25 mayo 2010

China-Europa-USA ¿Tensiones o Acoples?

Muchos de los problemas que generaron la mayor crisis económica internacional no están resueltos. El control por países como China de la libre flotación de sus monedas crea desequilibrios de competitividad en el comercio internacional. El tema fue discutido por los Ministros de Finanzas del G-7 que presionan para que Pekin cumpla con liberar su moneda. La reacción de China fue la tradicional demostrando que se siente fuerte frente a las presiones….así lo refleja AméricaEconomía.com
Estambul. El Grupo de las Siete naciones ricas (G-7) instó este sábado a China a fortalecer el yuan, pero no dio indicios de cómo podría superar la resistencia china a esa sugerencia o resolver otras tensiones sobre los tipos de cambio mundiales.
Ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-7 dijeron, en un comunicado tras reunirse en Estambul, que Pekín debe elevar su estrechamente controlada moneda para ayudar a corregir desequilibrios en el comercio mundial, que ha sido responsabilizado por impulsar la crisis financiera.
“Damos la bienvenida al continuado compromiso de China para moverse a una tasa de cambio más flexible, que llevaría a la continuada apreciación del renminbi en términos efectivos y ayudaría a promover un crecimiento más equilibrado en China y en la economía mundial”, dijo el G-7.
Pero China, aunque insiste en que intenta eventualmente liberar al yuan, ha mantenido la moneda esencialmente plana frente al dólar desde que comenzó a empeorar la crisis financiera mundial en julio del 2008.
La retórica sobre monedas en un comunicado final emitido por los ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-7 tras su encuentro en Estambul fue casi idéntica a la de una declaración divulgada tras su último encuentro, seis meses atrás.
Pekín, indiferente. China no mostró signos de prestar atención a la presión del G-7. “Nuestra política de tipo de cambio está muy clara”, dijo Yi Gang, vicegobernador del banco central, presente en Estambul para los encuentros del Fondo Monetario Internacional, en entrevista con Reuters. “Mantendremos nuestra postura política”, agregó.
El G-7 no dio muestras de abrir nuevos caminos para resolver las tensiones entre sus miembros sobre la debilidad del dólar, que se ha depreciado cerca del 12% frente a una cesta comercial ponderada desde marzo.
Francia y Canadá han expresado preocupación en semanas recientes de que un débil dólar pudiese dañar sus exportaciones.
Pero la declaración del G-7 no ofreció algo nuevo para aliviar la preocupación por la debilidad del dólar, repitiendo simplemente el lenguaje usado seis meses atrás, que mucha volatilidad de las tasas cambiarias tendían a amenazar la estabilidad económica.
La dura crisis económica por la que atraviesa el planeta, no sólo ha arrastrado al vacío a las principales economías del mundo, sino que ha desbaratado los principales paradigmas en torno al libre mercado. La dependencia casi absoluta del comercio internacional al consumo interno de los Estados Unidos ha pasado factura a más de uno. Como destaca El Blog Salmón si recordamos que hasta el año pasado Estados Unidos era el principal consumidor del planeta, podemos ver la consecuencia que su moderación en el consumo ha tenido para el resto del mundo.
Desde Alemania a Japón, pasando por Taiwán, Corea, Hong Kong y Singapur, la caída en el comercio ha sido en linea recta. La Zona Euro, en su conjunto, tendrá un descenso mayor a la de Estados Unidos, situación que se repetirá el próximo año, al igual que en Japón.

