20 septiembre 2011

N-279: Como salvar al Euro

Europe's currency crisis
How to save the euro
It requires urgent action on a huge scale. Unless Germany rises to the challenge, disaster looms


Tan grave, tan amenazantes,y  tan imparable se ha convertido en la crisis del euro que incluso solo hablar de rescate  alimentan cada vez más el pánico. Los inversores han olido que los líderes europeos no parecen dispuestos siempre a hacer lo suficiente. Sin embargo, a menos que los políticos actuen con rapidez para persuadir al mundo que su deseo de preservar el euro es mayor que la capacidad de los mercados para apostar en contra de ella.  "no es sólo el euro, que está en riesgo, es el futuro de la Unión Europea y la salud de la economía mundial"
Es un pensamiento aleccionador de que tanto depende del liderazgo de los políticos europeos que siguen peleando y subestiman de forma constante lo que se enfrenta a ellos . Pero la única manera de detener la espiral descendente ahora es un acto de suprema voluntad colectiva de los gobiernos de la zona euro para erigir un aluvión de medidas financieras para evitar la crisis y poner la gestión del euro sobre una base más sólida.
Los costos serán de gran tamaño. Poca gente, menos aún en este diario, quiere que sea una intervención amplia en los mercados financieros o un gran cambio de la soberanía nacional a Europa. Tampoco  una brecha más grande entre los 17 países de la zona euro y otros diez de la UE. Sólo que las alternativas son mucho peores. Esa es la cruda realidad de que Angela Merkel de Alemania, en particular, necesita con urgencia  explicar a su pueblo.

El fracaso de la austeridad y la simulación
Un rescate  debe de hacer cuatro cosas rápidas:
-En primer lugar, se debe dejar en claro que los gobiernos de Europa son considerados ilíquidos  dando respaldo ilimitado a los gobiernos no solventes, con  la reestructuración de la deuda de aquellos que no pueden pagarlo.
-En segundo lugar, hay que apuntalar los bancos de Europa para asegurarse de que puede soportar un incumplimiento soberano.
-En tercer lugar, es necesario cambiar la política macroeconómica de la zona euro a partir de su obsesión por el recorte presupuestario hacia una agenda para el crecimiento. Y, por último, se debe iniciar el proceso de diseñar un nuevo sistema para detener un desastre cada vez que se crea un problema nuevo.
-La cuarta parte que tomara mucho tiempo en completar: al implicará nuevos tratados y la aprobación de los parlamentos y electores.

Hasta ahora la respuesta de la zona euro se ha basado en exceso en  dos cosas: la austeridad y la pretensión. Recortar el déficit presupuestario ha sido la prioridad, de ahí el aumento de impuestos y los recortes de gastos. Sin embargo, esta contracción fiscal colectiva es muy contraproducente. Por motor de las economías debilitadas en una recesión que sólo aumenta la preocupación por las deudas del gobierno y los bancos europeos  Y el mero recorte presupuestario no se ocupa de la verdadera causa del desastre, que es una pérdida de credibilidad.

