24 octubre 2011

N-320-Wynne Godley -Economistas- Análisis acertados,previsión de la crisis económica actual-1995

Wynne Godley, estudio  las perspectivas estratégicas de EE.UU., Reino Unido, y las economías del mundo, con el uso de modelos de contabilidad para revelar los desequilibrios macroeconómicos estructurales.
Godley nació en Londres en 1926, estudió en Oxford (PPE, 1947) y en el Conservatorio de Música de París.Durante más de dos décadas fue director del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Cambridge
Fue nombrado al panel del Tesoro británico a expertos en previsión-el independiente los llamados "Seis Sabios", en 1992, y en 1994 se afilió al Instituto Levy.
En el obituario publicado  Times de Londres el 17 de mayo de 2010."Wynne Godley, indiica que fue la generación con un pronóstico mas prerspicaz macroeconómico de la historia."

1995:-Public Policy Brief No. 23 | September 1995
A Critical Imbalance in US Trade. The U.S. Balance of Payments, International Indebtedness, and Economic Policy

 Wynne Godley, en 1995 nos indicaba la importancia de los déficit de la balanza de pagos de los Estados Unidos que ha -sido subestimado en las políticas públicas y los debates académicos, a pesar de que los mercados estadounidenses están cada vez más dominado por fabricantes extranjeros.
Godley rebate los argumentos de otros economistas sobre que el déficit de balanza depagos es de auto-corrección, sin importancia,o el resultado de otras fuerzas internas (por  un bajo de ahorro nacional), y esboza los enfoques de políticas para resolver el problema.
 "Todas las dificultades que existen, o se han vislumbrado en este escrito, podrian resolverse con una mejor cooperación internacional, de los cuales hay pocos signos en la actualidad."

http://www.levyinstitute.org/pubs/ppb23.pdf
-----------------------

-En 2000,  Wynne Godley,  Seven Unsustainable Processes Medium - Term Prospects and Policies for the United States and the World, Levy Economics Institute, 2000.
El concepto de "nueva economía" apareció en una fase coyuntural particular que se eximía, aparentemente, de un cierto número de leyes económicas. El descenso de la desocupación no parecía estimular los salarios, el crecimiento de la Bolsa parecía ser indefinidamente prolongado por fuera de todo lazo con la economía real, y la economía de Estados Unidos parecía haber encontrado así el secreto de un crecimiento sostenido. Esta configuración le ha permitido a Estados Unidos, ciertamente, registrar un crecimiento netamente superior al de Japón y de Europa, y restablecer  su situación hegemónica en dos dominios estratégico, la tecnología y el armamento. Esta configuración, sin embargo, era
contradictoria desde el principio, porque estaba acompañada de la puesta en marcha de  lo  que,  en  este artículo bastante premonitorio:
Wynne Godley indicaba "los siete procesos que no pueden durar", que podemos recordar  brevemente:
1) caída de la tasa de ahorro de los hogares,
2) aumento del endeudamiento neto del sector privado,
3) crecimiento acelerado del encaje real de la moneda,
4) crecimiento del precio de las acciones mucho más rápido  que el de las ganancias,
5) aumento del excedente presupuestario,
6) aumento  del déficit corriente,
7) aumento del endeudamiento externo.

Efectivamente, no hay escapatoria a la contabilidad: para un país dado, las necesidades y las capacidades de financiamiento deben equilibrarse y ninguna "nueva" economía permite eludir esta regla. La necesidad de ahorro de los privados debe estar cubierta por entradas de capital provenientes del resto del mundo o repercutir en el déficit presupuestario. La configuración de Estados Unidos durante la nueva economía, desde este punto de vista, puede resumirse  así: 1) un fuerte aumento de la inversión; 2) una baja regular del ahorro de los hogares que vienen a
consumir 100% de su ingreso; 3) un excedente del presupuesto federal que no basta para cubrir la necesidad de ahorro de los privados; 4) un déficit creciente de la balanza comercial, que tiene como contrapartida una entrada masiva de capitales.

