11 abril 2016

Keynes y Schumpeter, sonriendo juntos

Keynes y Schumpeter, sonriendo juntos

El número de este mes de abril del Fiscal Monitor del Fondo Monetario Internacional, dedica uno de sus Capítulos a las medidas fiscales en apoyo del I+D “Fiscal Policies for Innovation and Growth”. Aporta datos y evidencias sobre lo que venimos diciendo desde hace tiempo, que apoyar el I+D es la inversión más rentable que puede hacer un país…
Los autores se han animado, y para difundir sus conclusiones han publicado un post en el blog del IMF que resume muy bien el contenido del Capítulo.
En el post, recuerdan cómo en las primeras décadas del Siglo XX, los países desarrollados asistían a un período de estancamiento económico tras la gran recesión que muchos confundieron con el fin de la prosperidad ¿te suena la música a familiar, verdad? Sin embargo, en 1930 en su libro “Las posibilidades económicas de nuestros nietos, John Maynard Keynes ataca vigorosamente el pesimismo: “Me atrevo a predecir que el nivel de vida en los países progresistas dentro de 100 años será entre cuatro y ocho veces más alto de lo que es hoy en día”. Lo cierto es que la realidad ha ido dando la razón a Keynes. Si miramos la evolución de Estados Unidos, por ejemplo, vemos que la economía ha crecido en torno a la banda superior de sus predicciones (el gráfico viene del post del FMI).
Fiscal-Innovation-Chart-1La moraleja es que, por muchas incertidumbres y sombras que se acumulen en este momento (esta semana sale el Informe semestral World Economic Outlook del FMI, y ya ha avisado Lagarde que trae más sombras que luces), y por muchos ajustes que sea necesario introducir en el modelo de capitalismo global, la Historia nos enseña que las nuevas ideas traerán nuevas oportunidades. Siempre ha ocurrido así, y nunca como ahora se está invirtiendo globalmente en generar nuevas ideas. Y la Historia también nos enseña que quien invierta con acierto en estas nuevas oportunidades, generará riqueza y prosperidad.
Es de sentido común, pero a veces se nos olvida. Así que hay que sacudirse pesimismos y visiones agoreras, y hay que espabilar. El post acaba con una conclusión contundente, y una pregunta sugerente…
https://euskaditm.com/2016/04/10/keynes-y-schumpeter-sonriendo-juntos/
La innovación y el cambio son determinantes cruciales de los niveles de vida y la prosperidad a largo plazo. La I&D, un motor clave de la innovación, responde a los incentivos económicos y a las políticas públicas.
Las investigaciones del FMI demuestran que un poco de apoyo público, bien diseñado, puede rendir mucho fruto. Por ejemplo, se observa que el apoyo fiscal a favor de la I&D, justificado por los efectos indirectos internos, y a un costo de 0,4% del PIB, puede elevar el PIB un 5% a largo plazo. Si se tienen en cuenta los efectos a escala internacional, el costo subiría a 0,5% del PIB, pero los beneficios aumentarían proporcionalmente aún más, a 8%.
Las políticas fiscales inteligentes importan, importan mucho. Los sectores público y privado pueden cooperar entre sí y complementarse para impulsar la innovación y el crecimiento.
¿Se imaginan a Keynes y Schumpeter sonriendo juntos?