Italia y España están bajo ataque, no porque sus finanzas se han deteriorado de repente, sino porque los inversores temen que pueden ser forzados por defecto. De esta pérdida de confianza, la culpa la pretensión. Los líderes europeos han negado en repetidas ocasiones que Grecia es insolvente (cuando todo el mundo sabe que lo es), en su defecto para dibujar una línea entre ella y la talla de España e Italia, que son solventes, pero de corta  liquidez. La excusa es que una reestructuración griega puede causar el contagio. De hecho, negando lo inevitable ha socavado las promesas de los gobiernos solventes.
En lugar de la austeridad y la simulación, un rescate creíble debe comenzar con el crecimiento y, si es inevitable, seria una reestructuración de la deuda.
Europa debe hacer un juicio honesto sobre qué lado de la línea de los países están en. Grecia, que es inequívocamente insolvente, debe tener un duro, pero ordenada rebaja. El último, el plan inadecuado para un griego del rescate, estuvo de acuerdo en una cumbre en julio, se debe tirar y volver a escribir. Pero todos los miembros del euro salvo (y en el número actual Portugal es casi en el campo de disolvente) debe ser defendida con capacidad financiera enorme. Todas las economías en problemas, solvente o insolvente, necesita un programa de renovación de la reforma estructural y la liberalización. La liberación de los servicios y las profesiones, la privatización de las empresas, reduciendo la burocracia y el retraso de la jubilación va a crear condiciones para un renovado crecimiento, y que es la mejor manera de reducir las deudas.
Cómo prevenir el contagio?
Un defecto griega pondría en peligro muchos bancos, no sólo en Grecia: esta semana los mercados se apuntan a los bancos franceses que tienen deudas del sur de Europa. Además, los países necesitan un solvente respiro para impulsar reformas. Que apunta a estar de acuerdo a dos medidas, al mismo tiempo: un plan para apuntalar a los bancos, que puede tomar meses para poner en práctica, y una promesa sólida para apoyar a los gobiernos solventes, lo que tiene que ser inmediata.
La recapitalización de los bancos de Europa debe basarse en las pruebas de tensión adecuada (que debe incluir este tiempo posible incumplimiento de deuda soberana griega). Algunos bancos pueden ser capaces de recaudar dinero en los mercados de renta variable, pero las personas más vulnerables necesitan ayuda del gobierno. Los países centrales como Alemania y los Países Bajos tiene suficiente dinero para cuidar de sus propios bancos, pero los gobiernos periférica pueden requerir de la zona euro de dinero. Lo ideal sería que vendría del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), cuya revisión fue la cosa más útil para salir de la cumbre de julio. Pero también tiene sentido establecer un fondo de la zona euro del banco, junto con un banco de la zona euro resolución de la autoridad. Eso es parte de la creación de instituciones a largo plazo. Sin embargo, el BCE podría ayudar a los bancos por dar un compromiso de proporcionar liquidez ilimitada por el tiempo que sea necesario, en lugar de un móvil de seis meses, como ahora.
La gran muralla de Europa
Nada de esto funcionará a menos que los europeos crear un cortafuegos alrededor de los gobiernos solventes. Eso significa que apuntalar la zona euro de la deuda soberana. España e Italia deben € 2,5 billón. ¿Qué pasa si los mercados de repente se asustó en Bélgica o en Francia? Algunos han abogado por un sistema de eurobonos en el cual cuenta con el respaldo de la deuda de cada país por todos. Sin embargo, el control político para que los países de alto poder adquisitivo no desperdiciar el dinero de otros que tardan años en resolver una cosa y la zona euro no tenemos es tiempo. La respuesta es a su vez a la única institución creíble que puede contrarrestar la pérdida de confianza colectiva de tal magnitud.
El BCE debe declarar que está detrás de todas las deudas de los países solventes "soberano y que está listo para usar recursos ilimitados para evitar el pánico en el mercado. Esto es consistente con la meta del BCE de garantizar la estabilidad de precios y financiera para la zona euro en su conjunto. Siempre y cuando los gobiernos son solventes y que el banco vende los bonos de vuelta al mercado después de la crisis, esto no equivale a monetizar la deuda pública. En el mundo de la recesión actual, el BCE podría comprar varios billones de euros-en bonos sin desatar la inflación.
Aún así, este es un gran paso. Los funcionarios alemanes del BCE han llevado a dimitir en protesta por la limitada de compra de bonos realizadas hasta la fecha. Temen no sólo que una institución tan joven es vulnerable a una pérdida de credibilidad, sino también que el BCE, que es independiente, pero no elegidos, podrían verse involucrados en decisiones políticas-en especial por la declaración del estado de insolvencia y cortándolo. Estos dos riesgos a largo plazo son reales, pero son más que compensados por la necesidad de detener la putrefacción. Sería una tontería si la defensa tenaz del BCE de la política monetaria rigor llevado, por ejemplo, a un defecto italiano y una depresión mundial.
Un mal negocio, o un puese ser mucho peor?
Poner nuestro plan para muchos europeos y acreedores alemanes, griegos deudor o euroescépticos británicos-y pueden quejarse de que esto no es lo que les prometieron cuando el euro se creó. Completamente cierto, y tristemente irrelevante. La cuestión ahora no es si el euro se vendió mal o si era una idea terrible, en primer lugar, es si vale la pena el ahorro. ¿Sería más barato que romper ahora? Y los gastos en política a largo plazo de rediseño de Europa para salvar el euro demasiado grande?
