29 julio 2011

N-248- Si no me das financiación, presento concurso de acreedores

Esta es la frase que más oyen las entidades financieras. Y si la empresa les debe mucho dinero, tienen que ceder e intentar buscar una salida a la situación, porque saben que si le dan financiación, podrán recuperar una parte mayor de la deuda.

Pues esto es lo que le sucede a Alemania con sus deudores, que si no les ayuda a que le puedan devolver la deuda, las pérdidas que tendrá serán mucho mayores.

Todos nos hemos encontrado con un cliente que no te puede pagar y tienes que armarte de paciencia e intentar recuperar todo lo que puedas, porque a malas no vas a recuperar un duro.

¿Por qué os pensáis que la mayoría de concursos de acreedores terminan en quiebra? Porque cuando se presenta un concurso de acreedores, la empresa pierde algo que es esencial: la confianza. Y sin confianza no hay crédito, y sin crédito la empresa se ve abocada a la quiebra.

Y esto es lo que está logrando Angela Merkel con su política, que se pierda la confianza en los PIIGS y sin confianza no conseguirán crédito o, como le sucede a la persona que no consigue crédito, tendrán que ir a los usureros que les prestan a unos tipos de interés astronómicos, que les aumentarán las perdidas y al final podrán devolverle menos dinero a los acreedores.

Porque  si realmente quiere que pague el sector privado, después no tendría que rescatar a sus bancos y pensionistas, a no ser que lo que quiera es que en los rescates participe sólo el sector privado que no sea alemán. 

Los políticos carecen del pragmatismo de la gente de empresa, que sabe distinguir entre los posible y deseable y, que de nada sirve tener una sentencia condenatoria si al final no cobras.

Por lo que Angela Merkel debería de intentar recuperar lo que pueda de lo que le deben y ayudarles a que pueden devolverte la mayor cantidad posible, dándoles financiación a bajos tipos de interés, comprar servicios y productos de los países que les deben dinero (que se compren un apartamento en la Costa del Sol), permitir una inflación más elevada en la zona Euro, etc.

Aunque esto no resta de que sea exigente para que se hagan las reformas estructurales y los recortes en el gasto público, porque si el sacrificio es unilateral, entonces estarían haciendo el primo.

Y la próxima vez, que se fije más a quien están dejado su dinero sus ciudadanos, para no volverse a encontrar pillada, porque esta vez no se escapa de la quita, por un lado o por el otro.   

l'Albert Bertran Pascual el divendres, 29 / juliol / 2011 a les 18:14

Comentario:

Los políticos carecen del pragmatismo de la gente de empresa...moraleja los politicos antes de ser politicos deberian pasar antes por una empresa, y mejor si es pequeña, y con ideas de crecer y con limitaciones de creditos... y con todas las barreras que se va encontrando, aprenderian del pragmatismos de la gente de empresa...por cierto algun academico, o economista oficial que les asesora tambien deberian pasar por la escuela de las pymes, la mentalidad del funcionario a veces no casa con la mentalidad gerencial...
la política de los bancos alemanes, no ha sido de dar dinero a los alemanes para segunda residencia, no querían una burbuja inmobiliaria, por esto en su país los precios de los pisos bajaron, querían una Alemania industrial, no promotora de pisos....pero por otro lado, alegremente sus bancos invertían en productos de alto riesgo o cedían células hipotecarias. Bien lo explica Verges, además de otras razones. http://www.facebook.com/no​te.php?note_id=10150271595​863749