06 julio 2016

El dinero en la historia del pensamiento económico: la teoría monetaria post-keynesiana y su confrontación con la ortodoxia

El dinero en la historia del pensamiento económico: la teoría monetaria post-keynesiana y su confrontación con la ortodoxia



Resumen 
Las disputas en torno a determinados aspectos del dinero, como su neutralidad y el carácter endógeno o exógeno de la oferta monetaria, han sido permanentes entre las distintas escuelas de pensamiento y autores, estando su origen, probablemente, en la época de desarrollo del pensamiento escolástico. En este artículo pretendemos, en primer lugar, realizar un recorrido cronológico e histórico sobre el tratamiento científico económico del dinero, para, en segundo lugar, poner sobre la mesa la macroeconomía ortodoxa a la que han dado lugar las interpretaciones al respecto, así como los enfoques alternativos frente a este pensamiento dominante. Finalmente, intentamos poner en valor los desa-rrollos monetarios post-keynesianos, integrados en lo que denominan " Economía Monetaria de Producción " , confron-tándolos con la llamada Nueva Síntesis Neoclásica. Palabras clave: dinero, pensamiento económico, endogeneidad del dinero, neutralidad monetaria Abstract Disputes over certain aspects of money, as its neutrality and the endogenous or exogenous nature of the money supply , have been ongoing between the various schools of thought and authors, its origin probably being at the time of development of scholastic thought. In this paper we intend, firstly, to make a chronological and historical overview about money, with the objective of highlighting the monetary developments of the orthodox macroeconomics, as well as the alternative approaches against this dominant thought. Finally, we try to value the post-Keynesian monetary developments, which are integrated into what is called " Monetary Economy of Production " , confronting them with the so-called New Neoclassical Synthesis. 

1. Introducción 
Las controversias sobre el papel del dinero en la economía han sido permanentes entre las dis-tintas escuelas de pensamiento y autores, estando su origen, probablemente, en la época de desarrollo del pensamiento escolástico. Algunos de los pensadores que podemos situar en esta corriente medieval ya bosquejaban una primitiva " teoría cuantitativa del dinero " , al asociar vaga-mente las variaciones en los precios de las mercancías con la entrada de oro y plata en Europa procedente de las colonias españolas de América. 

Este planteamiento exógeno del dinero derivaría de la supuesta e histórica vigencia en el mundo de un sistema dinero-mercancía, en el que la base monetaria de los países podía verse alterada por el intercambio comercial (esto es, por la existencia de flujos internacionales de metales preciosos entre las naciones) o por el descubrimiento de nuevos yacimientos de oro, siendo, por tanto, las variaciones de la cantidad de dinero en circulación no susceptibles de manipulación política ni controlables directamente por los agentes, esto es, exógenas al sistema.

De igual modo, en un sistema capitalista como el actual, donde prevalece el dinero fiat o fiduciario,cuyo valor se sustenta en una relación de confianza en la institución emisora (al no tener dicho dinero como contrapartida un determinado montante de metales preciosos), y donde opera el multiplicador monetario a través del control de reservas por parte del Banco Central, la exogeneidad vendría determinada en cuanto a que los bancos actúan como simples agentes pasivos, intermediando entre los depósitos de los ahorradores y los préstamos a sus clientes, y también en cuanto a que el Banco Central es capaz de controlar tanto a corto como a largo plazo la base monetaria.."

.sigue en enlace.

2. El legado del patrón dinero-mercancía: un repaso bibliográfico
Un asunto recurrente en el análisis del papel del dinero que realiza la teoría económica moderna es la disyuntiva entre aquellos que piensan que los cambios exógenos en la oferta de dinero juegan un papel causal sobre la variación del nivel de precios, sin afectar a las variables reales, frente a aquellos otros que defienden que las variaciones en la oferta monetaria son endógenas, respondiendo a los cambios en la actividad económica, permitiendo de este modo financiar el comienzo de nuevos procesos de producción.
...sigue en enlace