La dura realidad de la moneda única es que conseguir en es mucho más fácil que salir de nuevo. Legalmente, el euro no tiene una  cláusula de salida. Si Grecia salió furioso, y maldita sea la ley, ya que aún podría tener que ver, sufriría una corrida en sus bancos, los depositantes retiraron de euros antes de ser convertidos a la fuerza en la nueva devaluación dracma. Se tendría que imponer controles de capital. Empresas griegas con las cuentas internacionales el riesgo de quiebra, ya que pronto se quedaría sin el dinero para cubrirlos, y la presión sobre otros países tambaleante se incrementaría. Es por eso que estamos a favor de la reestructuración de Grecia, pero dejando  que se quede en el euro.
Si, por el contrario, un país fuerte como Alemania salió del euro, probablemente tomando otros países fuertes con él, el resultado sería igual de terrible. Las divisas se elevaría nuevo, llegando a los exportadores alemanes. La turbulencia en los restos de la zona euro se mezcla los mercados de exportación al igual que las empresas del norte se volvieron menos competitivas. Bancos y empresas alemanas, en una imagen de espejo de lo que sucedería en Grecia, que sufren de la devaluación abrupta de los activos en euros fuera de la nueva moneda dura zona. Y la grupa todavía podría romperse, como Italia o España no quiere tener nada que ver con Grecia. En medio de los escombros de tratados rotos, grandes fluctuaciones de divisas y amargas recriminaciones, el mercado único europeo y la Unión Europea podría colapsar la misma, la roca de la post-guerra en el continente la estabilidad podría comenzar a desmoronarse.
Colocación de números para cualquiera de esto es difícil. Los analistas de UBS, un banco, por cierto que euro ruptura podría costar a un país periférico 40-50% del PIB en el primer año, y un país central del 20-25% (ver artículo). Sí, eso es una suposición (al igual que las diversas estimaciones de los costos de la ruptura y los de un rescate en los próximos años). Pero el proyecto inmediato de una ruptura de la moneda única sería seguramente en los billones de euros. Por el contrario, un rescate con éxito parece una ganga. Sume el dinero ya gastado en los rescates, a lo que se necesita para recapitalizar a los bancos europeos y las pérdidas potenciales para el BCE, y el total sigue siendo sólo será en los cientos de miles de millones de euros. Si la intervención del BCE es audaz y creíble, ni siquiera tiene que comprar esa deuda mucho, porque los inversores paso pulg En resumen, la zona euro sería imprudente a coquetear con el colapso de un rescate económico, cuando es posible.
Los contribuyentes alemanes podría aceptar que los costos inmediatos de nuestro plan de rescate son más pequeños que la ruptura. Pero lo que detesto es la idea de que podría permitir a los italianos y los portugueses irresponsable del gancho. Con la certeza de que el BCE está detrás de sus bonos, pueden alejarse de la reforma y la rectitud.
Dos los riesgos derivados de esta. La inmediata (y real) una es que los alemanes furiosos exigirá que Grecia es expulsado (o intimidado a) del euro para asustar a los demás. Un acontecimiento tan terrible hecho asustar a Portugal e Irlanda, pero una amenaza de expulsar a Italia o España está vacío: son demasiado grandes y demasiado estrechamente ligada a la Unión Europea. Basta con sujeción a Grecia porque era conveniente permanentemente socavar la seguridad de los pequeños de la UE. Además, una vez por defecto Grecia y reestructura, su economía tiene una buena oportunidad de hacer un comienzo creíble en su largo viaje hacia la salud económica.
El riesgo a largo plazo tiene que ver con "más Europa". Los fans de la integración política decir que la única manera de imponer la disciplina es la creación de unos Estados Unidos de Europa (véase Carlomagno). Tal vez una unión fiscal que supervisa la emisión de eurobonos común? O un nuevo papel de supervisión de los gobiernos de la zona euro-, o, Dios no lo quiera, el Parlamento Europeo sirve para nada? En algún lugar detrás de esto también se perfila la idea de que la ins ahora será capaz de órdenes a las salidas. Los diez países, entre ellos Suecia, Polonia y Gran Bretaña, que mantienen sus propias monedas, podría enfrentarse a una elección: unirse al euro o ser excluido de un nuevo "núcleo europeo", que en efecto se inicia el establecimiento de políticas. Y, siendo Europa, hay muchas posibilidades de que los políticos tratan de evitar hablar de un montón de esto con sus electores.
The Economist reconoce que el plan de rescate se inicia con un déficit democrático que necesita ser arreglado si los pasos hacia una unión más estrecha fiscales van a trabajar. Pero debe haber formas para que los buenos gobiernos para obligar a los malos para mantenerse en línea que no requieren la construcción de un enorme nuevo superestado federal. Los holandeses han sugerido un comisario en Bruselas, con poder de veto sobre los excesos fiscales de los países, y de imponer sus juicios por la ley. La señora Merkel ha hablado de la atribución al Tribunal de Justicia Europeo el derecho de imponer el buen comportamiento. Estos son los pasos-que gran error, y no porque implican cambios en el Tratado que tendría que ser vendido a los votantes. Pero están muy lejos de Estados Unidos de Europa.
La señora Merkel, es el momento para explicar las opciones

