14 julio 2011

N-236- Capitalismo natural

LA RUTA HACIA EL CAPITALISMO NATURAL
El presente artículo es una traducción de "La Ruta Hacia el Capitalismo Natural"
Amory B. Lovins, L.Hunter Lovins y Paul Hawken
Harvard Business Review, Reprint Number 99309, Mayo-Junio 1999
Se ofrece en versión inglesa en la web del Rocky Mountain Institute. Puede considerarse un buen resúmen del libro de estos autores no publicado en lengua española “Natural capitalism”.

El capitalismo natural es una propuesta de desarrollo empresarial y social impulsada por el Rocky Mountain Institute (RMI) de Estados Unidos y elaborada por los expertos Paul Hawken y Amory Lovins. Su tesis básica es que hay que pasar de la economía del consumo a la de los servicios y reinvertir los beneficios obtenidos en garantizar la conservación de los recursos naturales. Ofrecen ejemplos concretos de estrategias de negocio basadas en un uso radicalmente más productivo de los recursos naturales con el fin de resolver muchos problemas ambientales a la vez que aumentar las ganancias de la empresa.
- Este artículo es una versión resumida de esta propuesta:
Bases para la práctica del capitalismo natural
El viaje hacia el capitalismo natural implica cuatro cambios principales en las prácticas de negocio, todas vitalmente interrelacionadas:
• Aumentar dramáticamente la productividad natural de los recursos.
Reduciendo los desperdicios y el flujo destructivo de recursos tanto en la explotación como en la contaminación representa una gran oportunidad de negocio.
• Cambiar hacia modelos de producción biológicamente inspirados.
El capitalismo natural busca no sólo reducir los residuos sino también eliminar el mismo concepto de residuo o desecho
• Avanzar hacia un modelo de negocio basado en soluciones
El modelo de negocio de fabricación tradicional reside en la venta de bienes. En cambio, el nuevo modelo se sustenta en el flujo de servicios. Por ejemplo, trata de proporcionar iluminación, en vez de vender bombillas.
• Reinvertir en capital natural
En última instancia, el negocio debe reponer, sostener, y expandir los ecosistemas del planeta, para que puedan producir sus servicios vitales y sus recursos biológicos incluso más abundantemente. Las presiones para conseguirlo aumentan a medida que las necesidades humanas crecen, los costos provocados por el deterioro de los ecosistemas aumentan y la conciencia ambiental de los consumidores se expande. Afortunadamente, todas estas presiones crean oportunidades de negocio. El capitalismo natural no está inspirado por la escasez de recursos naturales. De hecho, actualmente, muchos recursos biológicos, como la pesca, ya escasean y otros como el cobre o el petróleo lo harán en breve. Sin embargo, la clave de su explotación está el modelo adoptado. Los índices de precios promedio de las mercancías son tan bajos como hace 28 años, gracias en parte a poderosas tecnologías extractivas, las cuales suelen estar subvencionadas y cuyos daños al capital natural no se contabilizan. Incluso a pesar de esos precios artificialmente bajos, la utilización más productiva de los recursos puede ser ahora tan provechosa que compañías punteras, grandes y pequeñas, se han embarcado ya en el viaje hacia el capitalismo natural

Trazando la ruta hacia el capitalismo natural.
El capitalismo natural exige adoptar nuevos compartamientos en los sistemas de producción como los que se apuntan a continuación.

Aumentar dramáticamente la productividad de los recursos naturales
-Un renovado enfoque hacia el diseño, queconsidere los sistemas industriales como un todo más que parte por parte.
-Sustituir las viejas tecnologías por nuevas, particularmente por aquellas que se basan en procesos y materiales naturales
.
Aplicación de un diseño de sistemas global
El inventor Edwin Land una vez remarcó que "la gente que parece haber tenido una nueva idea, a menudo simplemente acaba teniendo una vieja idea”. Esto es particularmente cierto en el diseño para ahorro de recursos. La vieja idea se basa en que cuanto mayor es el ahorro de recursos, mayor es el coste. Pero esta vieja idea está siendo reemplazada por la nueva idea de que mayores ahorros pueden costar menos:es decir, de que, ahorrar una buena parte de recursos pueden en realidad costarmenos que ahorrar una fracción pequeña de recursos
-Aplicar el pensamiento del sistema globalmente a la productividad de los sistemas naturales puede conseguir incluso más. (ver ejemplos en el pdf adjunto)
-Pensar en el sistema globalmente puede ayudar a los gestores a encontrar pequeños cambios que conllevan grandes ahorros que a su vez son baratos, gratuitos, o incluso mejor que baratos (porque permiten que el sistema en conjunto sea menos costoso deconstruir). Esto es así porque a menudo, una correcta inversión en una parte del sistema puede producir múltiples beneficios en todo el sistema.
Las ganancias de ahorrar electricidad podrían aumentar todavía más si las compañías también incorporasen las más adecuadas mejoras en la estructura de su edificio y en su equipamiento de oficina, calefacción, refrigeración u otros.