3. La construcción de la Nueva Síntesis Neoclásica
Los fundamentos de la teoría monetaria neoclásica, que siguiendo la tradición clásica se posicionan dentro del análisis real, contienen una mezcla de elementos neo-walrasianos y neowicksellianos. La trascendental influencia de ambos autores se materializa en aspectos centrales del paradigma neoclásico como el equilibrio general y la existencia de una tasa de interés natural.
A diferencia de los otros autores corresponsables de lo que hoy conocemos como revolución marginalista,Walras (1877) elaboró un esquema de ecuaciones basado en un modelo de trueque perfecto, en el cual no había asignado rol alguno al dinero, puesto que no era necesario para conseguir el equilibrio general de los precios relativos de todos los bienes....

4. La alternativa de una teoría monetaria de producción
Mientras que en la economía ortodoxa el dinero tiene un papel irrelevante, integrándose en el intercambio en forma de stock como si fuese lanzado desde helicópteros, tal como evocase Friedman (1969), los economistas post-keynesianos toman la oferta monetaria como endógena e impulsada por la demanda, situando el dinero en el núcleo de su análisis como parte integral para el comienzo del proceso de producción, y prestando especial atención a las contrapartes de los préstamos otorgados por el sistema bancario.
El principio de demanda efectiva, esencial en la estructura de una Economía Monetaria de
Producción, implica que las empresas demandarán crédito en función de las expectativas de realización de un beneficio monetario, por lo cual la oferta de dinero no puede ser establecida arbitrariamente por el Banco Central. De esta forma, el dinero nunca puede ser concebido como neutral.
La idea básica, como señalase Kaldor (1970) en su famosa crítica al monetarismo, niega la
correlación entre el crecimiento de la oferta monetaria y el nivel general de precios, como es establecido en la Teoría Cuantitativa. Contradiciendo la causalidad señalada por la ecuación de Fisher se postula una lectura inversa de la misma, siendo las fluctuaciones de la demanda, determinadas en última instancia por el crecimiento de la renta global, las que dan origen a los cambios en la oferta monetaria.

5. Reflexiones
Desde los economistas clásicos, el análisis real se alza como eje dominante en la manera de hacer economía. La teoría de precios relativos definidos como tasas de sustitución entre bienes físicamente determinados, antes e independientemente de cualquier referencia al dinero, es la base sobre la cual se erige la teoría del equilibrio general, núcleo irrebatible dentro de la economía neoclásica. Solo posteriormente se introdujo el dinero como un “velo”, un dispositivo neutral que no afecta en nada a la estructura y niveles de precios relativos y a las funciones de oferta y demanda que les están asociadas.
Hemos visto que hubo oportunidades en la historia de cambiar el enfoque analítico y de
orientar el mismo hacia la concepción de una economía monetaria de producción. Sin embargo, la defensa de la teoría cuantitativa por la ortodoxia durante el siglo XIX y la posterior anulación de la revolución de Keynes en el XX lo impidieron.
La defensa de la Teoría Cuantitativa por parte de los economistas clásicos se fundamentó
principalmente en las restricciones reales inherentes al mundo en el que vivieron, las cuales
quedan reflejadas en el pesimismo de Ricardo (1817), cuya vigorosa campaña para la revocación de la Ley de Granos en Inglaterra se basó, fundamentalmente, en intentar salvar de alguna manera estos obstáculos impuestos por los rendimientos decrecientes de la tierra para retrasar el estado estacionario.