Caso de China
¿Qué condiciones se ha producido en China para que siendo un país exportador masivo muestre buenos resultados aún en plena crisis? Creo que no es secreto que está en el consumo interno. Las rápidas medidas de estabilización que ha aplicado el gobierno al desempolvar muchos proyectos que estaban archivados y ponerlos en ejecución. Además, ha volcado gran parte de sus programas a la estabilidad del campo para detener la constante migración urbana. Si China logra contener el desplazamiento del campo a la ciudad, habrá dado un paso importante en su desarrollo. Para ello ha propuesto un multimillonario plan de pensiones que beneficiará a cientos de millones de chinos y permitirá cerrar la brecha entre la calidad de vida urbana y la rural.
La fortaleza del gigante asiático ha permitido moderar la caída de los países proveedores de alimentos, minerales y petróleo, evitando una retroalimentación de la crisis. A diferencia de las anteriores, en las cuales Estados Unidos siempre era el comprador de último recurso, esta vez no hay “comprador de último recurso” dado que EE.UU. no puede comprar (al menos, no el 50% de la producción mundial, como lo hacía). China no puede reemplazar a EE.UU. en esos niveles (consume el 7% de la producción mundial), pero ha aumentado su poder de compra, al menos de materias primas. Sin embargo, hay que comprender que el comercio de materias primas y los flujos de capitales son una forma muy precaria para alcanzar los equilibrios globales que se necesitan.
Os recomiendo encarecidamente un artículo que nos habla del papel clave de China en la crisis mundial actual. Siempre se nos ha planteado como origen de la crisis a EEUU como principal culpable, y es bien cierto que ha tenido un gran peso en el desencadenante de la crisis. Pero alguien ha estado alimentando la burbuja de EEUU, y ese alguien es China.
Este artículo nos explica de forma muy clara la relación de codependencia entre las dos potencias económicas. Por un lado están las exportaciones Chinas y el gran ahorro de este país, y por el otro las importaciones de EEUU y el elevado consumo. ¿Quién depende de Quién?
Esta codependencia ha contribuido a la crisis global y por tanto China también ha tenido un gran peso en esta crisis. En este punto se nos plantea la necesidad de un cambio para que los desequilibrios comerciales a nivel global no se vuelvan a dar, y para ello China deberá variar su actual política de crecimiento hacia un mayor consumo interno.
Os recomiendo encarecidamente un artículo que nos habla del papel clave de China en la crisis mundial actual. Siempre se nos ha planteado como origen de la crisis a EEUU como principal culpable, y es bien cierto que ha tenido un gran peso en el desencadenante de la crisis. Pero alguien ha estado alimentando la burbuja de EEUU, y ese alguien es China.
Este artículo nos explica de forma muy clara la relación de codependencia entre las dos potencias económicas. Por un lado están las exportaciones Chinas y el gran ahorro de este país, y por el otro las importaciones de EEUU y el elevado consumo. ¿Quién depende de Quién?
Esta codependencia ha contribuido a la crisis global y por tanto China también ha tenido un gran peso en esta crisis. En este punto se nos plantea la necesidad de un cambio para que los desequilibrios comerciales a nivel global no se vuelvan a dar, y para ello China deberá variar su actual política de crecimiento hacia un mayor consumo interno.
Os recomiendo encarecidamente un artículo que nos habla del papel clave de China en la crisis mundial actual. Siempre se nos ha planteado como origen de la crisis a EEUU como principal culpable, y es bien cierto que ha tenido un gran peso en el desencadenante de la crisis. Pero alguien ha estado alimentando la burbuja de EEUU, y ese alguien es China.
Este artículo nos explica de forma muy clara la relación de codependencia entre las dos potencias económicas. Por un lado están las exportaciones Chinas y el gran ahorro de este país, y por el otro las importaciones de EEUU y el elevado consumo. ¿Quién depende de Quién?
Esta codependencia ha contribuido a la crisis global y por tanto China también ha tenido un gran peso en esta crisis. En este punto se nos plantea la necesidad de un cambio para que los desequilibrios comerciales a nivel global no se vuelvan a dar, y para ello China deberá variar su actual política de crecimiento hacia un mayor consumo interno.
En resumen, China ha estado prestando y exportando y EEUU pidiendo prestado y consumiendo.

Divisa
Para conseguir esto China ha basado su economía en las exportaciones, por lo que la posible apreciación de Yuan podría significar un coste no asumible para el gigante asiático. Por este motivo ha intervenido en los mercados de capitales para mantener su moneda baja respecto al dólar. De esta forma China mantiene su ventaja competitiva como país exportador.
Si China no mantuviera artificialmente su divisa baja, por el superávit en la balanza comercial el Yuan tendería a apreciarse y por tanto las exportaciones se encarecerían. Devolviendo de este modo el equilibrio comercial. Pero China esto no lo puede permitir.
Ha habido muchas críticas a China por mantener su divisa barata artificialmente, no sólo de EEUU, sino también de la comunidad internacional por las grandes implicaciones que está teniendo a nivel global.