Las mejoras para ahorrar de energía e incrementar la productividad pueden a menudo conseguirse incluso a un coste más bajo integrándolas en las renovaciones que todas las fábricas y edificios necesitan.

Adoptar tecnologías innovadoras
Aplicar el diseño de sistemas en su conjunto va de la mano de introducir tecnologías alternativas, ambientalmente respetuosas. Muchas de ellas están actualmente disponibles y dan beneficios pero no son suficientemente conocidas. Algunas, como los"catalizadores de diseño" que están transformando la industria química, son ya éxitos imparables. Otros están todavía abriéndose camino en el mercado, retrasados por barreras más culturales y sociales que técnicas.

Algunos de los desarrollos más rompedores se basan en emular las técnicas de la naturaleza. En su libro, Biomimicry, Janine Benyus señala que las arañas convierten las moscas y grillos digeridos en seda más fuerte que la Kevlar sin necesidad de hervir ácido sulfúrico y ni alcanzar altas temperaturas.
Rediseñar la producción de acuerdo con modelos biológicos
En la segunda etapa del viaje hacia el capitalismo natural, las compañías deberán utilizar la fabricación en ciclo cerrado para crear nuevos productos y procesos que pueden evitar totalmente los residuos. Procesos de producción más eficientes podrían reducir en más de un 90% la necesidad de materiales a largo plazo para las compañías en la mayoría de sectores.
Combinar fabricación en ciclo cerrado con eficiencia de recursos es especialmente ventajoso

-Cambio en el Modelo de Negocio
Además de su apuesta por eliminar los residuos, Interface ha realizado un cambio fundamental en su modelo de negocio -tercera fase en el viaje hacia el capitalismo natural-. La compañía se ha dado cuenta de que los clientes quieren ver y caminar sobre las moquetas, pero no necesariamente ser sus propietarios. Tradicionalmente, en edificios de oficinas las moquetas se cambian cada década porque algunas partes parecen dañadas. Cuando eso ocurre, las compañías sufren el contratiempo de tener que cerrar sus oficinas y trasladar e incluso eliminar su mobiliario. Millones de kilos de moquetas son eliminadas cada año y enviadas a vertederos, dónde durarán más de 20.000 años. Para evitar este ciclo tan inproductivo y generador de residuos, Interface se está transformando ella misma desde una compañía que vende y coloca moquetas, a una compañía que suministra servicios de cobertura de suelos.
Bajo su Evergreen Lease, Interface ya no vende moquetas sino que más bien presta un servicio de cobertura de suelos por una tarifa mensual, aceptando la responsabilidad de mantener la moqueta fresca y limpia. Inspecciones mensuales detectan y reemplazan las piezas de moquetas dañadas. Normalmente, el 80% del desgaste de una moqueta
se da en sólo un 20% del área (como máximo); sustituyendo sólo las partes desgastadas se reduce el consumo de material de enmoquetado alrededor de un 80%..

-Cualquier modelo económico que desperdicie recursos naturales pierde también dinero.
El cambio hacia un modelo de negocio de servicios promete beneficios no sólo para los negocios participantes sino también a la economía global. Womack apunta que ayudando a los clientes a reducir su necesidad de bienes de capital como moquetas o ascensores y compensando a los proveedores por expandir y maximizar el valor de los activos, adoptar el modelo de servicio reduciría la volatilidad en el movimiento de bienes de capital que reside en el corazón del ciclo del negocio. Eso reduciría significativamente la volatilidad global de la economía mundial.

Reinvertir en Capital Natural
El fundamento de los libros de texto sobre capitalismo es la prudente reinversión de las ganancias en capital productivo. A los capitalistas naturales que han aumentado dramáticamente la productividad de sus recursos, cerrado sus ciclos de producción y aplicando el modelo de negocio basado en soluciones les queda todavía una tarea clave. Deben reinvertir en restaurar, mantener y expandir la forma más importante de capital: su propio habitat y la base de sus recursos biológicos.
Esto no fue siempre importante. Hasta hace poco tiempo, los negocios podían ignorar el daño provocado al ecosistema porque este no afectaba a la producción y no aumentaba los costes. Pero esa situación está cambiando

-Cambiar los procesos industriales para que realmente reabastezcan y aumenten el estoc de capital natural se ha demostrado especialmente rentable porque la naturaleza produce. La gente necesita simplemente dar un paso atrás y dejar que la vida florezca.

-Una brújula estropeada
Si la ruta a seguir es clara, porque muchas compañías se pierden o se equivocan de camino? Creemos que la razón es que los instrumentos que utilizan las compañías para establecer sus objetivos, valorar su realización, y distribuir recompensas son equivocadas. En otras palabras, los mercados están llenos de distorsiones e incentivos perversos.

