20 marzo 2012

Fiscal Devaluations

Fiscal Devaluations∗
Emmanuel Farhi -Harvard, Gita Gopinath Harvard, Oleg Itskhoki,Princeton
December 6, 2011


Resumen:Se demuestra que, incluso cuando el tipo de cambio no puede ser devaluado, un pequeño conjunto de instrumentos convencionales puede replicar las asignaciones reales, realizado en virtud de una devaluación del tipo de cambio nominal en un nuevo estándar en el medio ambiente keynesiano de economía abierta.
Realizamos el análisis en el marco de fijación de precios productor de supuestos alternativos o de precio en moneda local, junto con la rigidez de los salarios nominales, en las estructuras alternativas de los mercados de activos, y por las devaluaciones esperadas e inesperadas.Hay dos tipos de políticas que son equivalentes a una devaluación del tipo de cambio , un aumento en la importación tasas y subvenciones a la exportación, y dos, un aumento del impuesto al valor agregado y una reducción del impuesto sobre la nómina uniforme
En caso de devaluaciones se prevé, que dichas políticas deben complementarse con una reducción del impuesto sobre el consumo y un aumento de impuestos sobre la renta. Estas políticas tienen un impacto cero sobre los ingresos fiscales.
En algunos casos, la equivalencia requiere, además, un incumplimiento parcial de los tenedores de bonos extranjeros. 
Se discuten las cuestiones de la aplicación de estas políticas, en particular, en las circunstancias de una unión monetaria

1 IntroducciónLas devaluaciones del tipo de cambio desde hace mucho tiempo se ha propuesto como una respuesta de política deseable,los shocks macroeconómicos que afectan la competitividad de un país, en presencia de precios y rigidez de los salarios. Milton Friedman abogó por los tipos de cambio a flexibles por estos motivos. Sin embargo, los países que desean o tienen que mantener un tipo de cambio fijo (Por ejemplo, porque pertenecen a una unión monetaria) no puede recurrir al tipo de cambio  La pregunta entonces es: ¿Cómo puede la política fisscal ser utilizado para simular unla devaluación del tipo de cambio, es decir, generar los mismos resultados reales como los que a raíz de una devaluación del tipo de cambio nominal, mientras se mantiene el tipo de cambio nominal existente?
Esta pregunta sobre devaluaciones scales se remonta a la época del patrón oro
cuando los países no podían devaluar sus monedas. En ese momento, Keynes (1931) tenía la conjetura de que un uniforme  en que se valoren sobre todas las importaciones via tasas, más un subsidio uniforme en todos las exportaciones tendría el mismo impacto que la devaluación del tipo de cambio. 
La crisis actual en la zona euro ha traído una vez más devaluaciones fiscales a la vanguardia de la política.
El euro ha sido culpado por la incapacidad de los países como Grecia, Portugal, España y
Irlanda de poder devaluar sus monedas y restaurar su competitividad internacional en el mercados.