Por su parte, la neutralización de la revolución comenzada por Keynes se consumó cuando
autores como Hicks consiguieron desproveer a la obra del economista de Cambridge de sus elementos más críticos. El propio Hicks reconoció un sesgo en su visión de la Teoría General, admitiendo que había omitido erróneamente la discusión sobre la incertidumbre o las expectativas, dejando sin sentido a la preferencia por la liquidez tal como queda representada en el modelo IS-LM (Hicks, 1980). Igualmente grave es la ausencia del dinero y del crédito en este modelo,tal y como ocurre en el conjunto de la teoría neoclásica, que podría haberse orientado por otros caminos más prometedores en cuanto a su utilidad prescriptiva si la obra de Fisher y el proceso acumulativo descrito por Wicksell hubiesen sido tomados en consideración.
Hubo que esperar hasta Minsky (1986) para incluir las deudas en un esquema coherente que considerase el papel de los bancos en una economía capitalista de crédito puro, con efectos de retroalimentación que alejan la economía de su equilibrio, tal y como se expone en su “hipótesis de inestabilidad financiera”.
En nuestro criterio, el análisis de la creación de dinero endógeno está fuertemente ligado al
funcionamiento y la evolución del sistema económico y de las instituciones. Las innovaciones en el sistema bancario se originaron de las necesidades que la expansión de la producción y la inversión en una economía en crecimiento, desde unos primeros estadios donde una oferta monetaria inelástica provocaba una tendencia de la economía a pararse antes de llegar al pleno empleo. La idea de que el ahorro es una condición previa a la inversión, tal y como sostiene la visión del negocio bancario como mero conductor del ahorro, se vuelve equivocada cuando el sistema bancario alcanza la etapa en la cual sus pasivos se convierten en los medios de pago preponderantes, de manera que los bancos en su conjunto pueden expandir el crédito hasta un múltiplo de sus reservas.
Un análisis complejo que pretenda renovar el estudio de los fenómenos del crecimiento y de las fluctuaciones debe abandonar la dicotomía clásica e integrar las cuestiones en torno al dinero y las relaciones de endeudamiento. Ello supone analizar el mundo real con sus características propias, en lugar de un mundo idealizado al que intentar ajustarse, tal como plantean los relativamente recientes esfuerzos de la teoría del circuito schmittiana de ajustar el análisis walrasiano al proceso de producción (Schmitt, 1984). Este planteamiento oscurece el tratamiento de la endogeneidad del dinero y su no neutralidad partiendo de una definición del dinero como forma numérica del producto; esto es, un numerario. Con el rechazo de que el dinero sea un activo financiero, los bancos no actuarían como creadores de poder de compra con la emisión del mismo, sino que delimitarían su actividad a una intermediación financiera intertemporal en la que los depósitos bancarios medirían el poder de compra de los titulares de las rentas de nueva formación de la economía, es decir, de la nueva producción hecha por los trabajadores, llevándonos de nuevo a la máxima de Say de que los productos compran productos.
Nuevamente, vemos aquí la monetización de la producción que nos lleva al callejón de una
economía de trueque que queda lejos de la realidad de la actividad bancaria, y no al desarrollo de una Economía Monetaria de Producción. El enfoque de la endogeneidad de la oferta monetaria tiene una explicación clara: los gastos previstos son financiados gracias a los créditos concedidos por el sistema bancario, realizándose la financiación de la inversión adicional con la creación de poder de compra.
Creemos que el hecho de que el sector privado no pueda iniciar cambios en la oferta de dinero, o lo haga cuando quizás ello no sea lo pertinente, presenta unos desafíos que debemos abordar repensando el papel del dinero en los modelos tradicionales. Avanzar hacia una síntesis de los trabajos de Marx, Schumpeter, Keynes y Minsky, tal y como intentan de alguna manera promover los diversos desarrollos de teoría monetaria inmersos en la escuela post-keynesiana, es terreno fructífero para una teoría económica más útil en la prescripción de soluciones que, como vemos en situaciones turbulentas como la actual, la economía neoclásica no parece poder proveer.


