22 septiembre 2009

Construccion de alternativas

No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige.
Arthur Schopenhauer.


Repasando el extracto del libro Integración económica/ Globalidad del 2003- del economista sr.Vega, que son interesantes comentar:

Nos indica se puede avanzar más hacia la construcción de alternativas si se concibe la ciencia económica como ciencia socioeconómica humana con finalidades solidarias.

Nos indica que el modelo neoliberal se caracteriza por el debilitamiento del poder de negociación de las clases medias y los trabajadores. El Estado pierde eficacia negociadora al desaparecer la función política de las clases medias. (p. 69) En la economía global, la demanda externa tiene un papel determinante. Sin embargo, el problema del plus no desaparece. El actual crecimiento del comercio derivado de la economía global no es sostenible sin resolver los parámetros de la negociación social. El plus a la remuneración de los factores, por su proyección en los precios del mercado, pasa a ser el elemento condicionante de la integración. (p. 79)
La competitividad internacional implica costos sociales que el modelo, hasta ahora, ha sido incapaz de resolver. Por cuanto, en el modelo imperante de ajustes económicos se postulan compensaciones sociales indiscriminadas, con consecuencias en la remuneración de los factores, plus, que aparece reflejado en un costo de oportunidad social de proporciones. Las secuelas más notorias se reflejan en la concentración del ingreso y el desempleo. Los medios para realizar estas políticas han sido las privatizaciones, la externalización de costos, la especulación financiera, la permisividad con relación a la preservación del medio ambiente y la virtual liquidación del patrimonio nacional.” (p. 89)

El análisis de Vega fundamenta una respuesta afirmativa a la pregunta si se necesita además de una nueva alianza de movimientos sociales con un nuevo pensamiento. Sin nuevos modelos de pensamiento,la recuperación de la capacidad negociadora que tenían las capas medias y los trabajadores en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado conduciría a los mismos resultados de los años cincuenta y sesenta. Según el análisis del autor, habría un plus que distorsionaría las remuneraciones de los factores de la producción. El alto costo de oportunidad resultante de la falta de precios reales conduciría a la conocida secuela de déficit fiscal crónica, inflación, y desempleo.

Unas soluciones que no recomienda son -el populismo y la implementación parcial de varias recetas que los historiadores llaman el “estado de compromiso” (caso de los compromisos de Zapatero) En este caso el plus derivado de la negociación social distorsiona los precios.

El segundo caso no recomendado seria el neoliberalismo indica que es otro plus distorsiona los precios. El poder del capital transnacional y nacional asociado al transnacional le permite externalizar sus costos, y además en mil otras maneras sacar un plus, debido a su poder económico y político
La tercera opcion no recomendada es la utopía de una economía sin “política” y con mercados perfectamente competitivos, en este caso no hay plus.

Reconoce que la remuneración de los factores sin las distorsiones del plus conduciría a lo que John Maynard Keynes llamaba un equilibrio de bajo nivel dejando a muchos sin trabajo y a lo que Carlos Marx llamaba la apropiación privada del producto social, dejando a muchos pobres.

Es una visión que busca alternativas, proponiendo la búsqueda de nuevos modelos..y que nos debe hacer reflexionar de la inutilidad de crear tensión entre empresarios y trabajadores, los empresarios de pymes locales que deben negociar con trabajadores una salida a la crisis aunque sea con medidas temporales y poco convencionales.
Una alianza entre trabajadores y pymes que no tiene nada que ver con las tensiones e intereses de la gran patronal-grandes empresas ni de los sindicatos actuales.

Extracto del libro en:

9 comentarios:

JOAKO dijo...

Creo haberte contado que trabajé varios años como delegado comercial de una marca de Agua mineral (Si no lo he hecho, lo hago ahora), por lo cual estoy familiarizado con el mundo de la compra/venta alimentaria. El sector conservero es pionero en la externalización de costes y producto, actualmente los esparragos que consumimos (por ejemplo) ya no son de Navarra, son chinos, pero chinos desde su siembra hasta su trasporte, el empresario español solo pone marca y mercado ¿?, con lo cual el comprador de este producto (y tantos otros)en realidad hace inmensamente rico al empresario, y desvia gran parte del precio a "China", los puestos de trabajo de los agricultores y los operarios de la conservera han desaparecido, pero no así el mercado, que sigue "pirrado" por los esparragos (que además son de una calidad excelente), este modelo se está imponiendo en muchos productos, pero es que a cambio no veo que nosotros seamos capaces de vender otro tipo de roductos o servicios para nivelar la balanza de pagos con otros (por no hablar de China). A los plíticos sistematicamente lo único que se les ocurre es hacer ferias en las que promocionan productos con denominación de orgen, pero sin mercado en el extranjero (¡con lo difícil que es abrir/crear un mercado), pero son medidas que quedan bién porque mezclan terruño y "cosmopolitismo". A tod esto ¿que pasa con los parados generados por la "nueva forma de hacer las cosas", que intentan aplicar formulas del XIX para presionar a quién no puede ser presionado por medios tan arcaicos y que en la actualidad están desplazandose hacia el gobierno, actualemte ya no se protesta contra los "capitalistas" que fugan dinero o trabajo, se hace sistematicamente contra el gobierno de turno (como si estuviera en su mano), porque al , por ejemplo conservero, le haría mas daño una huelga o protesta en China que frente al ministerio de trabajo en Madrid.
La única salvación que veo es la que propones, Pymes y trabajadores proponiendo pactos imaginativos para lograr revertir esta "espantosa" endencia...por lo menos hasta poder tener mas productos o servicios no susceptibles de ser "DESLOCALIZADOS".
Un saludo y muchas gracias por tan buen post

Ramon.Morata dijo...

