19 marzo 2009

I-El capitalismo que viene.Parte I

Siguiendo el libro del sr. Urrutia, incorporare el párrafo que me parezca mas interesarte para comentar/debatir

Estos enfoques teóricos novedosos están relacionados con la Economía de la Información, la Revolución de las Expectativas, la Teoría de Incentivos, la Teoría del Optimo Subsidiario y con los planteamientos evolutivos y de dinámica social. El objetivo general de El Capitalismo que viene es explorar el impacto que sobre el comportamiento del homo economicus, sobre las instituciones básicas del sistema (propiedad privada, empresa, mercado y Estado) y sobre su funcionamiento general vayan a tener la globalización, la importancia creciente del conocimiento y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La PARTE I se dedica al homo post-economicus.

Las TIC hacen del agente individual algo muy distinto, en la teoría y en la práctica, de lo que creíamos entender y modelábamos hasta hace poco.
Lo imaginábamos en efecto, como un ser dotado de racionalidad funcional; pero hoy sabemos que hay otras formas de ser racional que llevan a decisiones poco corrientes y que fenómenos como la identidad o el altruismo pueden explicar algunos hechos sorprendentes.
En la práctica el agente individual ya no puede considerarse como alguien sin poder que se adapta pasivamente a las condiciones del mercado. Como consumidor relacionado con otros a través de redes más o menos activas, puede influir a través del efecto-red en la configuración de hábitos de consumo extendidos (estilos de vida) de enorme importancia para las decisiones de producción del sistema. El agente individual también puede conformarse a sí mismo como un verdadero productor (autónomo) o en un pequeño banquero de inversiones, todo ello debido a la disponibilidad de información.

----------------------------

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cooperar es una de las claves. Un ejemplo ante las dificultades de tesoreria, de creditos, con la intención de depender menos de la banca, emprendedores de Alemania, están empleando los más altos avances en tecnología en Internet y software específico para potenciar una infraestructura productiva, desde el origen de materia prima hasta el consumidor final y a través de la autofinanciación, coordinación y cooperación para depender menos de los creditos exteriores.