Las salidas, en particular, todavía puede estar nervioso acerca de todo esto. Así que francamente es este periódico. Sin embargo, la alternativa puede ser el colapso no sólo de la moneda única, pero el mercado único y todo el proyecto europeo. El euro ha llegado al punto en que nadie va a conseguir lo que quieren, algo que tiene que ser definida a los alemanes más que nadie. En los últimos 18 meses han apoyado a regañadientes medio de rescate tras el descanso de rescate y la factura se ha incrementado. En la confianza y la credibilidad de final son todos. Para que el BCE están detrás de los países menos prudente puede ser incómodo para los alemanes, pero dejando caer el euro a los bits es mucho, mucho peor. Hechizo que de manera clara a sus votantes, la señora Merkel.

traducire bien, despues
http://www.economist.com/node/21529049
--------
One bad apple y el Fondo Monetario Europeo
by Javier Andrés on 16/03/2010
http://www.fedeablogs.net/economia/?p=3156
Lo que es más discutible es que la existencia de un compromiso de default ordenado, como el que se propone para situaciones críticas, contribuya a hacer las crisis menos probables. Más bien puede suceder lo contrario. Se argumenta que el no bailout no es una opción realista y que en caso de emergencia ha resultado poco creíble porque un país en apuros puede amenazar al resto del área euro con un default que afectaría al conjunto del sistema financiero; así los demás países tienen que acudir de una forma u otra al rescate. Pero la existencia del FME no elimina esta ‘capacidad de amenaza’ ya que el default ordenado al que ahora tendría derecho un país con serios problemas, requiere unas condiciones que tienen que ser aceptables para dicho país. De este modo, la capacidad del FME para exigir un duro ajuste fiscal se ve mermada, en particular si en su consejo se sienta el país con el que ha de negociar, junto a otros con desequilibrios fiscales similares, que pueden estar en dificultades más adelante y que no quieran sentar un precedente de excesiva dureza. Es cierto que en este caso la voz cantante la llevarían los países europeos encargados de financiar el rescate en última instancia, pero esto ya lo pueden hacer ahora sin dicho fondo, y con más fuerza ya que no tienen una obligación explícita de rescate sino todo lo contrario. Caso de tener que recurrir a una ayuda excepcional el poder negociador de la bad apple es menor si se enfrenta a un organismo más ‘externo’, como el Fondo Monetario Internacional.
-----
PAUL DE GRAUWE decia:
La unión monetaria solo puede sobrevivir si existe la voluntad de proporcionar ayuda financiera mutua en tiempos de crisis. Por tanto, la solución no consiste en aplicar el mecanismo contra el impago de la deuda soberana, que conducirá a la desaparición de la eurozona, sino en dar un carácter permanente al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, o mejor aún, transformarlo en un Fondo Monetario Europeo como el que proponen Gros y Mayer, incluyendo una condicionalidad lo suficientemente fuerte como para reducir el peligro del riesgo moral.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/camino/destruccion/eurozona/elpepuint/20101122elpepuint_1/Tes