6. Bibliografía
-Alonso, Miguel A.; Bagus, Philipp; y Rallo, Juan R. 2011. Teorías del ciclo económico: principales contribuciones y análisis a la luz de las aportaciones de la Escuela Austríaca
-Anisi, David. 2005. La macroeconomía al comienzo del siglo XXI: una reflexión sobre el uso y posterior abandono del llamado keynesianismo. Principios: Estudios de Economía Política, 1, 37-55.
-Arestis, Philip; y Sawyer, Malcom. 2008. A critical reconsideration of the foundations of monetary policy in the new consensus macroeconomics framework. Cambridge Journal of Economics, 32(5), 761-779.
-Arnon, Arie. 2011. Monetary theory and policy from Hume and Smith to Wicksell: Money, credit,and the economy. Cambridge, Cambridge University Press.
-Blanchard, Olivier. 2009. The State of Macro. Annual Review of Economics, 1(1), 209-228.
-Blaug, Mark. 1962. Economic Theory in Retrospect, Homewood, Illinois: Richard D. Irwin.
Versión en español de Mark Blaug, 1985. Teoría económica en retrospección. México, Fondo de la Cultura Económica.
-Boermans, Martijn A.; y Moore, Basil J. 2009. Locked-in and Sticky Textbooks: Mainstream
Teaching of the Money Supply Process, 14845. Munich, University Library of Munich.
Bougrine, Hassan y Seccareccia, Mario. 2006. El papel de los impuestos en la economía nacional.En Pierre Piégay y Louis-Philippe Rochon (eds.), Teorías monetarias poskeynesianas.Madrid, Akal.
-Cantillon, Richard. 2011 [1755]. Essai sur la Nature du Commerce en Général, París, Institut Coppet, edición de Stéphane Couvreur.
-Chick, Victoria. 1990. La macroeconomía según Keynes. Madrid, Alianza Editorial.
—1986. The evolution of the banking system and the theory of saving, investment and interest,Economies et Sociétés, 20, (Monnaie et Production, 3), 11-26.
Chick, Victoria; y Dow, Sheila. 2013. Post-Keynesian Theories of Money and Credit: Conflicts and (some) Resolutions. In Geoffrey Harcourt and Peter Kriesler (eds.), The Oxford Handbook of Post-Keynesian Economics, Oxford, volumen 1: Theory and Origins.
-Deleplace, Ghislain. 2008. La absorción de la Macroeconomía por la Microeconomía. Lecturas de Economía, (69), 245-298.
-De Roover, Raymond. 1955. Scholastic economics: survival and lasting influence from the sixteenth century to Adam Smith. The Quarterly Journal of Economics, 69 (2), 161-190.
-De Roover, Raymond; y Kirshner, Julius. 1974. Business, banking, and economic thought in late medieval and early modern Europe. Chicago, University of Chicago Press.
Fanfani, Amintore. 1933. Le Origini dello spirito capitalistico in Italia. Milán, Vita e pensiero.
-Fontana, Giuseppe; y Passarella, Marco V. 2014. Aggregate Demand, Money and Finance within the New Consensus Macroeconomics: a Critical Appraisal. FESSUD Project: Working

