Cualquiera que este en una universidad sabe que a alguien en decanato se le ocurren los nombre porque los ve en el periodico o en la tele. En Penn mismo en decanato se les ocurren dos ideas bobas de invitacion por semana. La solucion es no ir y ya esta. Los seminarios buenos en las universidades son los que organizan los departamentos.
3) Y, aunque no venga a cuento, pero como parece no quedar claro, yo hago estimacion estructural de modelos de equlibrio general dinamico. Yo no tiro regresiones.
Pabloj 
Leeré con muchísimo gusto (y espero que con esfuerzo ) esas páginas. Aunque personalmente no tengo fe en aquella modelización que excede determinados límites:
1-porque recuerdo que cuando estudiaba esos asuntos los modelos se volvían caótico-inestables en cuanto introducías ecuaciones algo realistas,
2- porque creo firmemente que todos los datos son intrínsecamente erróneos; no solo es que se tomen o se manejen mal, sino que son per se incorrectos. Y hasta que no se resuelva eso no será posible modelar con tino. Es como modelar alfarería con gelatina en vez de arcilla. La buena noticia es que, resuelto eso, la modelización podría progresar mucho. Esto es una opinión muy personal y quizá en un 99% equivocada.
Tal vez los economistas-matemáticos hayáis desarrollado herramientas para resolver bastantes problemas en estos años y me lleve una grata sorpresa.
Gracias por colgarlo.
Jesús Fernández-Villaverde
“los modelos se volvían caótico-inestables en cuanto introducías ecuaciones algo realistas,”
De hecho es al revés: a los macroeconomistas nos encantaría que hubiese comportamiento caótico y/o inestable. Esto generaría fluctuaciones endógenas que nos permitirían reducir el papel de los choques exógenos, choques que siempre nos desagradan. Y tenemos instrumentos de sobra para tratar con estos casos. El problema es que es realmente difícil escribir modelos macroeconómicos que satisfagan unos criterios básicos (agentes optimizando, funciones de producción y de utilidad que cumplan unas propiedades razonables, etc.) y que te generen estos comportamientos caóticos y/o inestables. Lo explico aquí en cierto detalle:
Insisto: lo difícil es tener comportamiento caótico y/o inestable, no al contrario.
Cuando tienes precios endogenos en equilibrio general, en general eso no es verdad y no tienes comportamiento caotico. Como explicaba en la entrada que enlazaba hay gente muy lista que lleva muchos años intentando encontrar modelos caoticos convincentes. No debe de ser tan obvio cuando no los han encontrado.
En la practica es imposible, por ejemplo, solucionar un problema de programacion dinamica con mas de 25 variables de estado (incluso empleando programacion paralela masiva con GPUs) sin emplear aproximaciones a menudo excesivamente crudas. Es consecuancia de lo que se llama la “maldicion de la dimensionalidad” (i.e., la complejidad algoritmica crece de manera exponencial en el numero de dimensiones de un problema, no polinomicamente).
Este no es solo un problema en macro. En la industria es un problema generalizado. Por ejemplo, Amazon (cuyo comportamiento interno conozco en cierto detalle por motivos en los que no voy a entrar aqui) tiene serios problemas en solucionar cientos de problemas de programacion dinamica que tienen que afrontar cada dia del año precisamente por esos limites computaciones.
Y esta gente:
(con la he colaborado en el pasado) se enfrentan cotidianamente a la programacion dinamica del grid electrico de la costa este de Estados Unidos y solo pueden tratar una parte muy reducida del problema.
The Bayesian Choice: From Decision-Theoretic Foundations to Computational Implementation, Christian P. Robert