Ahorro
Si el primer factor del desequilibrio global son las exportaciones chinas, el segundo factor que es consecuencia del primero es el gran ahorro Chino. El ahorro se da tanto a nivel de empresas, gobierno y familias debido a las políticas de subvenciones gubernamentales.

Tensiones
Últimamente se están produciendo declaraciones desde ambos bandos criticando a la parte contraria. Os detallo algunas de ellas.
• “Hemos prestado una enorme cantidad de dinero a EEUU. Desde luego estamos preocupados por la seguridad de nuestros activos..”. Wen Jiabao primer ministro chino.
• ”El presidente Obama, respaldado por las conclusiones de muchos economistas, cree que China está manipulando su divisa”. Timothy Geithner secretario del tesoro norteamericano.
• China, Rusia y Brasil estudian crear una divisa alternativa al Dólar como divisa de reserva mundial.

Desempleo
Las consecuencias para China también son graves en estos momentos, como demuestra el desempleo masivo en las ciudades costeras del sur debido a la caída de las exportaciones. Éstas eran las zonas geográficas que más han crecido en la última década con el boom de China.

Posibles Salidas
• China deberá consumir más y Occidente menos.
• Si China consume más repartirá su riqueza entre sus ciudadanos, en lugar de permitir que solamente se acumule en las arcas del gobierno y de las empresas.
• China ya ha comenzado a invertir en infraestructuras que favorecerán a un crecimiento más a largo plazo y sostenible.
Contrapartidas
Si la clase media China se convierte en una potencia económica global, va a afectar a la demanda energética China, y puede hacer que haya un acercamiento entre China, Irán y Arabia Saudí, cosa que complicaría aún más el frágil equilibrio de poder en Oriente Medio.
Si China se convierte en un gigante consumidor.. hecho que económicamente interesa a todo el mundo por el gran mercado que se abriría.. podrá el planeta satisfacer las necesidades energéticas chinas?

Tendremos que estar atentos a los acontecimientos en los próximos meses…
Javi Millet
En unas jornadas de negociaciones entre Estados Unidos y China, que están teniendo lugar estos días en Beijing, el presidente Hu Jintao, señaló que piensa relajar el mecanismo de tipo de cambio fijo para el renminbi yuan. China mantiene, en estos momentos y desde hace tiempo, un tipo de cambio fijo del yuan muy depreciado y que se ha mantenido ligado al dólar desde mediados de 2008. Esta política cambiaria ha permitido mantener muy competitivas las exportaciones chinas. De ahí que esa política haya sido muy criticada, desde hace años, por los principales mercados de exportación de China que son fundamentalmente EEUU y la Unión Europea, así como por los países emergentes que compiten con las exportaciones chinas. De llevarse a cabo, la apreciación del yuan podría repercutir positivamente en las exportaciones del resto del mundo sobre todo de las economías emergentes.
De modificarse la política de tipo de cambio no se puede esperar una apreciación rápida del yuan y una depreciación también rápida de las otras monedas. Probablemente el yuan solo se apreciaría durante este año 2010 como máximo un 5%. Eso significa que el dólar se depreciaría desde los 6,8 yuanes/dólar actuales y vigente desde 2008 a los 6,45 yuanes/dólar. Los analistas de Morgan Stanley creen que el yuan podría alcanzar un precio de 6,17 unidades por dólar a finales de 2011.
Una apreciación importante del yuan podría ser interpretada como una señal de que el gobierno estaría luchando contra la inflación, abaratando las importaciones, aumentando el consumo, mejorando el nivel de vida de los chinos y enfriando el crecimiento económico. Desde mi punto de vista, el aparato productivo chino debería ir reemplazando poco a poco la producción volcada y dedicada a las exportaciones, como motor del crecimiento económico, por la producción dirigida a satisfacer la demanda interna. Un aumento del consumo interno mejoraría notablemente el bienestar de la población.
Otro tema pendiente, y sobre el que los negociadores americanos deberían preocuparse e insistir más, es la libertad de expresión en China, que tendrá que ir avanzando al igual que lo hizo la reforma económica. La participación ciudadana en la política y en los medios de comunicación deberá ir progresando hasta que China se convierta en una sociedad democrática.
ieblogs R. Pampillon