2003: Wynne Godley, The US Economy. A Changing Strategic Predicament, Levy Economics Institute, Febrero
de 2003

Wynne Godley indicaba que si nada cambia, el déficit comercial, que ya es del 5% del PIB, continuará aumentando
hasta alcanzar 6,4% del PIB, a lo que hay que agregar una masa creciente de intereses que Estados Unidos deben pagar sobre la deuda externa. Evalúa en 200 o 300 mil millones de dólares este flujo neto de intereses, que llevaría a 8,5% el conjunto del déficit corriente. Si el sector privado compromete nuevas capacidades de ahorro, entonces el equilibrio contable tendría como contrapartida un impresionante hundimiento del déficit presupuestario. Simplemente para establizar el déficit comercial, sería necesario de todas manera reproducir constantemente la atractividad
de Estados Unidos para los capitales extranjeros. Ahora bien, la inestabilidad de la situación global corre el riesgo de desalentarlos. Su entusiasmo tenía una base objetiva que era la dinámica de la productividad del trabajo y los buenos niveles de rentabilidad que parecía poder garantizar duraderamente, pero estas perspectivas favorables son las que están cuestionadas hoy.

http://hussonet.free.fr/husae.pdf


------------
-En 2007 publico el libro Economía Monetaria: Un Enfoque Integrado de crédito, dinero, ingresos, producción y riqueza (con Marc Lavoie)
 Wynne Godley, enfoca tres desequilibrios: un mercado de valores sobrevaluado, el colapso del ahorro del sector privado y un alarmante crecimiento de la deuda. Los tres alcanzaron niveles sin precedente, por razones que están estrechamente conectadas. El alza masiva en los precios de las acciones alentó a las familias a gastar más y a las firmas a invertir más, lo cual fue en parte financiado por nuevos préstamos.
Incluso con un crecimiento moderado, el déficit de la cuenta corriente se sigue ampliando, en parte por el aumento en los pagos de intereses de la deuda. La política oficial también supone un crecimiento del superávit del presupuesto. Aritméticamente, un más alto ahorro gubernamental y un mayor déficit externo implican una más acentuada caída en el ahorro neto privado.

La conclusión de los autores es que con las actuales políticas la expansión norteamericana no puede mantenerse, ya que el aumento necesario en el déficit financiero del sector privado tendría que ser demasiado grande, lo cual es poco realista. El crecimiento de la deuda de las firmas y las familias sería insostenible.

Si este análisis es correcto, en el mejor de los casos los Estados Unidos enfrentarían un prolongado período de actividad lenta. La experiencia en otras partes del mundo ha demostrado que una tasa en baja del ahorro neto privado, financiada por una deuda que crece, es simplemente insostenible. Si los Estados Unidos logran por último un blando aterrizaje, donde otros en circunstancias similares fallaron, eso sin duda merecería llamarse milagro económico.
En 2007 preveia la W actual de USA, el double clip

-2008 :Strategic Analysis | December 2008

Prospects for the United States and the World: A Crisis That Conventional Remedies Cannot Resolve
La recuperación económica de los actuales  planes en consideración por los Estados Unidos y muchos otros países parecen estar concentrados en la posibilidad de utilizar una política fiscal expansiva y monetaria por sí sola.
En un nuevo análisis estratégico, Macro-Modelado del Instituto Levy  argumenta que, aun siendo bien coordinado, este enfoque no es suficiente, lo que se necesita, es una recuperación de la producción en todo el mundo, junto con los saldos sostenible en el comercio internacional.


http://www.levyinstitute.org/scholars/?auth=104
Publicaciones
http://www.levyinstitute.org/publications/?auth=104

1 comentario:

Esilleviana dijo...

Enhorabuena,
me resultó un post muy interesante.

un saludo