Estas declaraciones se acompañan a veces con las llamadas a los países para salir
el Euro. Al mismo tiempo se han hecho sugerencias para aumentar la competitividad a través devaluaciones fiscales con valor añadido, impuestos y subsidios sobre la nómina.
 A pesar de las discusiones en los círculos políticos, hay poco análisis formal de la equivalencia entre las devaluaciones fiscales y las devaluaciones del tipo de cambio. Esta es un área donde el debate político está por delante del conocimiento académico. 
Este documento está destinado a cubrir este vacío, ofreciendo una completo análisis de las devaluaciones fiscales en un caballo de batalla equilibrio general dinámico estocástico de equilibrio general de  un Nueva Modelo keynesiano en economía abierta.....Hay dos tipos de políticas fiscales que generan las devaluaciones SCAL. La política de RST implica un aumento uniforme en la importación tasas y subvenciones a la  exportación. La segunda política implica un aumento uniforme en impuestos al valor agregado y una reducción de impuestos sobre la nómina (por ejemplo, sociales contribuciones a la seguridad). Ambas políticas, en general, deben ir acompañadas por una reducción uniforme de los impuestos al consumo y un aumento de impuestos sobre la renta.
 Sin embargo, en algunas circunstancias, los cambios en el consumo y el impuesto sobre la renta se puede prescindir.Cuando esta última opción es posible depende de la extensión de la integridad de los mercados de activos y si los movimientos del tipo de cambio que están siendo imitadas o se prevé imprevisto.Para proporcionar la intuición de los mecanismos en juego detrás de las devaluaciones fiscales, tenga en cuenta el caso de los precios de productor de la moneda (PCP). Uno de los canales por los cuales un valor nominal de la devaluación aumenta la producción familiar en el hogar es a través de un deterioro de los términos de origen de los comercio de artículos para el hogar que hace menos costoso en relación a los bienes extranjeros. Este movimiento en los términos de intercambio puede ser imitado ya sea a través de una subvención a la exportación o a través de un aumento en el impuesto al valor agregado (que se reembolsa a los exportadores y los importadores gravan).Además, para garantizar que los precios en el país son los mismos que en virtud de una devaluación nominal, la subvención a la exportación debe ir acompañada de una importación de uniformes Tasas, mientras que un aumento de la el impuesto al valor agregado debe ser conjunto o con una reducción en el impuesto sobre la nómina.
Cuando se produce una reducción en los impuestos al consumo y un aumento de impuestos sobre la renta se requieren?Sin una reducción en los impuestos al consumo, las devaluaciones scales como resultado una apreciada tipo de cambio real con respecto a una devaluación nominal. Esto se debe a la devaluación fiscales, a pesar de tener el TCE e igual en los términos de intercambio, dar lugar a un aumento en la relación precio del consumo doméstico empaquetar una erte ausente bajo la devaluación nominal. Esta diferencia no tiene ninguna consecuencia para la asignación real cuando el comercio está equilibrado o cuando la devaluación es inesperado y los mercados de activos son incompletos, ya que ni de riesgo compartido, nidecisiones de ahorro son una eja en estas circunstancias. Como resultado, precisamente en estos dos casos, podemos prescindir del ajuste en el consumo y los impuestos sobre la renta. Por el contrario, con las devaluaciones esperadas, en ausencia de un ajuste en el consumo y impuestos sobre la renta, el comportamiento di erent del tipo de cambio real en condiciones nominales y escalable devaluaciones induce diferente ahorro y las decisiones de cartera.
2.1 Modelo de configuración
Nuestro modelo estático cuenta con dos países y dos bienes, uno producido en el país y el otro producido en extranjera. Las mercancías se producen a partir del trabajo con una tecnología lineal con la productividad * A y A, respectivamente.
Los consumidores obtienen utilidad de ambos bienes y desutilidad de la mano de obra. Por simplicidad de la exposición se adopta separables constante de elasticidad en las preferencias de consumo y el ocio y un agregador de consumo de Cobb-Douglas en el hogar y la buena extranjero. Nuestro resultados totalmente generalizar a un entorno con un general U no separable de utilidad (C, N) y un agregador de consumo general en el hogar múltiple y los bienes extranjeros.
Especificamente, la utilidad de un hogar representativo en casa viene dado por donde N es la oferta de trabajo y C es el agregador de consumo. Permitimos que el sesgo de su casa en las preferencias y denotamos por γ la proporción de productos nacionales en los gastos de consumo en cada país. (ver formulas y modelo en pdf adjunto)