La unica solucion a medio plazo que veo, son las sinergias entre pymes, las economias de escala, la colaboración en red para ganar dimension, y poder internacionalizarse. Primero a nivel nacional y despues a nivel europeo. Hay muchas empresas que en la actualidad que podrian sobrevivir si colaborasen entre ellas, se esta repitiendo el mismo caso que los años 70 en el sector textil, se perdio el -know how- el conocimiento, y las estructuras que costaron un siglo crear y desarrollar...una verdadera pena.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga dijo...

Interesante cita de Arthur Schopenhauer, el problema es que yo creo que nuestros representantes políticos, de la patronal y sindicatos si saben a donde se dirigen y cuales son sus objetivos, mantenerse en sus puestos, no dar nada a cambio e intentar imponerse sobre los demás, para después hacer un mitin y ser ovacionados por un auditorio alienado. Las pequeñas empresas se están adaptando y tanto trabajadores y empresarios se están viendo avocados a la economía sumergida para así poder mantener unos ingresos con los que pagar sus gastos. El gobierno ahora mismo es como un saco de boxeo, sin capacidad de maniobra y defendiendo la improvisación. Hasta sacuden los sindicatos amenazando con otoños calientes.

BartolomeC dijo...

Ramón, por desgracia hemos creado un monstruo difícil de destruir, hemos creado una supercasta social política que hoy por hoy resulta invencible, la idea que desarrollas es magnifica, me gustaría vivir para poder verla en funcionamiento.

Anónimo dijo...

Jose Ramon, la economia sumergida, acaba pasando factura,crea competencia desleal y se entran en unas dinamicas de normas incumplidas. Esta claro que si no hay demanda de la actual ayuda porque obliga a estar a en formacion es porque se prefiere seguir en trabajos "paralelos"... Como no podemos devaluar, no podemos bajar salarios, no somos competitivos ni productivos, el ajuste se hace via empleo. Solo con incentivos a cada autonomo y cada pyme para que asumiera un asalariado..se empezaria a notar un pequeño repunte.

Anónimo dijo...

Bartolome, esta claro vivimos en una sociedad que es muy dificil hacer cambios, reformas,los que manejan actualmente la situación de todos los ambitos, estan apalancados en sus esquemas cerrados que les han funcionado muy bien para sus intereses individuales, de grupo o de lobbies estas dos ultimas decadas creando unas "telearañas de intereses"
Lei un articulo de A.Cornella, de infonomia, que por una parte proponia dejar paso a los jovenes y por otra parte veia cierta apatia en los jovenes, seguramante abrumados por tantas dificultades para innovar, emprender.

Anónimo dijo...

Tara Hunt, experta en marketing 2.0, que publicó el libro The Whuffie Factor indica:
-El cambio acontece lentamente (Ciertamente, mucho más lento de lo que deseáramos … La gente es reacia al cambio en general. A menudo, la mejor manera de hacer grandes cambios es comenzar con algo más pequeño con un resultado discretamente medible. Cuando uno puede demostrar que los cambios que se están haciendo están dando lugar a resultados cada vez más favorables puede haber llegado el momento de aplicarlo a las cosas más grandes. Por supuesto, a veces el cambio que se necesita hacer es más fundamental y puede depender menos de acciones concretas)
- El cambio ocurre antes de que la mayoría de la gente esté preparada para ello.
- No tener una opinión, no significa que no se tiene una opinión (Tal vez uno no se sienta lo suficientemente instruido en una cuestión y por eso no opina. O tal vez no se está de acuerdo con alguién que se aprecia y no se quiere pelear con él. O tal vez simplemente no se opina por que no hay sintonía mutua que amerite opinar. Pero aún así, se tiene una opinión y está bien tenerla)
- Escuchar es la mejor estrategia de todas
- El compromiso es una metáfora errónea. La empatía es mejor.
extraccto de www.humanismoyconectivdad

Anónimo dijo...

"Ayudemos a las empresas, no sólo a algunos empresarios" LLUÍS AMIGUET - 09/06/2009 entrevista a Luigi Zingales, asesor de la Cámara de Representantes de EE. UU.; profesor de la U. de Chicago. Nos indica "Creo en un libre mercado justo y competitivo y no en el capitalismo de amiguetes"...."Muchos partidos políticos dicen que son pro mercado y en realidad sólo son pro negocios: pro negocios de unos pocos empresarios que acostumbran a ser sus amigos"

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga dijo...

Interesante el comentario de Tara Hunt.A lo mejor la mejor manera de empezar la reforma del sistema y la reforma laboral es tomándose una tila los representantes de la patronal y los sindicatos. Deberían trabajar en puntos de encuentro con moderadores que acercaran posturas. Esto me parece obvio cuando hay posturas enfrentadas atascadas en un callejón sin salida que acaba en un elevado muro. La única manera para saltarlo es que primero uno ayude al otro a subir y una vez en lo alto que el otro le coja de la mano y le ayude a subir.