Paper Series.
-Fisher, Irving. 1911.The purchasing power of money. New York, Macmillan
-Friedman, Milton. 1969. The Optimum Quantity of Money. London, Macmillan.
— 1987. Quantity theory of money. En John Eatwell, Murray Milgate, and Peter Newman, The New Palgrave: A Dictionary of Economics. New York, Macmillan, 3-20.
-Friedman, Milton; y Kuttner, Kenneth N. 2010. Implementation of Monetary Policy: How Do
Central Banks Set Interest Rates? NBER Working Paper, 16165.
-Galí, Jordi; y Gertler, Mark. 2007. Macroeconomic Modeling for Monetary Policy Evaluation.
The Journal of Economic Perspectives, 21(4), 25-45.
-Giacomin, Alberto. 2007. Paper money: a reassessment of Adam Smith’s views. En Alberto
-Giacomin y Maria Cristina Marcuzzo (eds.), Money and Markets: A doctrinal approach.
Londres, Routledge.
-Giraldo, Andrés F. 2006. La neutralidad del dinero y la dicotomía clásica en la macroeconomía.Cuadernos de economía, 25(45), 75-93.
Graziani, Augusto. 2003. The monetary theory of production. Cambridge, Cambridge University Press.
-Halévi, Joseph; y Taouil, Réduane. 2005. La exogeneidad de la inversión: de las leyes sistémicas
de acumulación y crecimiento a las condiciones de demanda efectiva. En Mark Setterfield
(ed.), La economía del crecimiento dirigido por la demanda. Madrid, Akal.
Häring, Norbert. 2013. The veil of deception over money: how central bankers and textbooks distort the nature of banking and central banking. Real-world Economics Review, 63, 2-18.
-Hayek, Friedrich A. 1931. Prices and Production. Londres, Routledge.
-Hein, Eckhard. 2008. Money, Distribution and Capital Accumulation. New York, Palgrave
MacMillan.
-Hicks, John. 1937. Mr. Keynes and the “Classics”: a suggested interpretation. Econometrica, 5(2), 147-159.— 1980. IS-LM: an explanation. Journal of Post Keynesian Economics, 3(2), 139-154.
-Hume, David. 1752. Political discourses. Edinburgh, A. Kincaid and A. Donaldson.
Jijón, Armando. 2000. Breve reseña histórica sobre la literatura relacionada con la neutralidad monetaria. Cuestiones Económicas, 16 (2), 193-2015.
-Kaldor, Nicholas. 1970. The new monetarism. Lloyds Bank Review, 97(1), 1-18.
-Kaldor, Nicholas; y Trevithick, James. 1981. A Keynesian Perspective on Money. Lloyds Bank Review, 139, enero, 1-19.
-Kalecki, Michal. 1990. Capitalism: Business Cycles and Full Employment. In Jerzy Osiatynski (ed.), Collected Works of Michal Kalecki, Oxford, Clarendor Press, vol.1.
-Keen, Steve. 2015. La economía desenmascarada. Madrid, Capitán Swing.
-Keynes, John M. 1936. The General Theory of Interest, Employment and Money. London,
Macmillan Cambridge University Press. 
— 1937a. Alternative theories of the rate of interest. In Harry G. Johnson and Donald E. Moggridge (eds.), The Collected Writings of John Maynard Keynes, London, Macmillan Cambridge University Press, vol. XIV.
— 1937b. The “ex ante” theory of the rate of interest. In Harry G. Johnson and Donald E. Moggridge
(eds.), The Collected Writings of John Maynard Keynes, London, Macmillan Cambridge
University Press, vol. XIV.
— 1982. The Collected Writings of John Maynard Keynes. In Harry G. Johnson and Donald E.
-Moggridge (eds.), London, Macmillan Cambridge University Press, vol. XXVIII.
-King, John E. 2009. Historia de la economía poskeynesiana desde 1936. Madrid, Akal.
— 2015. Advanced Introduction to Post Keynesian Economics. Cheltenham, Edward Elgar.
Lavoie, Marc. 1984. The Endogenous Flow of Credit and the Post Keynesian Theory of Money. Journal of Economic Issue, 18 (3), 771-797.
— 2006. Introduction to post-Keynesian economics. Nueva York, Palgrave Macmillan.
— 2011. The history and methods of post-Keynesian economics. In Eckhard Hein and Engelbert. Stockhammer (eds.), A modern guide to Keynesian macroeconomics and economic policies. Cheltenham, Edward Elgar.
— 2014. Post-Keynesian Economics: New Foundations. Cheltenham, Edward Elgar.
Law, John. 1705. Money and Trade Considered with a Proposal for Supplying the Nation with Money. Edinburgo, R.&A. Foulis.
Lindner, Fabian. 2015. Does Saving Increase the Supply of Credit? A Critique of Loanable
Funds Theory, World Economic Review, 4.
Locke, John. 1691. Someconsiderations of the consequences of the lowering of interest, and raising the value of money. Londres, Awnsham and John Churchill.
Marx, Karl. 1978 [1867]. El Capital. Crítica de la Economía Política. Madrid, Siglo XXI, Libro
I.— 1979 [1885]. El Capital. Crítica de la Economía Política. Madrid, Siglo XXI, Libro II.
McLeay, M.; Radia, A. y Thomas, R. 2014.Money creation in the modern economy. Bank of
England Quarterly Bulletin, Q1.
Minsky, Hyman. 1986.Stabilizing and Unstable Economy. Nueva York, Yale University Press.
Moore, Basil J. 1988.Horizontalists and Verticalists: The Macroeconomics of Credit Money.