La manera en que las personas son recompensadas a menudo crea incentivos perversos. Arquitectos e ingenieros, por ejemplo, son tradicionalmente compensados por lo que gastan, no por lo que ahorran. Incluso la impresionante economía del diseño readaptado para la torre de oficinas de Chicago descrita en este artículo no fue incentivo suficiente para aplicarla. La propiedad estaba controlada por un agente de alquiler que ganaba una comisión cada vez que alquilaba espacio, de modo que no quería esperar los escasos meses extra necesarios para reajustar el edificio. Su
decisión de rechazar la renovación cuatro veces más eficiente se demostró más costosa tanto para ella como para su cliente. El edificio era tan inconfortable y caro de ocupar que no se alquilaba, de forma que la propietaria finalmente tuvo que descargarlo y venderlo todo a precio de saldo. Además, para los próximos 20 años, el nuevo propietario estará privado de la oportunidad de ahorrar coste de capital.

Si las prácticas corporativas oscurecen los beneficios del capitalismo natural, las políticas gubernamentales lo socavan en gran medida. En casi todos los países del mundo, las leyes fiscales penalizan lo que más queremos -empleo e ingresos- mientras que subsidian y subvencionan lo que menos deseamos -explotación de recursos y contaminación. En todos los estados de EEUU menos Oregón, las empresas públicas reguladas son recompensadas por vender más energía, agua y otros recursos; y penalizadas por vender menos, incluso si un aumento de la producción costara más que una mejor eficiencia de cara al cliente.

Reconocer el cambio en la escasez
Al final, el problema real con nuestra brújula económica es que señala la dirección exactamente contraria. La mayoría de negocios se comportan como si las personas fueran todavía pocas y la naturaleza todavía abundante -condiciones que ayudaron a impulsar la primera Revolución Industrial. En esa época, la población era relativamente escasa comparada con la población actual. La rápida mecanización de la industria textil provocó un crecimiento económico explosivo y creó falta de mano de empleo en las fábricas y el campo. La Revolución Industrial, en respuesta a esa escasez y mecanizando una industria después de la otra, hizo que las personas fueran cien veces más productivas que nunca.
La lógica de economizar el recurso escaso, porque limita el progreso, sigue siendo correcta. Pero la forma de escasez está cambiando: ahora la población no escasea pero sí los recursos naturales. Esto se pone en evidencia de forma clara en industrias que dependen directamente de la salud ecológica.

El Capitalismo Natural enfrenta esos problemas reintegrando los objetivos ecológicos y económicos. Como es a la vez necesario como provechoso, subsumirá el industrialismo tradicional en una nueva economía y un nuevo paradigma de producción, tal y como el industrialismo subsumió previamente al agrarismo.
Las compañías que antes realicen los cambios que hemos descrito tendrán una ventaja económica. Las que no hagan ese esfuerzo no serán un problema porque al final desaparecerán. Al hacer esa elección, tal y como dijo Henry Ford, "Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, tienes toda la razón".
-----
Fuente:
http://www.terra.org/articulos/art01494.html
El libro Natural Capitalism:
http://www.rmi.org/catalog/climate.htm
versión resumida en PDF: www.terra.org/data/capitalismo_nat.pdf
Enlace via Jesus Hernádez (del foro -Nuestro voto decide-)
----------------------
Comentario
El capitalismo no es lo que estamos sufriendo ahora, podemos decir que ahora estamos en un feudalismo financiero (Otte) un mercatilismo direccionado por lobbies, y no una economia social de mercado (basada en el ordoliberalismo, el liberalismo humanista de Ropke)
La economía es una ciencia social que estudia el comportamiento humano en el consumo, distribución y producción de mercancías, materiales y servicios. Reconoce que los recursos productivos son limitados, y que es imposible satisfacer todas las necesidades materiales de la población. Intenta descubrir el mejor modo de utilizar los recursos productivos con el fin de lograr la máxima satisfacción de estas necesidades. Las ciencias económicas normalmente examinan problemas desde el punto de vista de una sociedad.
Lionel Robbins, quién dijo que la economía es la ciencia que estudia la conducta humana como una relación entre fines y medios escasos que tienen usos alternativos.
La ciencia económica, como disciplina que estudia la conducta de seres humanos en relación mutua, debe considerarse como una ciencia social, es decir, no es una ciencia exacta, por lo tanto, no bastan las demostraciones lógicas o matemáticas para aceptar que sus postulados se verifican en la realidad. Hay en la teoría económica presencia de pensamientos complejos, nociones alternativas y disímiles, ideas sobre la articulación entre lo social, lo político y lo económico Follari 2002.
Se confunde  entre economía positiva ( descriptiva, estudiar «lo que es».) y economía normativa (o política, «lo que debería ser».) Hay varias definicones como ciencia, subjetiva,objetiva o sistemica, en mi caso prefiero la sistemicauna visión sociológica de la economía que procura comprender la economía como un aspecto integral de la sociedad ( los sistemas económicos son sistemas sociales)

“Los modelos económicos deben aplicarse tal como fueron concebidos, SI los responsables de dirigir su aplicación tuvieran accountability, los paises no tendrian tantos problemas, ningun modelo económico ha sido diseñado para generar pobreza. Se han pervertido en el camino de su aplicación por ese factor tan impredecible que es el factor humano" F.Quintana 1974
------------------

Cambios necesarios: Reforma de las organizaciones supranacionales
http://www.ubuntu.upc.edu/index.php?lg=esp