29 mayo 2013

Geoeconomia geopolitica según Luciano

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/ec/jec8/Datos/documentos/comunicaciones/Mundial/Vasapollo%20Luciano.PDF


LOS OBJETIVOS EXPANSIONISTAS DE LOS POLOS GEOECONÓMICOS HACIA LA EURASIA.
Luciano Vasapollo (Profesor de Statistica Aziendale, Fac. di Sc. Statistiche, Univ. “La Sapienza” Roma, Director Cientìfico CESTES-PROTEO).
luvasopo@tin.it cestes@tin.it

1.La creación del nuevo polo europeo de carácter geoeconómico internacional

La gestiòn de la crisis del modelo fordista-taylorista consiste en evitar una desvalorizaciòn significativa del capital,
 inventando siempre nuevas salidas en un contexto especulativo de globalizaciòn financiera y de gran competencia global.
 Para evitar una desvalorizaciòn del capital se adoptaron una serie de medidas, como por ejemplo el cambio flexible, los
impuestos de interès muy elevados, las privatizaciones, la desregulacion, el ataque a los sueldos de los trabajadores y al Welfare State.
 Fueron abatidas las políticas de proteccion social y se acentuaron las características precarias en el mundo del trabajo.
La gestiòn de la crisis fordista, hasta ahora usada, tiene elementos de debilidad: por un lado acentùa la dicotomìa del sistema 
Oeste nuevo Este, además de Norte-Sur. 
Por otra parte, produce efectos sociales al interior de Occidente, que tiene un capitalismo avanzado y que puede, por tanto, 
poner en discusiòn los modelos polìticos-econòmicos y, ante todo, de las polìticas sociales.


En este contexto se produce la construcciòn de la Europa monetaria. 
Los problemas econòmicos y sociales relacionados con esta construcción, coincidieron con la crisis asiàtica.

La difusión de la crisis, desde Tailandia a las otras economìas de la regiòn, puso en evidencia como mercados financieros, 
fuertemente integrados y reactivos, pueden por un lado favorecer la destinación eficiente de los recursos, pero por otro aumentan 
los riesgos de contagio entre los paìses con factores de desequilibrio en gran medida comunes.


La experiencia del sudeste asiático evidenció la estrecha relaciòn entre las crisis cambiarias y bancarias, y el mismo 
proceso de globalización financiera, en un 
contexto posfordista caracterizado por polìticas monetarias restrictivas con fuertes consecuencias en el plano internacional, 
dominado por una ruptura de los precedentes equilibrios.