Cambridge, Cambridge University Press.
2006. La endogeneidad de la oferta de dinero: ¿se fija el precio o la cantidad de reservas? En Pierre Piégay y Loius-Philippe Rochon (eds.), Teorías monetarias poskeynesianas. Madrid, Akal.
Ospina, Armando G.; y García, Alejandro T. 2009. Una revisión de los principales desarrollos de la teoría económica neoclásica en las últimas décadas y sus perspectivas. Revista Páginas, 83, 17-38.
Palley, Thomas I. 2013. Horizontalists, verticalists, and structuralists: the theory of endogenous money reassessed. Review of Keynesian Economics, 4, 406-424.
Quesnay, François. 1985 [1765] Derecho natural, Madrid, Centro de Estudios Constitucionales,versión en castellano contenida en Escritos Fisiocráticos.
Ricardo, David. 1817. On the Principles of Political Economy and Taxation. Londres, John
Murray.
Rogers, Colin. 1989. Money, Interest and Capital: a study in the foundations of monetary theory. Cambridge, Cambridge University Press.
— 2013. The Scientific Illusion of New Keynesian Monetary Theory. In Geoffrey Harcourt and Peter Kriesler (eds.), The Oxford Handbook of Postkeynesian Economics, Oxford Handbooks, vol. 1.
Roncaglia, Alessandro. 2006. La riqueza de las ideas. Una historia del pensamiento económico.
Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza (Traducción de Jordi Pascual Escutia).
Say, Jean-Baptiste. 1803. Traité d'économie politique, Traité d'économie politique ou simple
exposition de la manièredont se forment, se distribuent et se composent les richesses. París,Crapelet.
Schmitt, Bernard. 1984. Inflation, chômageet malformations du capital: macroéconomiequantique.Suisse, Albeuve, Castella; Paris, Économica.
Schumpeter, Joseph A. 1912. Theorie der wirtschaftlichen Entwickung. Leipzig, Duncker &
Humblot. Traducción al ingles publicada en 1934, The Theory of Economic Development.
Cambridge, MA, Harvard University Press.
— 1954. History of Economic Analysis. Londres, Allen Unwin. Versión española (2012), Historia del análisis económico. Barcelona, Ariel.
Segura, Julio; y Rodríguez Braun, Carlos. 1998. La economía en sus textos. Madrid, Taurus.
Smith, Adam. 1776.An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations, London: W. Strahan and T. Cadell.
Smithin, John. 2013. Keynes's theories of money and banking in the Treatise and The General Theory. Review of Keynesian Economics, 1(2), 242-256.
Taylor, Lester D. 2008. Capital, Accumulation and Money: An Integration of Capital, Growth
and Monetary Theory. Springer (2ª ed.).
Thornton, Henry. 1802. An enquiry into the nature and effects of the paper credit of Great Britain.Londres, J. Hatchard, vol. 595(6).
-Turgot, Anne Robert Jacques. 1766. Réflexions sur la formation et la distribution des richesses.Versión en castellano por Eduardo Escartín González (2003). Estudio y traducción de la obra: Reflexiones sobre la formación y la distribución de las riquezas de R. J. Turgot. Sevilla,Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla.
-Woodford, Michael. 2009. Convergence in macroeconomics: elements of the new synthesis.American economic journal: macroeconomics, 1(1), 267-279.
-Walras, Leon. 2003 [1877]. Elements of pure economics or the theory of social wealth. London,Routledge.
-Wicksell, Knut. 1898. Geldzins und Güterpreise. Jena, G. Fischer. Traducción de la obra al
inglés en Richard F. Kahn (1936). Interest and Prices. Londres, Macmillan.

-Wray, Randall. 2015. Teoría Monetaria Moderna. Berlín, Lola books

https://www.researchgate.net/publication/304898134_El_dinero_en_la_historia_del_pensamiento_economico_la_teoria_monetaria_post-keynesiana_y_su_confrontacion_con_la_ortodoxia