-Implementación en una Unión MonetariaConsidere el modelo dinámico. En una unión monetaria, los países de renunciar a la independencia monetaria, y delegar la política monetaria a un banco central sindical. Como resultado, la del hogar restricción de presupuesto nacional del gobierno se convierte en Tt + wt + T Rt = 0, donde wt denota transferencias del banco central sindical, y suponiendo de nuevo (sin pérdida de generalidad, debido a la equivalencia ricardiana) que el gobierno tiene un presupuesto equilibrado.Nacional de la política exterior de restricción presupuestaria del gobierno es ahora * Tt + Ω * ,t = 0.Naturalmente, puesto que los miembros de una unión monetaria adoptará la misma moneda, tenemos Et ≡ ¯ E = 1.El sindicato del banco central suministra dinero M ¯ t y las transferencias de las ganancias de señoreaje a los gobiernos nacionales:M ¯ t - M ¯t-1 + wt + Ω *t = 0.La oferta monetaria total es igual a M ¯ tMientras que denotamos la demanda de dinero por el monte y M t * en el hogar y extranjera, respectivamente. De compensación del mercado monetario requiere M ¯ t = Mt + M * t.Por último, las variables de política son ahora fuente de la unión dinero y las transferencias de señoreaje ingresos, {M ¯ t, wt, Ω * t}, junto con las políticas scales de los gobiernos nacionales. Moneda (Dinero) la alimentación de los estados miembros es ahora endógena (e ectively garantizar una constante tipo de cambio nominal), con la oferta de dinero en toda la Unión dado por M ¯ t.El resto del sistema de equilibrio se mantiene sin cambios, incluyendo las limitaciones de presupuesto de los hogares en el hogar y la extranjera. Denotemos con los primos de los valores de las variables contrafactuales bajo una devaluación scal cuando los países no son parte de una unión monetaria. Sección 3 se describe la forma de aplicar una devaluación scal, en estas circunstancias con las políticas scales y la oferta monetaria nacional. Es obvio que la implementación de una devaluación scal en una unión monetaria requiere, además de la adopción de las políticas scales mismos, que la unión en toda la oferta de dinero sigue: M ¯, t = M ', t + M * ' ,t, es decir, exactamente imita la oferta monetaria agregada en las dos economías bajo un devaluación fiscal, cuando no son parte de una unión monetaria.
Si esto no se sigue, la demanda de dinero no sería satisfactorio en las asignaciones nominales a la devaluación.Cuando los mercados de activos internacionales se han completado, esta es la única política necesaria de que el banco central sindical, ya que el estado de los contingentes de los bonos puestos en los mercados de activos descentralizados se hará cargo de las transferencias de señoreaje entre los países.Fuera del caso de mercados completos, el sindicato del banco central debe distribuir de acuerdo a señoreaje wt = ΔM '

Articulo entero en: http://www.princeton.edu/~itskhoki/FiscalDevaluations.pdf
Fahri, Gopinath y Itskhoki argumentan en este estudio, que la devaluación monetaria (encarecer las importaciones y abaratar las exportaciones) equivale a una subida del IVA y reducción de las cotizaciones salariales. Si se sube el IVA, se encarecen todos los productos, los producidos por las empresas españolas y los producidos por empresas extrajeras. 
Como indica X.S i M " como las empresas exportadores reembolsan el IVA, de facto, el aumento del IVA encarece las importaciones sin encarecer las exportaciones. Al reducir las cotizaciones sociales al mismo tiempo, se abaratan los costes solo de las empresas españolas lo que les permite reducir precios a los exportadores. De este modo, la “devaluación fiscal” consigue el objetivo de encarecer los productos extranjeros y abaratar los españoles, exactamente igual que la tradicional “devaluación monetaria”.
Los autores dicen que eso puede incluso ayudar a solucionar el problema fiscal al generar más recaudación para el gobierno (aunque yo ese punto no lo veo claro ya que dependerá de si la recaudación adicional del IVA es superior que la reducción de las cotizaciones sociales).
Además, para los que argumenten que eso Alemania nunca lo permitirá ya que quiere una mayor armonización fiscal, habrá que recordarles que Alemania ya hizo una devaluación fiscal en 2007, cuando subió el IVA del 16% al 19% y redujo las cotizaciones laborales del 6.5% al 4.2%. "