09 septiembre 2008

Articulo Esade -9-6-2008-.X,Mena

Una de cada diez hipotecas podría superar el valor real del piso.

Esade prevé una caída del precio de los activos inmobiliarios de entre el 20 y el 30% hasta 2009, muchas suspensiones de pago tras el verano y un paro superior al 10%
- El profesor de Economía Francesc Xavier Mena aseguró que el modelo de crecimiento español "se ha venido abajo"
- Se muestra muy crítico con la ayuda de 400 euros que ve inefectiva
Barcelona. (Agencias).- Los autores del informe de coyuntura económica de la escuela de negocios Esade han advertido de que el 10% de las hipotecas vivas en España podría estar cubriendo inmuebles por debajo del valor del crédito a finales de este año 2008 de seguir cayendo el precio de la vivienda.
MÁS INFORMACIÓN
• El Euribor, al 5,429, marca un nuevo récord diario
• El precio de la vivienda caerá entre el 2 y 8% en España
________________________________________
Así lo ha explicado el economista Francesc Xavier Mena, como parte del panorama económico que prevé como más probable para España y que contaría con un 50% de posibilidades. Esta situación se produciría por una "caída del valor de los activos inmobiliarios de entre el 20% y el 30%" para aquellas viviendas adquiridas en los últimos tres años.
Según explica Mena, "esto ya pasó en el año 1992 y no quiere decir que a las personas que les afecte tengan que vender sus viviendas obligatoriamente".
En este entorno, que se encuentra a medio camino entre la visión más pesimista -los que anuncian una recesión- y la más optimista -la que da el Gobierno-, los autores del estudio señalan: "la crisis actual que está afectando a la economía global tendrá sus costes laborales en España, por lo que se prevé que durante el bienio 08-09 la tasa de paro supere el 10% y se anuncien importantes ajustes salariales".
El estudio de coyuntura prevé que en este entorno, considerado como el más probable, el PIB español crecería entre el 1,5% y el 2%, con un modelo de crecimiento basado en el consumo familiar, ya que la construcción apalancada -basada en la deuda- ya se está agotando.
El profesor de Economía de Esade añadió la caída económica se dará especialmente fuera de las grandes ciudades, si bien indicó que la economía española empezará a recuperarse "a finales de 2009" y que el sector inmobiliario residencial lo hará en 2012.
Lo peor, tras el verano
Mena aseguró que lo peor vendrá "después del verano", cuando "habrá cola en los juzgados para presentar concursos de acreedores -antigua suspensión de pagos-", lo que llevará a ajustes de empleo que impulsarán la tasa de paro por encima del 10%. Como consecuencia, "el 5% de la población lo va a pasar mal porque el paro aparecerá en casa, y el resto deberán reducir el nivel de vida", expuso Mena.
Pero ésta no es la única consecuencia laboral que pronostica el informe, ya que pronostica que los costes laborales unitarios en España, a parte de dañar la competitividad, llevarán a medidas como la reducción salarial durante 2008-2009. Ante esta difícil situación laboral se abre una disyuntiva sobre cuáles serán los colectivos más perjudicados. "En un primer momento parecía que serían los inmigrantes, aunque debido a su flexibilidad salarial y a la movilidad geográfica y funcional los trabajadores inmigrantes tienen más posibilidades de adaptarse a los nuevos contratiempos", señala la nota de la escuela de negocios.
Asimismo, Mena auguró que "algunas pequeñas cajas de ahorros españolas están viviendo grandes tensiones y deberán fusionarse con alguna más grande" para sobrevivir, en un entorno en el que la morosidad seguirá creciendo de forma importante, aunque "no llegará a los niveles de 1993".
Ejemplificó la situación actual, de carácter global e iniciada por la crisis 'subprime' en Estados Unidos a mediados de 2007, como "la caída de un meteorito" -hipótesis de la desaparición de los dinosaurios-, en la que "lo grave no es el impacto inicial, sino el cambio de entorno que produce".
Modelo agotado
Mena aseguró que el modelo de crecimiento económico español, basado en la construcción y el consumo, "se ha venido abajo" y se debe replantear, hacia otro sistema con "más internacionalización, más valor añadido y más espíritu emprendedor -capital humano-". También alertó de que el diferencial de inflación de España con la Zona Euro es una "espada de damocles" que hace bajar la productividad y que "sólo se podrá solucionar con más paro, salarios más bajos o jornadas laborales más largas".
Otro problema para España es el déficit exterior, que ha alcanzado el 11,3% del PIB. "Si se restringe el crédito mundial, España lo pasará mal", aseveró.
Crítico con los 400 euros
Respecto a la ayuda de 400 euros del Gobierno, Mena la calificó de consecuencia de un "calentón electoral" que ha provocado que el superávit se haya "dilapidado" en una medida que "no soluciona nada y no es equitativa socialmente". También lamentó que este gasto, que deja las arcas estatales con previsión de déficit, perjudica a otros "temas importantes" como la revisión de la financiación autonómica y a las partidas para impulsar las infraestructuras y paliar la crisis residencial en la construcción.
El profesor de Esade Fernando Ballabriga añadió que el término "desaceleración" utilizado por el Gobierno es un "eufemismo poco apropiado" para esta coyuntura y que el Banco de España "está fuera de la realidad" en sus perspectivas, demasiado optimistas para la escuela de negocios.
El informe de Esade también analiza el contexto internacional, y en especial la zona euro, Estados Unidos y China. Esade sitúa el crecimiento mundial en el 3,5% para 2008 y 2009, mantenimiento del diferencial euro-dólar, encarecimiento de las materias primas del 5% anual y tipos de interés que se mantendrán en el 2% en Estados Unidos y en el 4% en Europa.
La zona euro crecerá un 2% en 2008 y un 1,6% en 2009, y la inflación será del 3% y del 2,5%, respectivamente, según las previsiones que la escuela de negocios considera más probables. Esade también contempla la posibilidad de subidas de tipos en Estados Unidos para evitar que aumente la inflación debido a la depreciación del dólar, y calcula que China experimentará un "ajuste coyuntural" tras los Juegos Olímpicos por los tipos de interés al alza, la inflación y las pérdidas bursátiles de muchas familias que todavía no han hecho efectivas.