30 noviembre 2013

N-465.El gran cambio

El Gran Cambio
No vivimos una crisis financiera y económica pasajera, sino los efectos de un gran tsunami geopolítico y social en el mundo: el gran cambio. Es el final de una larga etapa de expansión de Occidente y una basculación de poder y riqueza a otras partes del mundo.

El liderazgo de los países emergentes y la irrupción de las nuevas tecnologías han convertido en obsoletos los modelos de negocio tradicionales.

Una superglobalización que, inesperadamente, se ha vuelto contra los países ricos que la promovieron.
Los políticos trataron de preservar los Estados del bienestar mediante un nuevo esquema internacional de deudas que solo agravó las cosas.

Una huida adelante.

El relevo occidental era inevitable.
La clase política devino una burocracia negligente y corrupta, forma de gobierno que bien puede desembocar en el final de los grandes partidos y en la transformación de los modelos de representación ciudadana
Protagonizamos un periodo histórico de destrucción creativa. Entraremos en una nueva era que, tras destruir, abrirá también oportunidades a emprendedores y empresas.

--

Nos encontramos a las puertas de una nueva era, un gran cambio se nos viene encima, lo que hay supera los términos de una crisis, ya no podemos hablar de crisis sino de cambio de era. Tres son los factores esencialmente de influencia como origen de nuestros males : Globalización prematura, neoendeudamiento y gobernanza negligente. Estos tres elementos llevan gestándose desde finales de los ochenta y ahora empezamos a tomar conciencia de ello debido a un cambio sistémico que se completa en tres etapas : intruducción, crecimiento y generalización, y prueba de ello son las burbujas tecnológica e inmobiliaria que hemos padecido.

El año 2001 marca hitos históricos de un elevado impacto global:

a) Final de la burbuja tecnológica en 2001.
b) Atentado de las Torres Gemelas.
c) Entrada en China en la Organización Mundial del Comercio.
d) Renuncia a la política monetaria de los bancos centrales europeos en favor del BCE.

El atentado de NY en... septiembre de 2001 acentuó una política monetaria expansiva, que ha mantenido artificialmente la economía hasta fechas actuales. El dinero inyectado por la Reserva Federal se fue a varios destinos: a financiar déficits públicos, a hipotecas que aceleraron la burbuja inmobiliaria, y a créditos para el consumo. En definitiva el endeudamiento de los países desarrollados se disparó a niveles nunca vistos ni sospechados, agotando el modelo de crecimiento vigente.
No hay que darle más vueltas, nuestro modelo económico obedeció esencialmente a dos mecanismos: la creación ilimitada de dinero y una deuda financiada por los países emergentes. Ni austeridad ni gasto van a impedir las consecuencias del gran cambio que estamos viviendo. Nos ha tocado, para bien o para mal, protagonizar en primera persona un episodio de "destrucción creativa".


En linea con los mismos debates en facebok y en este blog sobre los cambios que se estan produciendo esta ultima decada.